Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 3 DE NOVIEMBRE DE 1908. EDICIÓN i. PAG. 7. pues no se había alejado de la easa. Cogió- -Han llegado los ex ministros señores al infeliz gallito, lo palpó, se convenció de Sánchez Román y Barroso. que el corazoneito del pobre bicho palpitaTambién ha venido hoy el marqués de ba, y exclamó: ¡Debajo del edredón! ¡Que Treviño. se caliente! ¡Qué alegría la nuestra! Le en- -Se ha encargado de la Alcaldía el señor volvimos con cuidado y le dimos vino ca- Aznárez por hallarse enfermo el Sr. Fleta. liente. El día siguiente el gallito abría los- -El coronel portugués Abelo- Botelho ha ojos y levantaba la cabeza. Ocho días des- enviado un telegrama de ¡felicitación al pués andaba. Pero tuvo una gran decepción: Ayuntamiento por la inauguración del mosus gallinas no le reconocieron, y el otro numento á Agustina de Aragón. gallo del corral la emprendió á picotazos LUNES, 2, 9 t. con él. Tuvimos que defenderle. Desde aquel día no sale de casa. No se asoma sii- ampeonato de armas cortas. quiera al corral. Es mi amigo y se ha he- El crecido número de inscripciones ha impedido que termine hoy el campeonato cho célebre. ¿Y nada más? -preguntó el recaudador, provincial de armas cortas. Los premios señalados para hoy fueren algo desilusionado. otorgados: -Nada más. ¿Le parece á usted pocor El primero, reloj de oro, regalo de los in- -Corno Joco es célebr- e, suponía que había realizado actos heroicos, que había or- fantes D. Fernando y doña Teresa, á don ganizado maravillosamente su serrallo ó Eusebio Andrés, que alcanzó 103 puntos. El segundo, premio del infante D. Carlos, que había inventado algún procedimiento para defender los nidos de los ataques de á D. Manuel Arnal, que alcanzó b 8o. puntos. El tercero, petaca de plata, regalo tamlas garduñas, ó que había librado homéricas batallas contra las zorras y contra los bién de los infantes D. Femando y doña Teresa, á D. Constantino Pujol, que obtuperros del vecindario. -No, señor. Joco ha estado á punto de vo 78 puntos. Después los jefes y oficiales se disputaron morir trágicamente, y desde entonces no es el premio de la guarnición, que ganó el caun gallo... es foco, y nada más que Joco. ¡Es focol- -dijo el recaudador, levantán- pitán de Infantería D. Antonio La Rocha El campeonato de fusil lo ganó D. Eusedose de la silla que ocupaba y disponiéndose á marchar. Sí, señora, ya comprendo. bio Andrés, con 201 puntos. Mañana terminará la prueba del campeoEn mi oficio sucede lo mismo. Un funcionario no necesita ser buen funcionario para nato de armas cortas, disputándose el premejorar de situación. Más eficaa resulta ha- mio concedido por la infanta doña Isabel. ber sido abofeteado por un adversario político, que le hayan silbado á uno siendo go- oncurso hípico. bernador, haber asistido á los últimos mo- Se han corrido las pruebas de la carrementos de un jefe de Estado ó haber escrito ra Aragón, para la que había treinta y seis una comedia aburrida. Un accidente cual- inscripciones. La copa del duque de Nájera la ganó el quieia es preferible á todo... Hasta la vista, señora. Tengo mucho gusto de haberla co- Sr. Cañero. La del duque de Zaragoza, el tenocido. Adiós, Joco es usted admirable; es niente Sr. Góngora. El cronómetro, regalo de la guarnición usted la popularidad. militar, lo obtuvo el teniente Sr. Locasao. Y salió meneando la cabeza. Creo que á mi tía Berta no le hará mucha El reloj concedido por el gobernador civil, gracia referir lo que le dijo el recaudador. el Sr. Lliar. El recorrido de Consolación estuvo muy ¡Qué mal hará! animado. JACQUES DES GACHONS Los premios los ganaron los Sres. Sarria, Alix, Somoza, Lliar, de Miguel, Solano, Galante y Góngora. El primer premio lo ganó el Sr. Sarria, CONFERENCIAS TELEFÓNICAS montando el caballo Yermo. LUNES, 2, 6 T. El primer premio lo entregó al triunfador oncurso de tiro. el presidente de la Sociedad Velocipédica En el polígono han continuado las ti- Zaragozana, y el segundo y tercero, D. Niradas del Concurso nacional, y han sido colás Escoriaza, á nombre del Comité ejecupremiados los Sres. Burgueta, San Gil, Gar- tivo de la Exposición. cía Ariño, Herrero, Arribas, Hernando, Del Rosario, Pérez Pueyo, García Carlu, Benito, Navarro, Navales, Cepero y Clavel. TOROS EN ME 1I CO En las pruebas de fusil maüsser resultaPOR CABLE ron premiados los Sres. Andrés, Arnal y García Burriel. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR En otras tiradas obtuvieron premios los MÉJICO, 2 1 2 M Sres. Portólas, Benítez, Ruiz de Lara, Gun la plaza El Toreo se lidiaron toros de llón, Villalonga y Navarro. San Nicolás Peralta, bien presentados, duros y toreables. Mataron siete caballos. piesta escolar. Regaterín estuvo desgraciado en uno y En el Casino de la Exposición se ha celebrado la anunciada fiesta escolar, bajo superior en otro. bien en los suyos, así maRelampaguito, la presidencia del gobernador. El Sr. Doval pronunció un discurso y lue- tando como toreando. Martín Vázquez, go otro la directora de la Escuela Normal cutar la suerte de buenísimo. Volvió á ejerecibir y banderilleó al de Maestras, doña Eustaquia Caballero. El Sr. Armesa, en nombre del Ayunta- cambio, siendo ovacionado. miento, se congratuló de la fiesta y saludó á los congresistas africanistas organizado- c u la plaza nueva de esta población fueres del acto, que ha resultado brillante. a- ron lidiados ayer Amenizó la fiesta la banda de música del que resultaron mansos. tarde toros del país, Hospicio, que ejecutó, entre otras piezas, el Gaona y Chiquito de Begoña, que toreahimno del Centenario. juntos por tercera vez en esta Después desfilaron ante el monumento de banquedaron muy bien, aunque el temporada, mejicano los Sitios unos cuatro mil niños. tuvo más suerte al torear que en la suerte suprema. pteos vanos. Chiquito de Begoña estuvo Superior con En Jaca reina gran entusiasmo con motivo de la próxima inauguración del ferro- el estoque, siendo ovacionado. En banderilla, también se hizo aplaudir. carril de Canfranc. -Es la primera persona de quien me han hablado. ¿Le han contado á usted su historia? -No, señora. Me han dicho: La señora de Ducheinin se la contará á usted. ¡La cuenta tan bien! -Confieso que me gusta referirla. Joco es mi compañero, y así le demuestro mí agradecimiento. -Estoy impaciente por conocerlas liazañas de Joco No necesitaba mi tía que la instaran mucho. -Hazañas, esa es la palabra. Mi marido vivía aún. Cuidábamos mucho del corral. Un día compramos un gallito blanco, muy listo. Desde el primer momento se halló á gusto en casa. El corral era suyo; recorría la carretera y los campos con la cresta erguida y levantando airosamente las patas para andar. Le queríamos mucho. Una noche no volvió... Interrogamos á los vecinos; nadie le había visto. Mi marido no quiso sentarse á la mesa sin dejar al gallo en el gallinero, y salió. La noche era muy obscura. Al cabo de media hora volvió. ¿Lo has encontrado? -le pregunté. -Sí; aquí está. Y liró sobre la mesa de la cocina una masa blanca llena de lodo. Era el cadáver del gallito. Se había ahogado. Estábamos en invierno. Aguijoneado por su carácter aventurero, se había alejado hacia el río y allí se había, enredado las patas en las hierbas, había luchado inútilmente y por fin había dado de bruces en el agua helada. Comimos sin apetito Yo tenía ganas de llorar; mi marido estaba furioso. ¡Pues bien! -exclamó de repente, -nos le comeremos. Este será su castigo. ¡Lo desplumarás mañana! Y salió para distraer su tedio. Me puse á desplumar e) pobre bi- E cho, y cuando desapareció la última pelusa... ¡qué horror... Me pareció que abría el pico. Creí que soñaba. Le miré más de cerca. No, no estaba soñando. El gallito respiraba. ¡Dios santo, qué, habíamos hecho! Llaaié á mi marido, que acudió al instante,