Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 20 DE NOVIEMBRE Dfi Í 908. EDICIÓN 4. PAG. r bíos de esta naturaleza sólo puede proclamarlos é imponerlos un partido de inmensa masa de ciudadanos, con fuerza decisiva en los comicios, con decisiones abrumadoras. ¿Está en estas condiciones el partido lijberal? ¿Qué fuerza es la que hay detrás de esta falange de ex ministros, ex directores peñérales y ex subsecretarios? AZORIN SENADO FINAL DE LA SESIÓN DE AYER ADMINISTRACIÓN LOCAL Continúa el Sr. SÁNCHEZ ROMÁN Dice que la proposición que se discute es el único medio que tienen los liberales de poner un obstáculo á esa desenfrenada carrera emprendida por el Gobierno, sin que atienda á nada ni á nadie Añade que, dados los vicios de nulidad que integran el proyecto de ley que es objeto de debate, el Gobierno debiera fijar su atención y desistir de convertir en ley ese proyecto, que no ha sido pedido por la opinión, que trastorna la vida toda del país y que perturbará de modo grave los organismos administrativos hoy existentes. Afirma que no se puede discutir el proyecto por una razón sencillísima: porque tiene un artículo único, y para su desarrollo está dividida la ley en varias partes, y una de éstas, el libro primero, es el que se trae á la discusión del Senado, siendo así que no podía dictaminar la Comisión de la Alta Cámara más que sobre ese artículo único, como ocurre con todos los, proyectos que se presentan con el carácter de indivisos y únicos. Pregunta cómo ha de discutirse la totalidad si ésta no existe para el Senado, en donde sólo hay una parte del proyecto: la correspondiente á los Municipios. Cuanto se quiera decir acerca de la parte restante sería contraproducente, puesto qme no se sabe lo que hará el Congreso con lo que falta por aprobar de la ley. Se escapa á la razón más tolerante esta insistencia del Gobierno en qiaerer que discutamos lo que no podemos ni debemos discutir I a minoría liberal está en el caso de oponerse en absoluto á la aprobación de esa ley. Todos los senadores, el último de ellos, si hubiese último, tienen que levantarse á protestar contra este agravio manifiesto que se hace á la Cámara. Trata después de la laguna que nay en el libro primero que se pone á debate, pues existe un artículo, el 174, que no f é aprobado por el Congreso, y se ha dejado para una adición, artículo que constituye el alma de Garibay, y sobre el cual tampoco se podía discutir. Hace un rápido extracto de los cinco puntos expuestos en su discurso, para demostrar lo antipolítico y anticonstitucional del proyecto de Administración local. El presidente (AZCARRAGA) llama la atención del orador, pues al defender su proposición incidental ha combatido la ley, y eso no puede hacerse, según el reglamento. El Sr. SÁNCHEZ ROMÁN dice que le es forzoso razonar su discurso comentando artículos de la ley y haciendo un examen analítico de los conceptos más importantes de la misma. Continúa el Sr. Sánchez Román su discurso combatiendo extensamente la parte económica del proyecto. El presidente del CONSEJO le contesta, empezando por manifestar que no comprende por qué á pretexto de una proposición incidental se ha hablado de la política general del Gobierno, cosa que ahora no venía á cuento. Agrega que no se explica todo el discurso que acaba de oir defendiendo una proposición que, según sus autores, tiene por objeto atacar una política reaccionaria emprendida por el Gobierno, todo esto á pretexto de que se ha traído al Senado el libro primero de la ley, siendo así que esto se ha hecho á petición de las minorías liberales. ¿Dónde, pues, está la responsabilidad del Gobierno? ¡Como no sea por haber complacido á las minoríasi yer firmó S. M. los siguientes decretos: f Gobernación- -Convocando para el día 20 de Diciembre la elección de dos diputados por la circunscripción de Valencia. v Gracia y Justicia. -Nombrando magistrado de Valencia á D. Fernando de Prat y Gay. Promoviendo á presidente de la Audien cia provincial de León á D. Juan Morlesín. Idein á fiscal de la de IyOgroño á D. José lyópez Mosquera. jr ídem á magistrado de la territorial de Cáceres á D. Francisco Bandín y Capelo. i ídem á presidente de la provincial de Castellón á D. Federico Grande y Cortés. v Tres decretos de indulto y otros tres para suministro de víveres en los penales de Alcalá, G- ranada y Santofla. Guerra. Ascendiendo á teniente general á D. Amos Quijada. ídem á generales de división á los seño, res Martín y Cuenca. j ídem á generales de brigada á los coroneles Sierra y Marquina. V Nombrando gobernador militar de Pamplona al general Espinosa de los Monteros. ídem id. de Castellón al general Campuzano. -ídem para el mando de la brigada de Valencia al general Pereira. ídem gobernador militar de ToIedo al general Cano y Fayllo. N Destinando á la Inspección de Industria al general Baizán. y Nombrando jefe- de la Sección de Instrucción y Reclutamiento del ministerio de la Guerra al general Martín Arrúe. f ídem para el mando de la brigada de Cazadores del Campo de Gibraltar al duque de Gaeta. V Nombrando para los mandos de los regimientos de Valencia y Granada á los coroneles Campo Guereta y Morales. FIRMA DEL REY Igl ministerio de Marina, atendiendo de, í rrf ficiencias de nuestra legislación respecto al ejercicio de las industrias marítimas y en orden al trabajo de las mujeres y ios menores, ha sometido á la firma de Su Majestad su importante anunciado Real- ¿decreto, que hoy publica la Gaceta. En él se dispone que podrán ser admitíños en las faenas de la pesca costera fija y sedentaria, dentro de las tres millas, los nifios menores de diez años, siempre que vayan acompañados por sus padres; que en las mismas faenas podrán ser empleados, dentro de las tres millas, los niños de diez á catorce años, siempre que se acredite por el patrón que utilice sus servicios que les facilita el tiempo preciso para adquirir la instrucción primaria. 1 I a edad mínima podrá rebajarse á los nueve años si el niño que pretendiera ser admitido al trabajo acredita saber leer y escribir. Queda prohibido el trabajo de los niños menores de catorce años en las embarcaciones de todas clases que hagan la navegación costera fuera de las tres millas, el gran cabotaje y la de altura, sea cual fuere su objeto. EL TRABAJO DE LOS NIÑOS No es razón que el Senado no conozca el proyecto íntegro, porque en el Congreso ha estado sobre la mesa muchísimo tiempo; todos conocen el espíritu, la estructura y la composición del proyecto; pero, además, ¿cómo decís que no podéis discutir la totalidad por no conocer el proyecto íntegro, cuando el Sr. Sánchez Román ha discutido esta tarde todo el proyecto? Después expone que no puede argumen tarse contra el Gobierno el que éste falta á la ley de relaciones, porque nadie ha mer- ínado en lo más mínimo la jurisdicción ín tegra que tenía el Senado sobre todo el proyecto. Agrega que si esto fuera aceptable ei agravio seria para el Congreso y no para el Senado, porque la Cámara popular es la que primero conoce esa ley, y, por disposición del Congreso, una parte de esa ley pasa á conocimiento de la Alta Cámara, como se ha hecho muchas veces. Niega que por parte del Gobierno haya ataque alguno á la Constitución, porque aquí no ha habido más que un compromiso aceptado entre el Gobierno y los partidos de oposición al pedir éstos lo que ahora se está haciendo. De donde resulta que el agravio no ei para las oposiciones, no; el agraviado es el Gobierno, cuando no se quiere cumplir el pacto con él hecho. (Muy bien. A mayor abundamiento 1, hay en estt asunto otro elemento muy importante para demostrar que no se ha faltado en nada á la ley de relaciones, y es que el Senado, en sesión pública, al recibir la comunicación del Congreso remitiendo el libro primero de la ley, y el Senado, en esa misma sesión, no sólo se dio por enterado, sino que además tomó el acuerdo importantísimo de que pasara á las secciones para el nombramiento de Comisión. De modo que ¿cuál es la petición vues tra? ¿Que el Senado se resista, que vuelva de su acuerdo, que dé por nulo todo lo actuado por la Comisión? Esto sí que es un agravio para todos vuestros compañeros. Esta proposición tampoco tiene el carácter de una de no ha lugar á deliberar porque está prohibido por el reglamento, y menos habiendo un dictamen pendiente. El Sr. SÁNCHEZ ROMÁN rectifica, diciendo que ha necesitado el jefe del Gobierno de todo su talento para hacer el mejor discurso de prestidigitación política que se ha podido hacer. Ese proyecto funesto le combate la minoría liberal, no por lo que perturba al país, sino porque compromete la integridad de la patria y de la Monarquía, diga lo que quiera en su defensa el señor presidente del Consejo. Y explica este argumento estudiando le que es la parte regional de la ley, que sig nifica sencillamente un privilegio determinado para Cataluña, como si fuera posible que las leyes, que deben tener carácter equitativo, se hicieran ó convirtieran en onvílegio. Trata de nuevo de que no puede discutir se la ley en la forma que ha venido al Senado, diga lo que quiera el Sr. Maura y haga todos los llamamientos á la lógica que quiera. El presidente del CONSEJO rectifica á so vez, negando que no haya querido contestar á los distintos temas tratados por el orador liberal, porque éste sólo defendía una proposición incidental censurando una infracción del Gobierno, y nada más que esto tenía que combatir. El conde de ESTEBAN COLANTES explica su voto, diciendo que no puede hacerlo ni en pro ni en contra. Se procede á la votación nominal de la proposición, siendo desechada por 7 r voto contra 29 Se suspende esta díscusivu