Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AB C. VIERNES i3 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN PAG. pt PUDOR YANQUI Estos norteamerica nos, mejor diobo, aquéllos, son el mismísimo diablo. Si recuerda el lector los escándalos sacados á relucir en el celebérrimo proceso Taw, en los cuales escándalos aparecía la víctima, el arquitecto Sanford While, como el hombre mas depravado y de costumbres las más inmorales del mundo, pero también como el tipo de mtAcíios yanquis que viven en la molicie y el vicio, se pasmará al saber cómo se hila en aquel país en punto á moralidad. Cierto que la conducta de esos señores que rinden tan estrepitoso culto al placer será la excepción de la regla; pero cierto también que la gente que no protesta contra semejantes actos y que los tolera da muestras de un estragado paladar. Sin embargo, recuérdese el proceso Caruso, motivado por un intento de beso furtivo del célebre tenor. Hace pocos días ha ocurrido otro incidente qwe proclama la pudibundez de la gente del tío Sam. Era un domingo. Un matrimonio daba ttn paseo en tranvía. Al marido, enamorado indudablemente de su mujer, se le ocurrió dar un beso á su cara mitad. Y se le dio. ¡Nunca lo hieiera! Los gritos de santa indignación atronaron el espacio; el barullo fue enorme; se detuvo el convoy; intervino la Policía, y el amante esposo fue condenado en rapidísimo proceso verbal á pagar una multa de veinte dólars. Protestó el marido. ¡Que si quieres! Apeló, no al nuncio, porque allí no le hay; pero, nada, la sentencia fue confirmada. En Nueva York no se puede besar en público á la mujer propia. Hay que suponer que menos aún á la ajena. Es doblemente grave besarla en domingo. Por lo visto, lo único que puede hacerse en día festivo es sacudirla el polvo. Así son de originales los buenos yanquis. CUENTOS ILUSTRADOS A TRAVÉS DE LA FRONTERA una estatua, insensible á los rayos del sol, que la tostaban á su antojo Djellah, así se llamaba la muchacha, no dormía; soñaba despierta, con los ojos fijos en un bosque de. palmeras, á cuya sombra se hubiese cobijado si para conseguirlo no hubiera tenido que molestarse. De cuando en cuando bostezaba. Djellah se aburría, y su aburrimiento era tan grande como su pereza. Alá lo comprendió. Adivinó que el mal que padecía aquella mujer nacía de su ociosidad ¡La ociosidad, fuente de todos los crímenes y de todos los malos pensamientos! ¡La ociosidad, que envenena las conciencias! Y en su sabiduría halló enseguida Alá el remedio de ese mal horrible. Aproximóse á Djellah, que continuaba bostezando y que no le reconoció. ¿Que haces aquí, mujer? -le preguntó. -Nada- -murmuró la muchacha. ¿Bu qué piensas? Djellah se encogió de hombros indola teniente. ¿Habrás trabajado mucho y estarás cansada? Volvió á encogerse de hombros la hermosa joven. Entonces Alá, comprendiendo que no se había equivocado, exclamó: ¡Mujer! La ociosidad es madre de todos los vicios. Toma, con esto, tú y los tuyos ocuparéis vuestros ocios. Extendió la mano, y una nube de pulgas cubrió de repente el cuerpo de la pobre mujer y se puso á morderla cruelmente. Las había de todas clases, pequeñas, grandes, flacas, gordas, negras, amarillas... Saltaban, corrían, no paraban un momento. Djellah gritaba y lloraba, presa de- horrible tormento. Su cuerpo se llenó de infinitas manchas encarnadas que rascaba, loca de dolor. en la suscripción pública de 3.746 obligaciones del empréstito de liquidación de deudas y obras públicas, verificada el día de ayer en el Banco de España, y por virtud de las consideraciones consignadas en el decreto de la Alcaldía fecha de hoy, publicado por edicto en la primera Casa Consistonal y en dicho establecimiento, se pose en conocimiento de los interesados: Primero. Que las operaciones del teo tendrán lugar adjudicando una obligación á los pedidos de 500 á 12.500 pesetas, y á los restantes las equivalentes al 3,4872 por 100 de la cantidad suscripta, tomando las fracciones por exceso ó por defecto, según que éstas excedan ó no de 250 pesetas, y distribuyendo proporcionalmente la fracción que aun resultase entre estos pedidos. comenzando por los de suma inferior. Secundo. Que el día- 14 del actual, y h ras de diez de la mañana á dos de la tarde se procederá en las oficinas centrales deJ Banco de España á los cobros y reintegros que arrojen las liquidaciones por saldo formadas por el Ayuntamiento, entregándose en dicho acto á los suscriptores las carpetas representativas de las obligaciones adjudicadas. Madrid 12 de Noviembre de 1908. -Rl alcalde- presidente, Elconde de Peñalver. rtsto el importe de las cantidades pedidas v AYUNTAMIENTO DE MADRID TRIBUNALES FALSEDAD POR IMPRUDENCIA oj 1- AH (LEYENDA ÁRABE) allába e Alá en el paraíso cuaucto yinieron á decirle que las mujeres árabes estaban hipocondríacas. Y decidió darse cuenta por sí mismo de lo que sucedía. Echóse al hombro un albornoz blanco, se disfrazó de Harun- al- Raschid, y, acompañado de su fiel Giaffar, bajó á la tierra. Después de caminar tres días y tres noches, llegó á Niginur, pueblecito situado cerca de la Ieca. Al acercarse á las empa- 1 zadas que defendían la entrada vio una mujer, joven y hermosa, recostada en el césped, inmóvil como Hace algún tiempo promovió Vicente Cedillo una tercería de dominio contia su hermano José y el procurador de este. Colegio D. José González, con el fin de que por el Juzgada correspondiente se declarase que le pertenecían unos hoteles que él segundo de dichos señores había construido para sí y el último había embargado por haber contribuido con diversas cantidades á la terminación de las obras, cantidades que rio le fueron devueltas en la época convenida. A poco de entablado el pleito, el demandante, inseguro, quizá, del resultado, cambió de táctica y pidió la suspensión del procedimiento civil para formular una denuncia contra su propio hermano, acusándole de falsificador de ciertos documentos que el propio demandante había presentado como base y fundamento de sus pretensiones en el Juzgado ante el cual se promovió la tercena. Se suspendió el juicio civil, instruyóse el Luego se calmó un poco y trató de cazar á sus enemigas. Al cabo de algunos minu correspondiente sumario, y el Juzgado de tos adquirió gran habilidad en ese deporte, la Latina procesó al denunciante por estinuevo para ella, y cuando vino la noche mar que el responsable de los delitos de había destruido buen número de esos mo- que acusaba á su hermano era él únicalestos bichitos. Pero quedaban más. Tuvo mente. Señalada la vista de esta causa, se ha ceque volver á emprender todos los días su obra de destrucción, y comunicó su mal á lebrado en la Sección cuarta de la Audientodos los habitantes de Niginur, desde don- cia, terminando con un veredicto de inculde se extendió por toda Arabia la molesta culpabilidad para Vicente y de culpabilidad, por imprudencia temeraria, para otro plaga. Por eso, desde aquella época, las mujeres sujeto que confesó ser quien escribió los doárabes se pasan la vida buscando las pulg- as cumentos falsos. La acusación pública estuvo representaque las atormentan. da por el Sr. Jiménez Madrid; la privada, PATRICE BUET por el letrado Sr. Pérez Amaro, y las defensas, á cargo de los Sres. Díaz Berrio y Martorell. V i S T A SUSPENDIDA La vista del lord v y la bailarina, que algunos colegas se habían apresurado E S P A R T E R O S 5 (antes Montera. 7) á anunciar, ha sido suspendida por hallarse Primera casa en equipos y canastillas; enfermo el letrado D. Pablo Salmerón, enúltimas creaciones en Musas y batas. de una de las defensas. DepOsito de géneros de punto y de 100 cargado juicio debía celebrarse el día 16 del Dicho Pirineos, precios muy económicos. Nuevas secciones con damascos y cutíes; corriente mes, en la Sección segunda de lienzos, algodones y piqués. toefe de edüre esta Audiencia. dones, mantas y colchas. UN PASANTE RUIZ DE VELASGO