Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 17 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 4 a PAG. 7. térra y de los Estados Unidos, que eran los principales consumidores. Agrega que el aumento ge conseguiría mediante útiles agentes consulares, á los que se les debe atender y amparar cerca de los Gobiernos extranjeros, porque dichos Gobiernos bien siben formular reclamaciones á diario cuando en lo más mínimo es perjudicado su comercio. El ministro de ESTADO afirma que le preocupa mucho que nuestro comercio no tenga en los mercados extranjeros el lugar que le corresponde, y buena prueba de ello es la información comercial que mensualmente remiten todos los cónsules, y que sirve á nuestros productores para concurrir ó no á determinados mercados. Rectifican ambos oradores. (Continúa la sesión. blicano no representan 3. los 60.000 habitantes del distrito de Martos. Acaba diciendo: Si ha habido por parte de los Sres. Pi y Arsuaga y Soriano intención en las injurias y ofensas dirigidas á los propietarios d e Martos, se las devuelvo en la misma medida, (Gran escándalo, campanillazos, rumores. Restablecido el orden, el PRESIDENTE di ce: Ni los Sres. Soriano y Pí y Arsuaga han tenido intención de ofender á S. S. ni su señoría ha tenido intención de ofender á dichos señores. (Muy bien, en la mayoría. I os Sres. Soriano y Moróte protestan airadamente, lya mayoría aplaude al presidente, y los diputados republicanos reproducen sus. protestas. El Sr. SORIANO: ¿Es que hay dos criterios para los diputados? Que dé las explicaciones el interesado. (Protestas en la mayoría; se promueve un, gran escándalo, que trata de calmar el presidente con fuertes campanillazos, El señor PRESIDENTE: El incidente 1 está terminado, y si algún señor diputado no está satisfecho de mi conducta, medios reglamentarios hay para censurarla. (Grandes aplausos en la mayoría. I, a mi- noria republicana increpa á los conservadores con viveza. El Presidente, con energía, tacata de dar la palabra al Sr. Bofarull para qu formn, le un ruego, i o s republicanos, con sus exclamaciones, rio permiten hablar. I a mayoría repite á cada momento entusiastas y prolongadas salvas dg aplausos al presidente. El escándalo, que en algunos momentos 5 es extraordinario, dura ocho ó diez minutos. El público de las tribunas, sugestionado, contempla ávidamente el espectáculo. Al cabo de cercare un cuarto de hora, 1, convencido el Sr. Dato de la inutilidad de sus esfuerzos, dice: ¡Reunión de secciones! y abandona la presidencia, cubriéndose al bajar la escalerilla. L, os republicanos y algunos liberales siguen protestando, mientras los demás diputados abandonan poco á poco el salón de sesiones comentando apasionadamente los incidentes del debate. Eran las seis menos cuarto. A las siete menos cinco minutos el señor Dato reanuda la sesión, con gran animación en los escaños. El Sr. PEDREGAL desea que se haga constar que ni por parte del señor marqués de Acapulco ni por la de la mayoría ha existido el menor propósito de agraviar á ninguno de los diputados de la minoría republi- cana. El PRESIDENTE dice que, después de las palabras que él pronunció, entiende que el incidente quedó satisfactoria y suficientemente resuelto; pero por si aquellas palabras suyas no raerán suficientes, ruega al señor marqués de Acapulco que manifieste su conformidad con aquella explicación. El señor marqués de ACAPÜXCO dice que antes asintió tácitamente á las palabras de la presidencia, y que ahora se complace en hacerlo expresamente. El Sr. PEDREGAL pronuncia breves frases dándose por satisfecho, y queda term p- ulo el incidente. OS DERECHOS SOBRE EL MAÍZ í, l Sr. IRANZO deñenáe un voto particular contra el proyecto de ley rebajando temporalmente los derechos de importación del maíz. El orador pide que la reducción á 50 céntimos por 100 kilos que se dispone en el proyecto alcance sólo al maíz extranjero que se importe por los puertos del Cantábrico y del Océano hasta la frontera de Portugal por su parte Norte; rae la importación por cabota je quede prohibida desde esos puertos á los del Mediterráneo, y que la reducción de derechos no alcance de ningún modo al maíz que se destine á la fabricación de alcohol industrial. Le contesta el Sr. BOMBARDERO, eu nombre de la Comisión, diciendo que la peticióa de rebaja viene de todas las regiones de España poi haber sido muy mala la cosecha, y que en materia arancelaria no es posible dictar medidas particulares, sino que todas deben de tener carácter general. El señor ministro de HACIENDA interviene para declarar que esfe proyecto ha obedecido á una necesidad que el Gobierno no podía deja -de atender. Es una medida pedida por el nainhre, y no hay otro camino que adoptarla. En votación ordinaria- se desecha el voto y se aprueba el dictamen. LOS PRESUPUESTOS Continúa la discusión sobre las Obligaclones generales del Estado y Deuda pública. El Sr. PÓRTELA sigue defendiendo su. voto particular, en el cual se pide que se suprima el crédito para pago de intereses de las láminas de Deuda jjública emitidas á favor de Corporaciones civiles y comunidades religiosas. El señor ministro de HACIENDA dice que el crédito no puede suprimirse porque con ello se lastimarían sagrados derechos que hay que cumplir; jjero que para regular la forma de pago traerá en breve á las Cor tes un proyecto de ley especial que ya ha sido aprobado por el Consejo de ministros. Rectifica el Sr. PÓRTELA, y queda desechado el voto, con. una modificación que acepta el Sr. Bergamín en nombre déla Co misión. Se suspende el debate, y se levanta la sesión á las ocho y media, SESIÓN DEL DÍA 17 DE NOVIEMBRE DE 1908 CONGRESO FINAL DE l, A SESIÓN DE AYER DEBATE MOVIDO Sigue hablando el íár. SORIANO, y dice que ha sido encarcelado en Marios el orador republicano Sr. Fernández del Pozo por acusársele de haber pronunciado frases en un mitin, en el cual no ocurrió incidente alguno. Tenuina dicienáo el Sr. Soriano que habia ogado al presidente del Congreso que no se votase def initrvamente el proyecto aplazando las elecciones municipales de la manera inadvertida que ha pasado, sino con tando el número, y afirma que asi ofreció hacerlo el Sr. Data, anunciándole que se potaría hoy alas cinco, por lo cual se avisaría á los diputados. A pesar de esto, ha pasado el proyecto antes de las cuatro usando de una forma que no corresponde á la hidalguía y caballerosi- üaá que él empleó. EL Sr. PRESIDENTE: De esas palacras no protesto porque no las concedo ninguna importancia. (Bien, en la mayoría. Respecto de los hechos que S. S. ha expuesto relacionados con la votación del provecto de ley de las elecciones municipales, debo manifestar que no es exacto que yo lijase hora para ponerlo á votación, y que su jeñoría no estaba en la Cámara. El Sr. SORIANO: Yo sostengo lo que he ih El señor PRESIDENTE: Y yo tamoién; ía Cámara nos juzgará á los dos. (Muy bien, n la mayoría. El Sr. SORIANO: Bueno; no vale la pena en molestarse; queda terminado este incidente. A otra cosa. ¿Es cierto que se trata de conceder capitanías generales á una ó dos personas que militan en partido antidinástico? ¿Por qué no lo ha negado el Sr. Maura? Hay que poner en claro esto, porque el Ejército es el primero en desearlo. Y porque nos entendamos todos diré los nombres; me refiero al conde de Casería y 1 príncipe D. Jaime. El ministro de FOMENTO: El presidente 3 el Consejo ya ha negado fuera de aquí el tener siquiera el menor conocimiento del asunto de las capitanías generales; creo que Vasta esa negativa. El marqués de ACAPUI CO vuelve á hacer uso de la pal abra para defender á los propietarios de Marios. El Sr. Fernández del Pozo- -dice, -en un local donde apenas cabían 300 personas, pronunció frases contra la patria, la religión, el Rey y el Ejercito. El Sr. SORIANO. ¿ué palabras fueron esas? -El marques de ACAPUXCO: No las repito por respeto al Congreso. Pero conste que los 300 partidarios del citado orador repu- f o n bastante concurrencia de diputados de la mayoría, declara el Sr. Dato abierta la sesión á las tres menos cinco minutos. -En el banco azul, los Sres. Maura y La Cierva. En las tribunas, escasísimo público. ORDEN DEL DÍA Debpués de tomarse en consideración varias proposiciones de ley, se reanuda el de bate sobre el RÉGIMEN LOCAL El Sr. JIMENQ RODRIGO apoya una enmienda al art. 291. Le contesta, en nombre de la Comisión, el Sr. MALDONADO é interviene para alusiones el Sr. AZCARATE, el cual declara que es en principio partidario de la eleccióa corporativa; pero que en realidad sólo lo admite para los Ayuntamientos pero en modo alguno para las Diputaciones provinciales, porque es la negación del sufragio universal y ni siquiera es una elección indirecta de segundo grado. Considera que si se lleva á. eaoo esta reforma, será una imposición del Sr. Maura, que arrollará los intereses da la libertad y la democracia, cuya expresión más alta es hoy el sufragio universal. (Bien, en la tai. noria. El presidente del CONSEJO DE MINISTROS niega que el proyecto atente al svt fragio universal, del cual dice que es una simple farsa si no está asegurada la sinceri dad del sufragio, y añade que es mucho más importante garantizar aquella seguridad que no realizar conquistas atmosféricas ensanchando el sufragio y pretender realizas elecciones de absoluta extensión de sufragio en las provincias, procedimiento que ni se podría vigilar ni costear siquiera. (Bien, en la mayoría.