Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 6 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 3 -PAG. de Julio sostuvo el principio de la libre des (Preside el marques de Mochales. ñade que la base de la reforma debe tilación. En medio de los rumores de la Cámara í spienderse de las manifestaciones expuestas en nombre de la Hacienda por ios trata de explicar que la situación ha cambiado mucho desde Julio hasta ahora. productores y los exportadores. Rectifican otra vez los Sres. BERRÁNGA Aboga por la cuota de veinte pesetas por Hectolitro, sin derecho á devolución para y GIRONA, y se producen nuevamente los exportadores ni privilegios para los co- fuertes y prolongados rumores al declarar el Sr. Girona que si pidió la cuota de 20 pesecheros. Interviene brevemente el Sr. ANDRADE, setas fue para rebajar el impuesto de 80 y hace uso de la palabra ei ministro de HA- á 20. Interviene el Sr. RAVENTQS para defenCIENDA para declarar categóricamente, y recogiendo una insinuación que hizo ayer der la libre destilación. Se suspende esta discusión y se levanta el Sr. Carner, que esta ley, como todas las que se refieran á impuestos, serán mientras la sesión á las siete y cuarto. él ocupe el cargo cuestiones de Gobierno, y, por lo tanto, la mayoría no tendrá liberNO HAY SESIÓN tad de acción para votar enmiendas en el A L, ues ocupa el Sr. Dato la presidencia articulado de la ley. Ofrece estudiar la propuesta formulada y declara abierta la sesión; pero inme. por el Sr. Berlacga, teniendo en cuenta los diatamente el Sr. Soriano (D. Rodrigo) pide tres factores de consumo, destilación y ex- que se cuente el número de diputados que portación, para ver si con aquélla se puede se hallan presentes. Hecho el recuento, resulta que ni con irnarecaudar lo que la Hacienda necesita para i los presupuestos; pero á condición de que si cl o- b ¡stantes, y se levanta la se- V. en el primer semestre no se recaudase lo calculado se autorice al ministro de Hacienda para reforzar el impuesto aumentándolo. Propone que se suspenda la discusión de Comentarios y referencias este proyecto si se considera oportuno. (Vuelve á ocupar la presidencia el señor Durante todo el día de ayei ÍU ÍOU tema preferente de las conversaciones rumores Dato. El Sr. GARCÍA BERLANGA alude á los alarmistas sobre sucesos que se supone han en Barcelona. diputados cosecheros para que apoyen sus ocurrido las versiones eran numerosas y diComo palabras y ofrece presentar una enmienda ferentes, para hallar algo que nos sirviera autorizando al ministro de Hacienda para de la 11 aumentar el impuesto si pasado un año de de orientación acudimos á la Prensa nos lo la vigencia de la ley no se hubiese recau- ciudad condal, y de ella entre ica siguiente. dado lo calculado. Dice La Tribuna El marqués de MOCHALES se declara Poco después de d ezsalifcion el Rey conforme con lo expuesto por el Sr. Ber- y sus acompañantes las Palacio en dirección de ianga y partidario de un impuesto único y al teatro de Romea, pasando por los paseos módico de 15 á 20 pesetas, pero aplicado al de Colón, Isabel II, Industria, calles de la ¡onsumo interior. Jaime I El Sr. BEI TRAN acepta también la pro- Princesa, calle dely Fernando, Rambla del Centro y Hospital. posición del Sr. García Berlanga. En esta calle, para evitarla aglomeración El Sr. CARNIvR, después de extrañarse de que el ministro de Hacienda llaga cues- al paso de la comitiva, se prohibió el trántión de Gabinete lo que se refiere ai proble- sito rodado. de Romea se hallaba engalanaEl teatro ma vinícola, dice que es tanto más extraña do. En la fachada ondeaba la bandera cata determinación cuanto se reclama la una- talana y el escudo catalán, formado con nimidad de las minorías para fijar la cuota bombillas eléctricas. única. I, a escalera principal estaba adornada El ministro de HACIENDA manifiesta con plantas y arbustos, y decorado también que los Gobiernos vienen á las Cortes tra- el vestíbulo, cuyas columnas estaban cuyendo los proyectos de ley que creen útiles, biertas con ramaje y rodeadas de altos arpara que después de discutirse sean aproba- bustos. El testero principal del salón, dondos por la mayoría de las Cámaras, para de se halla el busto de Federico Soler, sedefender siempre su criterio político ó fi- mejaba un jardín, y entre las ramas délas nanciero. plantas, artísticamente colocadas, las luces A las energías y íortaiezas ctei Sr, Car- eléctricas producían bonito efecto. ner- -dice- -respondo yo con las mías. Yo Ea sala de espectáculos estaba asimismo respondo de lo que aquí digo, y aseguro adornada con exquisito gusto. Sobre los que la reforma que he traído se discutirá y antepechos, el follaje y las guirnaldas de se votará como está redactada ó como el crisantemos daban tono de elegancia ai conGobierno crea que debe estar, atento siem- junto. pre á las necesidades de la Hacienda y á En el centro de la galería del segundo los intereses del país, á veces contrarios piso destacaba una bandera española, colopara distintas clases de industriales, y sin cada á manera de colgadura, y á ambos lamás supeditación en aplazamientos que el dos de la escena se veían los escudos de Caüecesario para estudiar el problema y la di- taluña y Barcelona sobre banderas de las rección y orden que debe establecer en los cuatro barras. debates el presidente de la Cámara. (Muy Del antepecho del palco regio, íormaao oien, en la mayoría. con los dos próximos al proscenio, á la iz Rectifican brevemente los Sres. CARNER quierda del espectador, colgaba un rico tay ministro de HACIENDA, y el Sr. GAR- piz. Preciosos muebles completaban el deCÍA B E R I Í A N G A recuerda que en el mes corado del palco. Detrás de éste se instaló de Julio se reunieron en Madrid los repre- un saloncillo í 7 Zí con hermosos muebles, sentantes de las Cámaras Agrícolas y en un espejos, tapices y adornes. documento que lleva la firma del Sr. GiroEl Rey y sus acompañantes llegaron desña se pidió al Gobierno y á los jef s de las pués de la representación del cuadro idíliaposiciones la cuota de 20 pesetas. co de Apeles Mestres Sirena, siendo recibiEl Sr. ROMERO se muestra de acuerdo dos á los acordes de la Marcha Real, que con lo c xpuesto por el Sr. Berlauga, acce- ejecutó en el vestíbulo una banda militar. diendo á la cuota de 20 pesetas por haberse Don Alfonso fue recibido por los reprecon vene, do de que el Gobierno no ha de sentantes de la Empresa y el grupo monártransían más. quico denominado De los catorce orgaai El fci. CTRONA lecaerdaqac en el mes i zador de la función. En el vestíbulo, d) ¡ide dabon ardía de honor los uibanos e brillaba wmliv. u el alcalde accidental, Sr. Puig y Alonso. Al presentarse en el palco D. Alfonso fue recibido con estiuendo a salva de aplausos y con ¡vivas! El Sr. Maura ocupó un asiento á la derecha del Rey, sentáti dose á la izquierda el; conde del Serrallo y el general Miláns del Bosch. Otros personajes palatinos y el Sr. Puig y Alfonso se colocaron de pie detrás d, el Mo- s narca. Inmediatamente dio comienzo la representación de la comedia, de Pitarra, La didal Al terminar los actos, el Rey iniciaba el aplauso, que secundpba el público. En el último entreacto la Comisión organizadora obsequió al Rey con un hinck. Durante la representación de lá obra, doa Alfonso rió algunos chistes. Maura le explicaba el significado de algunas escenas que el Rey no compieiidía bien. El público se fijó en un detalle. Algunas butacas que al comenzar la re presentación se hallaban ocupadas, aparecieron vacías después del primer acto. Esto dio lugar a algunos comentarios. También llamó la atención ei hecho de haber salido del teatto precipitadamente el gobernador civil, regresando al cabo de media hora. Se le vio entrar en un polco, le r vrn r ta y gesticular apasionadamente. ¿De qué se trataba? A la una menos veinte mii utos abandonó D. Alfonso ei teatro, siendo desoedido con aolau os. i o que J u e otro periódico. Nuestro estimado colega El? Jatiío, reíiriéndose á ios rumores que circularon aver tarde en el Congreso, dice lo que sigue: En un grupo de amigos, el jefe del partido liberal daba lectura de vanos párrafos de una carta que ha recibido de Barcelona en la que le dan cuenta de lo ocurrido en el teatro de Romea la noche que asistió Su Majestad á la representación. Según las noticias comunicadas ai Sr. Moret, los oficiales que estaban en el teatro, y que ya se sentían muy molestos por lo de las banderas catalanas, vieron ó creyeron ver ciertas demostraciones que alimentaron su disgusto. Hubo uu movimiento genera ñor paite de los militares, que uno quiso evitar dando un ¡viva! al Rey, que no tuvo eco, y poco despuéá arios oiiciales abandonaron el teatro. De esto se apercibió elSr. Maura, é inmediatamente comensiaron los cabildeos entre las autoridades. El coronel de Numancia ordenó á los oficiales que permanecieran en el cuartel, dando aquéllos su palabra de honor de VQ abandonarle durante la noche. El gobernador civil, á creer lo que dice la carta, dio órdenes á la Policía para que vigilara los cuarteles y al enterarse de ello los oficiales que habían comprometido su palabra se sintieron gravemente ofendidos. Otras cosas importantes dice la carta, qué el Sr. Moretha reservado cuidadosamente, y nosotros, á pesar de los pesares, seguimos creyendo que se limitará el ilustre jefe de los liberales á comentar en los pasillos estas y otras cosas, sin decir oste ni moste en al salón de v. o íes. y l a censura telefónica. Por la tarde se intentó repetidamente por varios corresponsales comprobar lo qwe hubiera de cierto en todos esos rumores; pero la censura no lo permitió, pues cuantas veces se nombró algo de esto la comunicación quecló corí 1