Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO E L MUND O POR CABLE. POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO g tf tg ABC DE TODO EL MUND O POR CABLE. POR TELÉGRAFO Y S) S tS TELEFONO i UMU BODA DE UN TORERO Fe At dí, COMIDA DE ÜODA DHL DlESTfiO jObE MOIíEMO (LAGARTIllLLO CHICO) (XI Y LA SRTA. PRAUClSCA SÁNCHEZ EL VERSO p n mi lunnoi b a caldo uu periódico cuya particulatídad constate en estar todo t i c crito en verso, ¡lirava cuipregaí J A U Í quedará quien dude de a potencia vccailic a t r i z ü e hspana? í opaHcidu de Cite penddico rimado es una prueba a 1 pablc del rc rud ce luí lento poítico que ha surgido en l- i juventud de a iutnde el Tirineo, Hiy en nuestra literatura actualmente una nota cspcci. il que Ge manifiesta en toda suerte de tóenlos; no hace falta ser muy lince para observarla. I t a nota especial consiste en algo así como como una InKercncía fiubtcrrdnea del verso en la vida del libro, del periódico, del díacurso. La prosa contelU p i r i n e a c s l i inyectada de versiJicacíón: en nuestra lilcraluia 1, el niomcnta se advierten a 5 huellos lultnoTts del vrTáo. Y es que la mayor parte de los jóvenes que ¿ihora escriben empegaron por bacer versos: todavía muchos de clloa Cíjntinúan versificando, nUcrnandola proia con el verío. ¿A. q n í se debe cate recrudecimiento versificante Oran parte de culpa U tienen lojt úUimos poetas de t Mncia. I ens í los poeUa dcc- jdcntea y esíumadoa de Francia yj caai los teiiÍAmu ulvMaUuS; paai 5 el primer saiampión decantei i nda acertaron venir las poetas a m e r i o i a l a liendre los matcl- -y el sarampión francís adquirió nuei ii gímvedad, ¿Me ustart á lul los vítsos? Si, me placen, pero cuando sou rrnoí r, cuando eatdn puriíicados por el cuando la dUtancia borra de mis ojos las menudas nupure. zas del ridiculo y de la inadmitiiblt aicctaeión. Me gusta leer ni viejo HomerOn al lejano Dante, al pobre Leopardi. al rcvoUoio l oiúúccda; me -U ta leerlos poraue ¿c me Liimrcccn como símbolos t u q u c comop r toaai; los vífsoj mti uoi adiuítf n entoncCij un aht lc litui iLi, tul como J versículos uu lanto puenlís de íiS Tdlpiídes mu iía H que m i ngr idin y coaiuUQvcp, pero ain coiupromctíruos. i tfü en log recientes, mi Imaginación no puede acparar la UüdOn 6 c a. x t bnto TÍtmicrí de h p r onn rfpí poeta: y todQ el eacmjto de los versos no basta ¿haíermc olvidar el TIJECUIÍ el convencional Umo, lí flfcctaci 6 n, el imlor y los gestor moríales lie aeíltjt A ú B, que andn metiendo mr i d e u dcutro lie una csuofa mtenltoü coa los os va contando Las allabna uai. do- 1, tirg. once- Imaginaos á nn pcnsadoi ilustre, llena ta mente Ue dii- agadonea metalísica H ffolpeJn lo ñobre la meai con loi yemas de su pulgsXi y au índice: J ¡1 divino ílolor quQ me socava, Uno, doi, trc 9- w loncel