Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO El Sr. CALBETON declara que le han satisfecho las explicaciones dadas, pero algo muy importante ha debido ocurrir cuando no se ha llevado el proyecto á la sanción regia. El ministro de HACIENDA manifiesta que los dos dictámenes discutidos en ambas Cámaras son xactamente iguales. I,o ocurrido es que al llevarse el proyecto votado al ministerio de Hacienda se notó ¿m eáror de redacción en el. art. i. al cual se hsfeía aceptado una enmienda ó modificación, y no se redactó el artículo con la clariBad debida. Eíp 3 r. CALBETON declara que la cosa es i más áe lo que parece y toda la responsabilidades del ministro, el cual tendrá que presentar un nuevo proyecto de ley referente al art. 1.0 Es tanto más lamentable esto, por no ser la primera vez que ocurre un conflicto, con una ley. El miqistro de HACIENDA dice que cuando el Gobierno se dio cuenta del error estaba ya discutido el art. 1.0 y en seguida iiizo observar el error padecido. El Sr. CALBETON: Conste, pues, que toda la responsabilidad es de la Secretaría del Congreso. El Sr. POLO Y PEYROLON pide que se sierren las escuelas laicas de Valencia. t El Sr. DE BUEN pregunta al ministro si el obierno considera ilegales las escuelas laicas. i El ministro de la GOBERNACIÓN declara que al Gobierno se le ha dirigido un ruego acerca de las escuelas laicas de Valencia. fe El Sr. DE BUEN dice que el ministro no ha contestado á lo que se le pregunta. Se le ha preguntado si son constitucionales las escuelas laicas, v sobre esto nada ha coníestado. j Rectifican los Sres POLO Y PEYROLON y DE BUEN. 2 t DE NOVIEMBRE DE ¡9o8: EDICIÓN P A U 7. Pero como, según el Sr. Pedregal lo ue ha explicado es sencillamente lo que ya sabía Todo el mundo, la confusión, lejos de deshacerse, continúa. Interviene, como no podía menos de suceder tratándose de un debate tan complicado, el Sr. Azcárate; hace una larga y detalla historia de las vicisitudes que han sufrido las 50.000 pesetas en diversos presupuestos. Y en vista de que no es posible llegar á un acuerdo, el PRESIDENTE suspende el debate, y en cuanto se lee el despacho or dinaiio levanta la sesión. SESIÓN DEL DI A 21 DE NOVIEMBRE DEjgoS que el oradpr califica de fetichismo, y del cual este Gobierno está dando pruebas uno y otro día. Y si no- -dice- ¿cómo se puede explicar que ala reina de los ángeles y patriarcas, á la reina del cielo, á Nuestra Señora del Pilar, se la hayan concedido honores de capitán general? ¿No es estojridiculo? ¿No es poner en práctica el fetichismo en su más extrema forma? Pues esto, realizado por ese Gobierno, no abona más que á su política retrógrada y á que se repita como en pasa dos tiempos, que es preciso thacer todo Ic posible para que desaparezca la perniciosa manía de pensar. Estudia después, por qué es íegresivc este proyecto que se discute, por qué entre otras cosas, trae los votos corporativos, que llegarán en su día á ser juez y parte en mu chas- cuestiones locales; los alcaldes corregidores, que son también otro retroceso en el derecho político, por significar mixtificación de poderes. Y termina tratando de la hacienda municipal. (Continúa la sesión. T ajo la presidencia del Sr. Dato, comienza la sesión á las tres en punto. En el banco azul, el presidente del Consejo y el ministro de Fomento. ORDEN DEL DÍA CONGRESO FINAL DE LA SESIÓN DE AYER PRESUPUESTOS El Sr. CASTRO CASTEL. AIN retira todas las enmiendas que tenía presentadas al presupuesto del ministerio de Estado, y así se acuerda, y en votación ordinaria, á pesar de que el Sr. AZCARATE advierte que una de las enmiendas en cuestión fue admitida en votación nominal. Sin discusión se aprueban los seis primeros capítulos. En el 7.0 defiende el Sr. PEDREGAL un voto particular solicitando que se rebaje al del capítulo de la Obra Pía 75.000 pesetas, puesto que MO se trata de una carga de jusORDEN DEL DÍA ticia, y se aumente dicha cantidad á las Couuuúael debate acerca del proyecto 40.000 pesetas consignadas en otro capítulo de Administración local. para la repatriación de emigrantes. El Sr. CALBETON consume el segundo El presidente deíla Comisión, Sr. AlStturno en contra de la totalidad. DRADE, y el ministro de ESTADO impugEmpieza declarando que teniendo empe- nan el voto, porque entienden que no es poña una legión, la vascongada, en donde hay sible segregar eantidad alguna de los fonuna administración provincial y municipal dos de la Obra Pía sin contrariar la volunque es un verdadero modelo y que debían tad de los donantes. copiar las demás provincias españolas, no El Sr. PEDREGAL demuestra que en se hace caso de esto por el jefe del Gobier- 1904 se segregaron 50.000 pesetas para mino y adapta del extranjero principios mal siones en Guinea. copiados de los nuestros, sin tener siquiera Con este motivo se promueve un vivísila cortesía de consultar con el más modesto mo y movido debate entre los tres oradores. de los diputados provinciales de las VasEl Sr. Pedregal deduce de las frases del congadas, que seguramente le hubiera Sr. Andrade que éste es el primero que no aconsejado cómo se resuelve el problema. -está conforme con el dictamen. Trata después de demostrar que este proEl Sr. ANDRADE contesta que sea cual yecto que se discute es inoportuno y retró- fuere su opinión personal y particular en el grado, y niega también que el caciauismo asunto, como presidente de la Comisión se descuaje con esta ley. mantiene el dictamen. Para ello agrega que el caciquismo no se El Sr. PEDREGAL, apoyado por los rualimenta, como el árbol, por las raíces; el mores de aprobaeión de la minoría, insiste caciquismo se alimenta en las alturas, allá en que el dictamen está abandonado por la donde se forja el rayo, en los Cuerpos Cole- Comisión, y que, por lo tanto, no queda otra gisladores, que es donde viven los verdade- solución que retirarlo. ros y funestos caciques. El Sr. ANDRADE insiste en que la Comi ¿Queréis una prueba de ello? -dice; -sión mantiene el dictamen. (Las minorías pues ahí tenéis al ministro de Fomento, el protestan. La Cámara está muy animada. ¡Benjamín del jefe del Gobierno, el cual aca ¿Pero es que me queréis hacer creer que (ba de realizar una obra caciquil con la ley estáis convencidos del papel que represende Inspección de Seguros, nombrando á táis? randes protestas en las minorías. (quienes ha tenido á bien y en contra de Interviene de nuevo el MINISTRO. Vuella ley. ve á rectificar el Sr. PEDREGAL- El señor N Agrega que el actual presidente del Con- ANDRADE insiste en mantener el dictasejo de ministros es el mayor componedor men. El Sr. PEDREGAL no se da por condel caciquismo, como lo demuestra el mo- vencido. El debate se omplica y se enmanopolio de los azúcares y la ley de Alcoho- raña, salpicado con chistes é ingeniosidades les, y esta pretensión quiere cubrirla con que promueven á ratos protestas y á ratos 1 esa hoja de parra que se llama reforma del regocijo. Régimen local. A El Sr. MARTIN SÁNCHEZ, individuo v Dice que por un trastrueque de deberes también de la Comisión, se levanta igualse ha perdido la fe y la energía A pueblo mente con el propósito de poner las español, substituyéndola por un fanatismo en claro Se pone á discusión el proyecto de ley referente á las fuerzas del Ejército permanente para el año 1909. El Sr. PEDREGAL consume el primer i turno en contra de la totalidad. Opina que se quebranta el art. 88 de la Constitución al fijar en 80.000 hombres el cupo, pero autorizando al ministro de lá Guerra para elevar dicha cifra con arreglo á lo que consienta el presupuesto. Pide que se retire el dictamen, y con lógica argumentación expone que de hacerse lo mismo con los demás ministerios no valdría la pena de votar los presupuestos, sino de autorizar á los ministros para gastar hasta donde los ingresos se lo permitan. El Sr. TUR, de la Comisión, le contesta, defendiendo el dictamen, y dice que de lo que se trata es de dar instrucción militar al mayor número posible de soldados, á la manera de lo que en Suiza se hace. El Sr. AZCARATE: Que nos traiga para acá el sistema Oniro. Sigue defendiendo el Sr. TUR el dictamen, por creer que se ajusta al presupuesto. El Sr. PEDREGAL: ¡Pero si el presupuesto ha sido reformado después de dar ese dictamen! El Sr. TUR: No; está de acuerdo con la reforma. El Sr. MARTIN SÁNCHEZ pronuncia algunas frases que no se oyen, y le interrumpe el Sr. PEDREGAL: No aclare su señoría el caso. (Grandes risas. Termina su discurso el Sr. TUR, y se suspende este debate. EEG 1 MEN LOCAi Habla para alusiones el Sr. ROMERO. El Sr. MORÓTE habla también para alusiones. Opina que es un sensible retroceso en la vida política venir á discutir á estas alturas el sufragio universal, como en los primeros años de la Restauración. (Censura que el Sr. Maura tienda á la supresión del sufragio universal por estable- cer un requisito accidental como el del colegio único, y recuerda que en algunas naciones, como los Estados Unidos, el sufragio universal se ejerce hasta para proveer ciertos cargos judiciales. Advierte que todas las minorías, desde la derecha de la Solidaridad hasta los republicanos radicales, han expuesto su opinión en favor del sufragio universal, á pesar de lo cual el Gobierno se obstina en hacer una ley para su uso particular. Se lamenta de que el Sr. Maura, que con sinceridad sin igual hizo unas elecciones como ministro de la Gobernación, con ente- ra sinceridad, sea ahora el que trate de coartar la emisión general del voto, estableciendo la elección de segundo grado. poco más ó menos como en la Duma rusa ú Otros Parlamentos análogos. fe (Continúa la sesión.