Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO E L MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y ELÉFONO DE TODO EL MUN, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y LA F I E S T A ESCOLAR D E AYER LOS NIÑOS DE LAS ESCUELAS DE ARGANDA, DIRIGIDOS POR UNO DE SUS PROFESORES CANTANDO EL HIMNO A LA BANDERA EN SANTA CRISTINA DE NUESTRO CORRESPONSAL Fot. Alba. A B C 1 SÑ ROMA producido aquí una penosa impresión, pues por ella se ve que el Kaiser se halla en un estado de espíritu que puede, en un niomendo dado, crear graves complicaciones. La discusión en el Reichstag, motivada por la interpelación de lord Basserman, ha modificado esa impresión. El Emperador ha consentido que el Daily Idegraph publicara la interviú con el propósito evidente de que se rompiera el acuerdo entre Inglaterra, Francia y Rusia, acuerdo que ha colocado á Alemania en una situación secundaria. Esta nueva triple alianza, que tiene sobre la antigua la ventaja de ser joven, y también; y sobre todo, el mérito de solidarizar intereses cuya analogía es evidente, es, á la hora présente, el regulador de la polítiea europea, y su influencia es preponderante en Constantirtopla y en todas las capitales de los Balkanes. I os consejos simultáneamente dados desde París, Londres y San Petersmo con un repórter del Daily Telegraph h a A ITALIA Y LA TRIPLE I a interviú del emperaiH JHf dor Guiller- burgo han contribuido á que se pongan de acuerdo la Sublime Puerta y el Gobierno de Sofía y á que Bulgaria sea más transigente en la cuestión delicada de las compensaciones financieras. Francia, al completar la alianza francorusa con un cordial acuerdo con Inglaterra, continúa la política de Delcassé. Al formarse esa triple alianza, el eje de la política europea ha cambiado de sitio, haciendo evidente el aislamiento de Alemania. f, Austria, cansada de ser instrumento de la diplomacia germana, ha procurado velar por sus intereses y los ha defendido prescindiendo de los de Italia, Por eso el Gabinete italiano, puesto á tiempo en guardia contra las consecuencias de los acontecimientos que se desarrollaban más allá del Adriático, parece haber variado de orientaciones. En esa evolución se ve claramente la influencia que el Foreing Office, ayudado por Francia y Rusia, ejerce en este asunto en todo el Oriente. Italia comprende que la Triple Alianza, la antigua, se halla en plena descomposición, y se une á las potencias que son partidarias de la reunión de una conferencia, en la cual votará lo contrario de lo que, más ó menos categóricamente, había prometido á Austria. Alemania, á su vez, se va acorralada, -y el eco de su mal humor ha llegado hasta el Quirinal. Se dice que el príncipe de Bülow canciller del Imperio, ha dicho cosas muj duras al embajador de Italia, y esto demuestra que las relaciones entre los Gobiernos de Berlín y Roma se han enfriado mucho. Y como esta nueva situación, que aparta á Italia de sus aliados los imperios del Centro y que la aproxima á Francia, así como también la tradicional amistad de Inglaterra, encajan perfectamente en las tendencias italianas, Italia ha aprobado la conducta del nacionalista Basserman, del radical Wiemer, del socialista Singer, del conservador Heidebrandt y del barón Hertiing, leader del Centro católico. De manera que el pueblo italiano se alegra de que la conducta del Kaiser no haya merecido la aprobación del Reichstag. De esa manera la opinión pública critica indirectamente la polítiea seguida por el señor Tittoni; pero éste es ahora el primero en quejarse de la política poco honrada que Austria, ayudada por el Kaiser alemán, ha seguido contra Italia. El Sr. Tittoni tendrá que dar cuenta de sus actos á la Cámara de los diputados, cuyas sesiones principiarán pronto, y entonces se verá hasta qué punto puede conceder Italia su confianza al ministro.