Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 18 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN PAG. i3. MARIANO GONZÁLEZ. -JOYERO Alhajas de ocasión. -Objetos de plata as peso. 2 Sá, Montera, 2 íí- -Teléfono 13 bO Merecen visitarse los balones que en la calle de Zorrilla, 9 (junto á ios Luises) ha inaugurado la casa El Ultimo Móflelo establecida antes Galdo, 2. Sus modelos de vestidos TAILLEÜR y FANTASÍA, abrigos y salidas de teatro son las últimas creaciones de las mas distinguidas casas FRANCESAS. -tes, abanicos sombrillas. EL PLEITO DEL REGIONALISMO í A ULTIMA ENCRUCIJADA ha últiína que p o r hoy ha de atravesar el proyecto de Administración local, la nueva trinchera que contra él se alza, es la levantada por el Sr. Moret con su discurso, elocuente como todos los suyos, del 13 del actual. Tuvo éste por directa finalidad la de impugnar e! proyecto de presupuesto para 1909, y la más honda de tirar con bala rasa contra la permanencia de los conservadores en el poder, tal vez por creer que dos años de ejercicio de él pueden justifiear ya las impaciencias del incomparable orador (nos referimos al Sr. Meret) por alzarse de nuevo á la Presidencia del Consejo, donde libó aquellos amargos sinsabores de la célebre crisis de la carta; que contra él desató las iras y denuestos de quienes hoy le acatan como jefe indiscutible, y mañana... Dios sabe lo que con él hará mañana ese conglomerado de fracciones que en la oposición agrupa fácilmente el caudillo para llevarlos á la conquista del poder, y que una vez en éste, y en cuanto se plantea una cuestión de Gobierne, echan cada una por su lado, haciéndose craenta guerra. Claro es que tirando á derribar á los conservadores, se tira por tabla contra el proyecto de Administración local, cuya aprobación es él primer paso en el camino de la satisfacción de aspiraciones regionalistas; pues caído el Gobierno, muerto quedaría el tal proyecto. Pero aun se ve mejor este mal disimulado propósito en la declaración sumamente substanciosa del Sr. Moret, de que no rotarán los liberales el proyecto mientras no estén asegurados en el presupuesto los recursos para que la vida municipal se desarrolle en la independencia que habrá de conceder á los pueblos la nueva ley. Tal actitud es sumamente hábil, pues á cualquiera que de ligero la examine le parecerá inspirada en paternal interés por esos Municipios, en leal amor á dicha ley, en deseo de que no sea letra muerta una vez aprobada. Algo es algo, y mucho hemos ganado los que luchamos por la descentralización con que un personaje de la altura política del Sr. Moret renuncie á combatirnos á sangre y fuego, acudiendo á cautelosos medios, que en lugar de presentarle en abierta hostilidad con la aspiración regionalista le muestren preocupado de darle reales y tangibles medios de desenvolverse. Esto demuestra que tal aspiración ha crecido lo suficiente para ser temida de los hombres llamados á gobernar, los cuales ya no se atreven á aparecer cual francos enemigos de ella. Esto es un triunfo indiscutible, mas sólo relativo; pues importa advertir que ese aparente interés bien pudiera no ser sino habilidad para oponerse por indirectos medios al primer triunfo real de verdadero alcance y eficacia del regionalismo, triunfo que hoy por hoy no puede ser otro sino la aprobación por el Parlamento de la primera ley q e concede beligerancia á la aspiración descentralizadora, y reconoce legalmente á los pueblos derecho de regir por sí su local vida. Porque, desmenucemos un poco el alcance de la declaración citada. Es desde luego evidente que la aprobación de la ley de Administración local nada resolverá por sí; que para llevarla á la práctica es necesario que el Estado ceda á los organismos inferiores los recursos indispensables para todas aquellas cosas que él realiza hoy y mañana habrán de ejecutar aquellos organismos. Pero hoy no es posible saber cuáles habrán de ser esos recursos, por la razón sencilla de ignorarse, aun en qué medida y R. I Serra. Carretas. 5 de Joyas y Relojes 50 por 100 cíe rebaja de los precios marcados. ele los Brillantes. C R E A 6. ARTS abanico: sombrillas, bastones. M. Gran liquidación de Diego, Pnerta Sol. 18 A ciaantas personas sufren de bronquitis, atareos ó resfriados antiguos descuidados, les aconsejamos misen el Alquitrán Guyot, el cual es, en efecto, suficiente para curar en poco tiempo el eatarro más rebelde, igualmente que la bronquitis más antigua, pudiendo también lograrse dominar y a an curar la ti 4 B, por declarada que esté. Basta para ello mezclar una cncharadita de las de café de Alquitrán Guyot con cada vaso del líquido que se beba á las comidas De venta en todas las farmacias. ADVERTENCIA. -Si os quieren vender tal ó cual producto en lugar del Alquitrán Guyot, DESCONFIAD DE LA OEE TA: ES INTERESADA. Lo mejor en tales casos es- exigir terminantemente el Verdadero Alquitrán Guyot, cuya etiqueta, si es el legítimo, deberá llevar, además del nombre Guyot en letras grandes, la firma también de Guyot oblicuamente y en tres calores: violeta, verde y rojo; ó igualmente las señas del Laboratorio: Casa L. Frere, 19, cue Jacob, París. Este tratamiento viene á costar DIEZ CÉNTIMOS AL DÍA, y... cura. Precio del frasco para el público en toda España, pesetas 2,50. De venta en todas las farmacias y droguerías. El Cuaderno 3. de LA COMEDIA SEMANAL publica la graciosa omedia EL MEDICO A PALOS y el saínete EL CASERO BURLADO, 26 céntimos en librerías y puestos de periódicos. Los que deseen adquirir estufas eléctricas ó lamparas deben pedir los catálogos ilustrados que acaba de publicar la GENERAL ELECTRIC DE ESPAÑA (S. A. ÜÍEZ CÉNTIMOS POK IMá Fuencarr l, 131, Madrid LAS PANTERAS DE ARGEL, per SALGARI; interesantísima novela llena de emocionantes aventuras, que publica esta semana LA NOVELA DE AFORA DE PALACIO Su Majestad el Rey pasó ayer la mañana dedicado á dar audiencia al elemento militar, después del despacho con el presidente del Consejo y los ministros de Hacienda y Gobernación. Estuvieron en Palacio los generales Zappino, Suárez Inclán, Bascaran y Sánchez ftómez, el general de la reserva Sr. Areces y muchos coroneles y oficiales. Ayer por la tarde pasearon en automóvil SS. M M. D. Alfonso y doña Victoria. Su Majestad el Rey irá el 19 á Santa Cruz de Múdela, en el tren correo de Andalucía probablemente, al que añadirá la Compañía an coche salón y un sleeping. Sigue sin novedad el infantito D. Jaime. Su servidumbre le alimenta con féculas que vienen de Inglaterra. forma habrán de repartirse los servicios que hoy centraliza el Estado, punto que no esclarece el proyecto pendiente de discusión, por limitarse á indicar rumbos á la vida nacional y porque para llegar á ser ley no meramente escrita, sino efectiva, requiere, cual ya se ha dicho en varios tonos y repetidas ocasiones, que, una vez aprobada, sea completada con modificaciones en las vigentes leyes de Obras públicas, Beneficencia, Enseñanza, etc. Según el alcance de esas modificaciones sea, así será la importancia de los servicios de cuya gestión prescinda el Estado y así necesitarán mayores ó menores recursos los Municipios y provincias, lo cual es hoy incógnita imposible de aclarar. ¿Cómo, en un presupuesto redactado antes de saber todo eso, se va á hacer el deslinde de recursos que exige el Sr. Moret como previa condición para que el partido liberal vote la ley de Administración local... Una de dos: ó no se ha reflexionado sobre lo que se dice, ó lo que se dice no es argumento de buena fe, sino disimulada zancadilla. En el primer caso vale la pena de meditar antes de hacer declaración tan grave cual la que niega el voto al proyecto; en el segundo convendría haber pensado que al disimulo le falta habilidad capaz de engañar á nadie. Pero aun hay más: ¿Cómo un proyecto de presupuesto que ha de ser ley en plazo fatal, que al Parlamento se somete antes e haber sido aprobada la de Administración local; cómo podría tomar ésta por base de su redacción; cómo hacer una repartición de recursos del Estado, cual la que sólo será procedente cuando las Cámaras hayan votado y sancionado el Rey lo que hoy no pasa de un proyecto... ¿Es posible que un constitucional como el Sr. Moret, que un hombre tan celoso de los respetos al Poder legislativo sostenga tal enormidad... Supongamos que, abundando en semejantes opiniones, hubiera el Gobierno hilvanado, malamente, un presupuesto de repartición de recursos; y decimos malamente porque sin leyes anteriores que autorizaran el reparto, ni base que preceptuara, como demo debiera hacerse, claro es que no podría redactarse bien tal presupuesto. Démosle, sin embargo, por presentado en dicha forma. ¿Y cuál habría sido la consecuencia? Pues que los clamores, esta vez razonables, del Sr. Moret y sus amigos habrían llegado al cielo; y habrían tenido que oir lo que sobre la arbitrariedad de un Gobierno que por el hecho de haber presentado á las Cámaras un proyecto de ley lo aplicaba como si ley ya fuera; y se habría hablado de falta de respeto al Parlamento, y de desconsideración á los representantes del país, y á los partidos contrarios, y á la voluntad nacional; y hubiera sido digno de quedar cual modelo de catilinaria el grandilocuente discurso que al Sr. Moret habría inspirado tal atropello de los más rudimentarios defeeres de un Gobierno constitucional; entonces sí que habría sobrado razón para llamar dictador al Sr. Maura y para pedir la caíáa de quienes tales cosas hicieran. En suma, que en la amenaza de no votai la ley de Administración local no se ye, según queda dicho y ahora repetimas, sino ó inadvertencia ó nuevo y torcido casamo, que con agravio de la sinceridad se tama aáora para atajar el paso á dicha ley, por ver jue contra ella se estrellan los ataques de frente, que gana partidarios entre las gentes desapasionadas, que ya no van dando resultado los esfuerzos para excitar desconfianzas, que no es posible coavencer ya á nadie de que regionalismo y separatismo son una misma cosa, que no- aprovechan inventados conflictos como el del teatro Romea ó el del fantástico desafío del Sr. Bargés, para engañar á la opinión y atizar des-