Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 17 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1 PAG. i3. la atención de los Soberanos fue la de sacar los moldes de la estereotipia. Este trabajo se hizo en preseneia de las Reales personas, para que pudieran apreciar todos los C s la tarde de ayer inauguraron Sus Ma- detalles. I, a Reina observó también con jestades la Exposición de Arte que ha gran atención los trabajos de los talleres de organizado la Asociación de la Prensa, á be- fotograbado. Su Majestad el Rey hizo gran número de neficio de su caja para socorro de desgracias y necesidades, en la casa- de Blanco v Negro preguntas acerca del funcionamiento de varias máquinas, demostrando su simpatía yABC. hacia toda esta labor industrial. No se dio á la apertura carácter de solemMuchos de los operarios que se hallan nidad, pero la tuvo, y grande, porque la presencia de los Reyes es bastante para ha- dedicados al manejo de las máquinas fueron interrogados por el Rey, quien se dignó cer solemne cualquier acto. IyOS Reyes D. Alfonso y doña Victoria, estrechar sus manos. Al llegar S. M. ante una de las rotativas, acompañados déla duquesa de San Carlos y el marqués de la Torrecilla, llegaron en estuvo examinándola y demostrando que automóvil á la casa de Blanco y Negro y no eran desconocidas para él estas máA B C próximamente á las cuatro menos quinas. El Rey, seguido de nuestro director, sucuarto de la tarde, Don Alfonso vestía uniforme de capitán bió á la parte alta de la rotativa, y entonces general, con teresiana, y su augusta esposa, se hicieron varias fotografías, una de las un elegantísimo traje Imperio, color café, cuales publicamos en este número Continuó D. Alfonso la visita á los demás con sombrer boa y manguito de piel del departamentos, y entre tanto doña Victoria mismo color. Fueron recibidos los Soberanos á su en- volvió al hall con la duquesa de San Carlos trada en el edificio por, los individuos de la y estuvo oyendo las audiciones de un magJunta directiva de la Asociación de la Pren- nífico y lujoso anpkion enviado á la Exposisa, señores marqués de Valdeiglesias, Can- ción por la casa Ureña. L, a cavatina de El barbero de Sevilla, por Tittín, Saint- Aubin, Martín Fernández, Trullas, Lázaro y Ramírez Tomé; el director de Blan- ta- Ruffo; el cuarteto de Boheme, por la Melco y Negro y A B C Sr. I, uca de Tena; el sub- ba, Caruso y otros dos cantantes; Lolita, canción española, por Caruso; las granadinas director de A B C, Sr. Castell; el gobernador de Los emigrantes, por Sandía, y un potpourri civil, señor marqués del Vadillo, y buen nú le aires nacionales fueron las piezas oídas mero de representantes de periódicos de por S. M. y admirablemente ejecutadas en esta corte. 2 Ste aparato, perfección suma del gramo Sus Majestades recorrieron detenidamentono. te la instalación, haciendo elogios de la maAl cabo de hora y media que duró la re yoría de las obras expuestas. B. Alfonso se enteró minuciosamente del gia visita, SS. MM, abandonaron el loca objeto de la Exposición, mostrando su com- no sin antes estrechar la mano de cuantos placencia y su deseo de adquirir algunas de periodistas hallábanse allí presentes. Estes manifestaron á las Reales personas su grs. ¡as obras expuestas. Su Majestad la Reina mostré predilección titud por haber honrado con su presencia el por algunos de los cuadros de asunto neta- acto inaugural de la Exposición. mente español. Su Majestad el Rey, que es muy aficionar espués de terminada la visita regia se do á las obras de arte, fijó su atención en hicieron entre los concurrentes al acto muchos cuadros, haciendo por sí mismo pujas por diferentes obras de las expuestas. tona nota de aquellos que más le agraEl marqués del Vadillo fue el primero en daban ofrecer 500 pesetas por La Gitana, de BenSorolia, Pradill a, Villegas, Martínez Aba- lliure; pero á los cinco minutos había ya las, Benlliure (D. José) Cabrera, Maura ofrecidas 1.000. Seguramente subirá á mu D. B. Iborra, AlcaL e, Llaneces, Domingo, cho más. También hubo ofertas por otras Zuloaga, Romero de Torres, Ricardo Marín, obras de Querol, Blay, Pradilla, Sorolia, Francés, Pía, Regoyo, Saint- Aubin, Muñoz Saint- Aubin, etc. ¡y todavía no se ha abierOegraín, Moreno Carbonero, Morelli, Bene- to la Exposición al público! fÜto, Pellicer, Menéndez Pidal, Nombela, Desde hoy queda abierta, de cinco de la Sorrell, Bilbao, Sotomayor, Berueta, Baroja, tarde á ocho de la noche. I a entrada será t hardy y otros muchos son los pintores por invitación. Como el reparto se ha hecho tuya firma aparece en los cuadros; Blay, en poco tiempo, las personas que han conBenlliure, Querol, Mayo, González Pola, Ca- currido á otras fiestas en Blanco y Negro y brera, Bilbao, Bidaura, Coullaut Valera, Ca- A B C pueden asistir, y las personas que no lleja y Ángel García han enviado preciosas hayan recibido aquéllas pueden reclamaresculturas las en la portería de esta casa. L, a subasta de los cuadros y esculturas de Entre éstas, Una bailaora, preciosísimo la Exposición se verificará por medio de bronce de Benlliure; Sagunto, hermosa cabeza en bronce, de Querol, y Margheritina, ofertas firmadas, de las cnales se irán colootro bronce primoroso de Blay, llamaron cando notas en los objetos subastados, entendiéndose que cada nueva oferta habrá de mucho la atención de SS. MM El Rey felicitó muy expresivamente al mejorar en cinco pesetas, al menos, á la anSr. Saint- Aubin por su cuadro Letlma inte- terior. El día de la clausura de la Exposición se rrwnpida. adjudicarán á los firmantes de las mejores germinada la visita á la Exposición, Sus ofertas respectivas las obras artísticas su Majestades pasaron á visitar los talle- bastadas, y si alguna de éstas no hubiera res de máquinas, donde se hallaban traba- sido objeto más que de una oferta, á su firlando los operarios de la casa mante y por el precio en ella consignado. Sus Majestades estuvieron contemplando En los salones de la Exposición se entredesde el balconcillo de la escalera que da gará impresos al público para extender las acceso á la galería los trabajos diversos de ofertas confección de nuestros periódicos. Durante los días que esté abierta la ExUn ¡viva el Rej dado por nuestro diree- posición se organizarán algunas fiestas. tor desde lo alto de la escalera fue unánic a i n t Aubin escribe anoche en Heraldo de memente contestado por los obreros. Los Reyes visitaron después los diferenMadrid: Profundamente agradecidos cuanto fortes departamentos de que consta la nave de man la Asociación de la Ptensa á D. Tormáquinas. Una de las operaciones que más atrajeron cuato I, uca de Tena, á mcJ re L, uis Romea EXPOSICIÓN DE LA, PRENSA por sus trabajos de instalador y catalogador de las obras, á los Sres. Stuyck y Rodrigáñez, á sus capataces y obreros y á los artistas que nos han favorecido con donativos espléndidos, siendo tanto más de estimar el rasgo de desprendimiento cuando á muchos de ellos tampoco se les muestra sonriente la fortuna, sólo nos falta ahora conseguir el favor del público, que tampoco nos fue nunca negado. Fuera de las frases dedicadas á nuestro director y á nuestro compañero Sr. Romea, suscribimos las demás, y sólo nos resta consignar nuestra sincera gratitud á Sus Majestades por el honor que nuevamente nos dispensaron ayer visitando esta casa y estos talleres, y al público que desde hoy y en los días sucesivos nos favorecerá con su presencia. TRIBUNALES AL ARBITRIO DE LA SALA En la Seci- ción primera de la Audiencia se ha celebrado una causa por hurto doméstico contra la joven sirvienta María Fernández, quien se apoderó de 75 pesetas en el domicilio de los señores de Guisado. Según parece, al reclamarse por el juez instructor del sumario la partida del nacimiento de María, contestaron de Belmonte que el pueblo de Sala de los Infantes no pertenecía á dicho partido; y en vista de ello, y con el fin de no retrasar más la terminación de la causa, fue reconocida la sirvienta por dos facultativos, certificando éstos que contaba veinte ó veintiún años. Con tales datos referentes á la edad, señalóse día para la celebración del juicio; pero el defensor, Sr. Muñoz, á quien el padre de la procesada asegurara que la muchacha no había cumplido los diez y ocho años, sostuvo esta atenuante, por no pedir que se abriera una información suplementaria, que, entre otros inconvenientes, tenía el de llevar aparejada la suspensión del acto. Iyos señores de la Sala escucharon atentamente al letrado, y aun quizá comprendieran que tenía razón, si observando con detenimiento á la procesada dedujeron que no pasaba de las diez y ocho primaveras, como solemnemente afirmaba el Sr. Muñoz; pero hasta hoy, en que se firme la sentencia, no podremos conocer tan importante opinión. Si no estuvieran conformes con los facultativos que reconocieron á María, la pena que á ésta se imponga no pasará de cuatro meses de arresto. En otro caso, prosperaría la calificación fiscal, que hace subir el castigo á tres años, cuatro meses y un día de prisión correccional. QTRASCOSAS Los jurados que ayer w tarde se reunieron en la Audiencia hicieronio para intervenir en dos causas: una por corrupción da menores y otra por abusos deshonestos. I,o s dos juicios terminaron con veredicto de inculpabilidad; pero la índole de los hechos nos impide referirlos. p n el Supremo informaron los Sres. Alva tez (D. Melquíades) y Díaz Cobeña en asunto sobre mayorazgos. IJj oy se verificará en una de las Secciones 11 de lo criminal la vista de una causa instruida con motivo de un robo de seiscientos ó setecientos paraguas. De actualidad completa, dado el tiempo que disfrutamos en Madrid. r oa motivo de una discusión habida ayer y mañana en uno de los Juzgados municipales de esta corte, oímos anoche que ha surgido una cuestión personal entre dos distinguidos abogados. UN PASANTE