Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 3 DE NOVIEMBREJJE I 9 O 8 E D 1 C O N 4. PAG. 6. jyer tarde, como decimos, se celebró el jui, io correspondiente. Acusaron el fiscal, Sr. Jiménez Madrid, y 1 querellante particular, Sr. Cabrera. Defendió á la procesada el Sr. Tendero. p N LO CIVIL En a. Sala primera vío se ayer una apelación interpuesta contra la sentencia dictada por ú Juzgado de Getafe en autos de menor uantía seguidos entre D. Juan Pedro L, eztano y D. Fernando Muñoz Vargas. Este demandó en concepto de fiador á su contrario para reintegrarse de lo que por él había pagado al Ayuntamiento de Carabanchel para responder de los descubiertos que pudiera tener en el cargo de representante del gremio de alcoholes que el demanlado desempeñaba. Opuso éste á la demanda la taita de acción en el demandante, porque su fiador, el que consignó la cantidad en el Ayuntamiento, no era el que demandaba, sino la razón social Vargas Hermanos. El Juzgado dictó sentencia condenando al demandado al pago de la cantidad que se reclamaba, porque, según un documento que se aportó en el período de prueba, la Sociedad Vargas habíase disuelto y el demandante la sucedía en todos sus derechos y acciones. Contra esta sentencia se interpuso la apelación que ayer se vio en la Sala primera, alegando el Sr. Serrano Calzada, en elocuente informe, que el documento en cuestión acreditaba el carácter con que el litigante se presentaba enjuicio y, por tanto, debióse acompañar á la demanda, y no haciendo lo así, nojpodía surtir efecto alguno ni perjudicar al demandado. Se opuso á la apelación el Sr. Paino. UN PASANTE Agrega después que del mismo modo que á fuerza de perseverancia los maestros de escuela llegaron á ser respetados por los Ayuntamientos, así ocurrirá con los farmacéuticos; llegaremos al fin y venceremos- -dice el Sr. Ruiz Jiménez; -tenemos la fe y la razón, y con esto se va á la victoria siempre. (Grandes aplausos. El Sr. Bejarano (D. Eloy) recoge los saludos- que en nombre de los asambleístas le ha dirigido el Sr. Ruiz Jiménez, y da á todos los presentes las gracias. Se adhiere después al homenaje de cariño dedicado al Sr. Muro. Felicita á los asambleístas de que en sus servicios hayan hecho lo que hace tiempo no se hacía aquí, algo práctico y provechoso, y sin discusiones de ninguna clase, sino aquellas precisas para que el proyecto tenga vida. Reconoce después la crisis por que están pasando los médicos y farmacéuticos, que aumentan en número, y en cambio disminuyen los enfermos, por los adelantos de la terapéutica con empleos de medicamentos nuevos, esos 30 que Husard ha consignado como los principales en su célebre obra. En un párrafo brillante demuestra que su política es política sanitaria, tendrá un día de triunfo, porque en su obra hay solución para todos los problemas de emigración, de sociología y de cuantas medidas higiénicas hay que poner en práctica para que la mortalidad termine y la sanidad sea un hecho. Termina su discurso manifestando que el ministro de la Gobernación está dispuesto á hacer cuanto sea provechoso á la clase farmacéutica, pero sm olvidar que esto no es obra de pocos días; lo principal, la semilla, se ha echado; el ministro hará lo demás. Es muy aplaudido. El Sr. Pulido (D. Ángel) después de saludar á la Asamblea, afirma que no es un elemento extraño, porque tanto la clase médica como la farmacéutica son hermanas, y hay una inteligencia entre ambas que á todos obliga. Recoge la nota de la unión dentro e las clases que tanto le ha recomendado el señoi! Ruiz Jiménez, y á ello contesta que está trabajando desde hace tiempo, si bien tiene que declarar que la clase médica, en vez de hacer corno las demás, todavía vive como en los primeros años. Esto, por lo que tanto trabajó no lo ha conseguido, y á vosotros, añade, os pasa lo mismo; fundamentabais vuestros cálculos para la Caja en 4.000 duros, y resulta que no han llegado á 700. En un párrafo muy elocuente y aplaudido dice el Sr. Pulido que ha pedido ya que estas clases tengan una constitución firme, fundamental, de la que no pueda salirse, pues ellas, aun tan vejadas, tan descosidas y tan desamparadas, tienen que ser con el tiempo una fuente dignísima. Reclama de los farmacéuticos atención decidida en todo aquello que de médicos se trate, porque son hermanos y los intereses fraternales no se pueden olvidar; que si las alegrías ee pueden olvidar, esto, el dolor del hermano, ha de ser siempre compartido. En otro párrafo brillante y muy aplaudido dice que los médicos han de estudiar muy mucho lo que los farmacéuticos hacen, porque éstos los están dando grandes lecciones prácticas. Y termina ofreciéndose nuevamente á la colectividad farmacéutica, porque todo lo que sea trabajar por el prójimo le ensancha el alma y es el mayor goce que ya puede tener en la vida acabando su discurso con un hermosísimo párrafo, estruendosamente aplaudido, en elogio del Sr. Ruiz Jiménez. El Sr. Segura hace presente que trae en nombre de todos sus compañeros un voto de confianza para el presidente de la Asamblea y para el de la Caja de Socorros. El señor Burdaña hace también manifestaciones de simpatía para los Sres. Bejarano y Ptí- lido. El Sr. Valenzuela lee unas cuartillas dedicadas también al triunfo que han obtenido los farmacéuticos con la obra realizada. El Sr. Ruiz Jiménez pone término á la sesión con cariñosas frases. r omo término de la Asamblea, á la una y media- de esta tarde reuniéronse en Fornoj los asambleístas en fraternal banquetee Asistieron al mismo los Sres. Bejarano, Pulido, Ruiz Jiménez, Serrano Echevarría, Rizor Ruiz, Mendaña, Gorriz, García, Robert, Duran, Segura, Garcerá, í lorente, Ge labert, Estrada, Lázaro, Sastre, Facó, Feri nández, Garrido Mena, Martínez Campos, Fraguas, Fornés, Navarro, Zuazo, Busto, Siboni, Negrillos y García Cenarro. Valle, Revilla, Marín y Sancho, Delgado, Bayord, Bonald, Villegas, Ivópez, Torrecilla, Benedicto, Cea, Madariaga, Valenzuela, Medina, Vinuesa y Gómez Pamo. I, a fiesta terminó á las tres y media de la tarde. EN LOS MINISTERIOS M A. R 1 NA Yá se ha comunicado oficial mente al general Sestoa su nombramiento de presidente de la Junta de construcción de la escuadra. Dicho señor tomará posesión en breve de su cargo C e ha dado órdenes á la escuadra para que en el momento en que el Rey salga de Barcelona para Madrid zarpen los buques con rumbo á Cartagena. A l crucero Qataluña se le ha ordenado que haga estación, en Alicante los días 14 y 15, con motivo de las fiestas que han de celebrarse en aquella capital, y que, una vez terminadas, salga par Cartagena. ASAMBLEA FARMACÉUTICA Cesión de clausura. 13 A las once menos cuarto se abre la sesión. Forman la Mesa presidencial los señores Ruiz Jiménez, teniendo ü su derecha al Sr. Bej araño, inspector general de Sanidad, y á D. Ángel Pulido, presidente del Colegio Médico. Se lee y aprueba el acta de la última sesión. El Sr. Ruiz Jiménez dice que antes de poner término á esta Asamblea se le ha de permitir saludar á su amigo de toda la vida Sr. D. Eloy Bejarano y al ilustre presidente 3 el Colegio de Médicos, D. Ángel Pulido. Expone después que insistirá una vez más á los asambleístas que no deben olvidar las tres notas ultimantes que suponen nuestra mejora, los Sres. Bejarano y Pulido, con objeto de que los poderes públicos sepan acoger los entusiasmos é iniciativas del Cuerpo farmacéutico. Tres puntos muy interesantes; se han puesto en práctica: primero, un entusiasmo gran de; segundo, una disciplina y unidad sin ejemplo, y en último término, un propósito decidido de llegar al fin, pues en las pocas sesiones que se han celebrado han hecho una obra importantísima: una caja de socorros fundamental y una cooperativa. Cuando hay estos elementos tan valiosos- -dice el Sr. Ruiz Jiménez, -no cabe dudar que puede hacerse mucho, y con estos datos nuestros, yo invito al inspector general de Sanidad que sepa utilizarlos, y ya que el órgano esta completo y afinado, aunque no necesito hacer excitaciones á mi digno adversario político el ministro de la Gobernación, yo, en nombre de los asambleístas, á ambos me dirijo para que no desperdicien esta gran fuerza beneficiosa para la sociedad y para la hisriene. CARTAGENA POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVJCiOPARTICULAR LUNE 2 g N. f i e r r e parcial. I,o s gremios de ultramarinos y carniceros, disgustados por no disfrutar de los beneficios que concede el Real decreto de 6 de Abril de 1905 sobre mataderos, han venido cerrando sus establecimientos todos los días á las siete de la tarde, en señal de protesta. L, a Federación gremial acordó, en reunión celebrada hoy, el cierre general, á las seis de la tarde, durante tres días, empezando hoy. Menos los cafés y farmacias, todos han seguido las órdenes de la Federación, presen- tando las calles uu aspecto tristísimo. Dícese que si pasados los tres días nada consiguen, irán los gremios unidos al cierre completo y general. Hay tranquilidad hasta ahora, más bies aparente que real. CUENTOS ILUSTRADOS p? n casa de mi tía Berta hay un gallo yie jo. Se llama Joco. Además de ser viejo, es muy feo; ha sido blanco, pero con los años se ha vuelto amarillento. Es demasia- do gordo y tiene el pico torcido. Todo el mundo conoce la historia de Joco. Mi tía Berta se la cuenta á todo el que quiere oiría. Días pasados, sin ir más lejos, refirió al registrador de la propiedad las aventuras de su gallo. El registrador fue á visitarla. Joco se ha liaba en la sala. ¡Qué recurso para un funcionario recién llegado á un pueblo, y que hace á los mayores contribuyentes una visita de cortesía sin saber qué decirles! ¿Este es sin duda el famosojoco, señora s ¡Cómo! ¿Conoce usted ya é. Joco? LA POPULARIDAD