Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO fci MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y DE tODO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELEFONO D E L VIAJE DEL REY A CATALUÑA R 1 POLL. ENTRAÜA OE S. M D. ALFONSO XIII (X) EN R 1 POLL, ACLAMADO i OR LA MUCHEDUMBRE DE NUESTRO CORRESPONSA 1 Fot. Ballell. ABCEN ROMA minó hacia la carretera de Roma. Entonces Crocco elevó el dirigible á 300 metros y lo dirigió! i? oia la capital, con una marcha de 50 kilómetro pnr hora. Marchando en lí- DOMA I También en Italia ha sido re suelto el problema de los globos militares dirigibles. Dos oficiales de Ingenieros, los capitanes Crocco y Ricaldoni, auxiliados por el mecánico L. aghi, trabajaban hace algunos meses con gran reserva en las orillas del lago Bracciano, á 6o kilómetros de Roma. Realizaron algunas pruebas, sin que nadie pudiese sospechar la importancia de los resultados conseguidos. El sábado pasado fueron coronados sus esfuerzos por un éxito completo. Con un cielo límpido y un sol hermoso, hemos presenciado un espectáculo inolvidable. Los soldados de la tercera compañía de Ingenieros sacaron el dirigible de su cobertizo; los capitanes Crocco y Ricaldoni subieron en seguida en la barquilla, y el dirigible se elevó en el aire. Al llegar á una altura de 150 metros, los aeronautas lo dirigieron hacia las aguas del lago é hicieron c. lgiiyas evoluciones. El coronel Morris subió en un automóvil para escoltar por tierra á los viajeros aéreos, y después de agitar una bandera se enca- V 1 CTOR 1 ANO SARDOU INSIGNE AUTOR DRAMÁTICO FRANCÉS FALLECIDO AYER EN PARÍS nea recta, luchó con el automóvil, tratando de adelantarse á él y consiguiéndolo. En menos de cuarenta minutos llegó á Roma, donde le esperaban los soldados de Ingenieros, que habían acudido á la plaza de Armas y que hicieron á los aeronautas una- gran ovación. El dirigible, impulsado por sus hélices propulsoras, maniobró sobre dicha plaza. L. OS aeronautas redujeron la velocidad y se dirigieron hacia el palacio del Quirinal. Atravesaron toda la parte Norte de la ciudad. El dirigible se paró algunos minutos encima del Quirinal, y dando la vuelta emprendió el regreso al lago ÍJracciano. El dirigible italiano tiene 39 metros de largo; su parte cilindrica tiene siete metros de diámetro. Su forma es la de un pescado. El motor es una máquina Clement- Bayard de 120 caballos, que puede dar una velocidad de 95 kilóme. tros por hora. Como los ensayos han dado excelentes resultados, la Sociedad italiana Fiat construirá los motores de los futuros dirigibles, que se destinarán al servicio del Ejército y de la Marina. El entusiasmo del pueblo italiano ha sido grande, porque los técnicos aseguran que el dirigible italiano es superior al Patrie y al Zeppellin. El regreso desde Roma al lago Bracciano