Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R T E S í o D E N O V I E M B R E D E 1908. ristes preparativos. A las cuatro y media de la madrugada Salieron á. pie de los cuarteles el regimiento de ttarellano, un escuadrón de lanceros de Borbón y fuerzas de Carabineros, y poco después la Guardia civil. Antes de las siete y media estaban ya estacionadas en la pradera donde se acostumbra á celebrar la romería de San Roque, Quince minutos después apareció el geliefal Castellón, é inmediatamente formaron las tropas el cuadro á la falda del monte San Roque en el lado de la carretera de Portugálete á Ortuella, y sobre la pradera citada. I,o s alrededores del fuerte estaban invadidos por la muchedumbre, que, en trenes, tranvías, coches y á pie, afluyó sobre Portugalete desde las primeras horas del amanecer. I a Guardia civil de caballería y de Infantería tuvo que despejar, obligarlos á retroceder y formar luego un cordón para impedir que avanzaran de nuevo. E D I C J O N I. PAG. 8. PASAT 1 EMPOS CON LA SUEGRA BASTA C l gobernador. Se insiste en que el gobernador civil será trasladado en breve. Circulan varios nombres pafa substituirle, entre ellos los Sres. Soler y Casajuana, Solano y el de algún candidato local. p l proceso Elío. En la Sección segunda de la Audiencia dio principio esta mañana la revisión de la causa seguida contra el matrimonio Elío. Antes de empezar la sesión s. ha suscitado un incidente por el abogado efensor de Elío, Sr. Gascón y Marín, que pretendió qu e su patrocinado no se sentara t el banquillo por haber sido absuelto en 1 primera sentencia de este proceso. Comparecieron los peritos médicos repitiendo sus manifestaciones del iuicio nterior. Otros testigos insisten en afirmar que los hijos del procesado presentaban evidem s muestras del mal trato. I OS niños no comparecen. Carmen Palacios, sirvienta del matrimonio, insiste en la declaración primeramente prestada, diciendo que su amo la recomendaba que cuidara bien á los niños. El vecino que recogió á los hijos del procesado pronuncia algunas frases que el defensor solicita que se hagan constar en acia, promoviéndose un incidente entre el abogado y el presidente del Tribunal. Termina la sesión con las declaraciones de Navarro é Ibarra, que no dicen nada nuevo. Mañana continuará la vista. Q t r o banquete. En el banquete ofrecido á los periodistas madrileños por la sección de la Prensa del Comité de la Exposición se reveló una vez más la unión entre los periodistas de la corte y los aragoneses. El Sr. Valenzuela, director de Heraldo dt Aragón, rogó á sus compañeros que propaguen en Madrid el esfuerzo hecho por Zaragoza. Gómez Baqtíero, redactor del decano de los diarios madrileños, La Epoc- a, manifestó que estaban muy satisfechos de los agasajos de que habían sido objeto y que todos se considerabau muy honrados con la visita hecha á Zaragoza. El alcalde accidental, Sr. Aznafes, hablo en nombre del pueblo zaragozano, expresando su reconocimiento por! a visita a la Prensa de Madrid. Y el Sr. Paraíso dijo que se complacía en reconocer que la Prensa ha Sido el principal intérprete de la obra de Zaragoza, y elogió al Rey por haber venido á visitar la Exposición y haber cooperado á que ésta se realice. 1 inauguración ae un tune! t o s ingenieros contratistas del ferrocá rril transpirenaico del Canfranc ultiman ya los detalles para la próxima inauguración. Actualmente se trabaja en el desconchado de la trinchera por la que se llegará á la boca del túnel. El ministro de Fomento asistirá á la inau guración. I os gobernadores de Zaragoza y Huesca marcharán mañana á Madrid para proponer al Sr. Sánchez Guerra que fije para el i. áe Diciembre, día siguiente al de la clausura de la Exposición franco- española, la inauguración del túnel referido. O egreso de los periodistas. En el expreso han salido para Madrid los representantes de la Prensa madrileña. I a despedida ha sido cariñosísima, acudiendo á la estación los periodistas zaragozanos, una representación del Ayuntamiento é individuos del Comité organizador de LUNES, 9, I I Un enfermo de viruelas decía á su mujer: ¿Por qué estáis entrando todos á cada momento? ¿No sabéis que mi enfermedad es contagiosa? Con que tu madre me cuide es bastante. Que no entre nadie más que ella. A C E R T I J O POR NOVEÍAEOUE La solución, mañana. p l momento fatal. A las ocho las fuerzas tenían ya forSolución á la intercalación anterior: mado el cuadro, dejando en el centro una trinchera, situada á la dereeha del fuerte y ME- MO v tp TRONÍO construida recientemente con otras que se están haciendo en derredor de los edificios para el foso. Junto á la trinchera se encontraban el general Castellano con sus ayudantes, el teniente coronel de Carabineros Sr. Cebrián y CONFERENCIAS TELEFÓNICAS el coronel del regimiento de Garellano, se 1. UNE 8, 9, 9 N. ñor Gómez Arce. periodistas madrileños. En el extremo izquierdo del cuadro se ha- I osIAJS representantes de la Prensa de Ma llaba el capitán Fontana, juez instructor de drid visitaron esta mañana la la causa, con el carabinero oue ha actuado acompañados por representantesExposición, del Comité de secretario, organizador. A las nueve menos veinte el teniente MeEn el Casino Mercantil se celebró lueg o Seguer entró en la capilla y le dijo al reo: el banquete que en honor de los periodistas- ¡I legó la hora! del PaloAl oir estas palabras, Zorrilla se incorporó se había proyectado en la Torre del sitio á mar, debiéndose la modificación y dijo con acento fuerte: ¡Hágase la voluntad de Dios! Mejor es lo desapacible del día morir que el indulto. -Para estar siempre en naI, a fiesta resultó simpática, animada, llede franca expansión y confraternidad. presidio... I a comida estaba compuesta de platos baSalió de la capilla del brazo del P. Dávila turros. y escoltado por ocho carabineros con bayo- Al terminar el banquete se organizó una neta calada y seguido por los hermanos de fiesta de la jota, tomando parte cantadores la Paz y Caridad. y bailadores de los más afamados. Zorrilla iba tapado con el capote, llevaba He aquí algunas de las coplas: el cuello subido y la gorra de cuartel calaCuando yo vaya á Madrid da hasta las cejas. he de contarles á todos Entre las manos, esposadas, sujetaba un cómo en Aragón queremos Crucifijo de metal. sin engaños ni rebozos. Al llegar á la trinchera, el cortejo se detuvo; sentaron al reo en una silla, porque El saber y el sentimiento su abatimiento era tal que no podía movers ajuntan en Aragón se; le vendaron los ojos, y el P. Dávila le pa cantarle á toda España preguntó con voz emocionada: amores del corazón. ¿Nos perdonas á todos? -Sí, padre- -contestó el reo; -perdono Viva la Prensa española, para que Dios me perdone. que refleja el bien y el mal, Sonó una descarga, y el infeliz carabinero y vivan los hombres libres cayó de bruces. I a muchedumbre rompió en abrazo fraternal. en un alarido espantoso, un grito desgarraCuando vayáis á Madrid dor, estridente y unánime. I, uego, al ver decid á Mariano Cavia que la segunda fila del pelotón avanzaba que ayer llorábamos todos para hacer una nueva descarga, se oyeron al descubrirse su lápida. Toces que clamaban: ¡No... ¡No... ¡No más! Antonio Viérgol apuntó para respuesta Ja I s gritos fueron ahogados por los nue- Siguiente: vos disparos. I a Prensa del Manzanares El cuerpo quedó inmóvil en tierra. L, a dice á la Prensa del Ebro. sentencia estaba cumplida. la diferencia de ríos Sonaron las músicas, y las fuerzas del de flores la llenaremos. cuadro desfilaron ante el cadáver. Después fue encerrado en una caja y conducido al Al terminar el festival, los comensales se cementerio, y las tropas regresaron á sus trasladaron al Casino de la Exposición, doncuarteles. de se celebró un concierto, en el que tomaI llave de féretro la guardaron los her- ron parte el niño violinista Pepito Portas y manos de la Paz y Caridad para entregarla la pianista Carmen Fernández. á la viuda. Esta noche concurren los periodistas al El cadáver de Zorrilla será enterrado jun- banquete con que les agasaja el Comité de to al sargento Mendoza, á quien mató. Aquél 4l a Exposición, tiene ocho balazos en la espalda y cabeza. i En el expreso tegresaián á la corte. ZARAGOZA