Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 7 DB NOVIEMBRE DE 190 EDICIÓN P A U I 1. t o m o era lógico, los periodistas que haIntualinente visitan al ministro de la Gobernación le interrogaron de nuevo acerca de los sucesos desarrollados en Barcelona, procurando contrastar con las versiones oficiales las noticias inquietantes que de allí se reciben sobre la gravedad del disgusto producido éntrelos militares por el alarde catalanista realizado en el teatro de Romea ante el Rey y el presidente del Consejo, y el duelo habido á consecuencia de elío entre el oficial de la Escolta Real Sr. Bargés y, según se afirma con insistencia, un capitán de Infantería. El Sr. La Cierva desmintió categóricamente cuanto se ha dicho, insistiendo ea su primera versión, según la cual ni hubo disgusto alguno en el teatro ni el accidente ocurrido al citado teniente de la Escolta Real obedece á otra causa que á haber sufrido un desvanecimiento estando afeitándose. Para confirmar sus manifestaciones leyó el ministro de la obernación un telegrama que acababa de recibir del presidente del Consejo, y que arrepentido después, sin 3 uda, de haberlo leído íntegro, no permitió copiarlo, como deseaban los periodistas. t o s esfuerzos hechos por los ministeriales para demostrar que en Barcelona no ha pasado nada en la función de Romea parecían excesivos á los más tranquilos. ¿Cómo hacer creer á nadie que se trata tínicamente de una invención? ¿No han hablado quienes tales juicios propalan con per Sanas que por su calidad y por estar en relaciones con residentes en Barcelona tienen Supresiones directas? Y por si no bastara esto, ¿uo dice nada la modificación hecha en el viaje de regreso de S. M. el Rey, que se ha anticipado en una fecha? Ayer no se habló de otra cosa, y, at llegar la noche, por todo saber se sabía que nadie sabía nada en concreto. ¡Pero cualquiera convence á los políticos de que no nay derecho á fantasear sobre cosas que se ignoran, especialmente si lo que se ignora reviste caracteres de extraordinaria gra %7 edad! Lo cierto es que en ei Congreso se forjaron versiones para todos los gustos, desde la más verosímil hasta la más desatinada, con el tema obligado del supuesto incidente ocurrido en el teatro Romea, de Barcelona, la noche en que S. M. el Rey asistió á la función de gala. No es eosa de recoger todos los infundios, y mucho menos aquellos, fabricados, según fórmula, con fines políticos. Baste decir que en este terreno la fecunüa fantasía se desbordó hasta el punto de presentar á Barcelona en estado de excitación terrible y peligrosa, relacionando con los JE cidentes de Romea otros incidentes postedores, de dolorosos consecuencias. El Gobierno, ea cambio decía á tocto qtte no, y cuando dijo qae sí, lo hizo para afirmar que ei suceso de referencia carecía en absoluto de importancia. Nosotros, sin más misión que la de informar, no nos inclinamos á rasguño de los dos extremos, y es nuestra creencia qae si algo ha ocurrido y el Gobierno lo sabe, ha debido hacerlo público, y qae si no ha pasado nada, es sencillamente intolerable, por no aplicar calificativo más duro, que infundios de esa naturaleza se exploten como base de campañas políticas y qae se mezclen ea ellos nombres de personas y cosas respetables. De La Época. c De La Correspondencia de España: Rectificando cuanto viene diciéndose, La Época publica esto: El presidente del Gobierno ha remitido hoy un telegrama al ministro de la Gobernación, en el cual niega de la masera más jeiminante todos los rumores calculados especio á pretendidos actos que se supone El Sr. ALONSO CASTRILLO se lamenta de la falta de formalidad que tiene el Esíado para pagar á los propietarias sns terrenos por expropiación pública, pttes se pasan años y años sin que puedan cobrar. El ministro de FOMENTO dice qae ha procurado y procurará ¡joner orden en el pago de estas expropiaciones, y que, por tanto, le complacerá satisfacer al senador liberal. El ministro de la GOBERNACIÓN, contestando también á oteo ruego del Sr. Alonso Castrillo acerca de la emigración, dice que está decidido á procesar á todos los agentes, y que, además, aará cumplir la ley con todo rigor. Rectifican los Sres. ALONSO CASTRILLO y ministros de FOMENTO y GOBERNACIÓN. Entre los Sres. DÍAZ MOREü, LOYG 0 RRI y ministro de FOMENTO se entabla un breve debate para saber qué beneficios ba obtenido nuestro comercio exterior con haberse enviado al extranjero varios agen. l a prensa de Barcelona. -Los periódicos de Barcelona, entre tes comerciales. ellos La Vanguardia y el Diario de Borcelana El Sr. DOMÍNGUEZ GIL pide datos rellegados ayer, hablan, del suceso, afirmando ferentes á las Aduanas de Santander y Gaque se trata de un accidente casual sufrido licia conde CÍA pregunta por el teniente Bargés cuando se estaba si El cierto, de CASA- VALENlos periódicos, es como han dicho afeitando. qtte en uno de los sitios más públicos de Barcelona ha sido gravemente herido un Oficial de la Escolta Real, Jy, de ser cierto, ablando con el Sr. La Cierva, Anoche hablamos con el ministro de si ha sido detenido y procesado el agresor. Después ruega al ministro de Gracia y la Gobernación, y vamos á reproducir texJusticia que se fije mucho en que en el Setualmente lo que nos dijo: Yo afirmé desde el primer momento- nado francés se está discutiendo la pena d nos dijo el Sr. La Cierva- -que no hay nada muerte. El ministro de la GUERRA contesta pri de cuanto se murmura, y esta afirmación no mero á un niego formulado en anteriores ha sido ni será desmentida por nadie. Todas esas versiones horripilantes de sesiones por el Sr. García Moíinas. Y al conde de Casa. Valencia le dice qut conjuras, duelos, heridos, etc. son invenciones de los liberales y de los periódicos qtte se alegra mucho de que se haya tratado del les hacen el reclamo. Y si á los dos años de asunto del oficial para poder declarar que oposición están así, ¿qué inventarán cuando no ha pasado nada; qnt el oficial de refevean que dentro de otros dos años seguimos rencia no está herido de gravedad, y qtte le tranquilamente desarrollando nuestra polí- herida en el cuello se la produjo ai afeitare tica beneficiosa para el país? E s cosa de con alguna predpitacióii para no llegar tarprepararse para reir los infundios á que re- de al cnnipliraiento de su deber. Además, el capitán general me dice ei currirán. telegrama áe mañana qu Hasta ahora no hay más que una eosa unreferido oficial las doce de la servicio áea. podrá prestar cierta: que el Rey ha estado quince días en el de tres ó cuatro días. Esta es la veidat Cataluña, recibiendo incesantemente ova- tro ciones sinceras y entusiastas; qtte no ha ha- de loskech. os. Rectifican los Srea. GARCÍA MGXINAS bido un solo incidente desagradable, y que conde de CAS A VALENCIA y ministro de el Gobierno está muy satisfecho. Y decir lo contrario no es patriótico, ni la GUERRA, LOS UBROS PE TEXTC serio ni exacto. El Sr. DE BUEN reproduce el debate, y afirma que el Estado es el peor pedagogo pf 1 ministro de la Guerra. Según puede verse en el extracto de la y que el vicio de origen está en la primera sesión del Senado, el ministro áe la Guerra, enseñanza. Después, y muy extensamente, expone contestando á una pregjmta formulada por el conde de Casa- Valencia, afirmó que e! cuáles son sus opiniones en materia de enaccidente sufrido por el Sr. Bargés ftté pa- señanza, para la que quiere ttna libertad absoluta, sin intervención del Estado. ramante casual. El ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA recoge las manifestaciones del Sr. Buea, y opina que los tenias puestos á debate por dicho señor no son pertinentes en- los moelegrama oficial. El ministro de la Gobernación ha diri- mentos actuales, porque requieren un amgido á tas gobernadores el telegrama- circu- plio estudio para llegar á una solución práctica. lar que sigue: (Se acuerda prorrogar la sesión. Iva completamente inexacto que con moEl Sr. DE BUEN da gracias al Sr. Rodrítivo de la fondón de! teatro Romea, de Barcelona, se produjera incidente alguno, como guez San Pedro por su. contestación y recse telegrafió, y algunos periódicos se hacen tifica extensamente. El Sr. FERNANDEZ PRIDA recoge tmá eco supuesto incidente militan desmiéntaalusión que se le ha dirigido en este debate, lo V. S. sTainbién Isau circulado noticias supo- diciendo qae como ea las denuncias hecfeaá niendo tuvo el teniente de la Escolta Real sólo se había citado nn caso particular, el un desafio, siendo completamente falso. Las profesorado en general no teosa pata qué manifestaciones públieas en Barcelona son intervenir en el asunto. Después trató el problema de la enseñande afecto á las instituciones armadas. ocurridos en el teatro de Romea y al accidente sufrido por el teniente Bargés. Este ha sido puramente casual, y si se guardó alguna reserva f aé con el exclusivo objeto de que la familia no se enterase por la Prensa y diese mayores proporciones al suceso. En el teatro no ocurrió absolutamente nada, ni hubo motivo para disgusto ninguno por parte del elemento militar. El presidente añade que el capitán general, Sr. finares, presente en el momento de redactar el telegrama, afirma lo propio, y que, por lo tanto, los rumores son infundados. De El Ejercito Español Ahora bien, puestas en claro las cosas, siempre será un hecho gravísimo que sobre un accidente tan natural como el ocurrido al teniente Bargés puedan armarse en un momento los caramillos que se han armado. Esto pinta lo delicado de la situación en Barcelona y la impresionabilidad de la opinión, dispuesta á acoger, sin compulsarlos, hasta los rumores más absurdos. SENADO FINAL DE LA SF 31O N DEL 6 DE NOVIEMBRE RUEGOS Y PREGUNTAS H T