Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO Ei, MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO m W DE TODO EL MUN DO, POR CABLE POR TELÉGRAFO Y mmm TELEFONO ZARAGOZA. EL MONUMENTO A AGUSTINA ZARAGOZA VISTA DE CONJUNTO DEL MONUMENTO INAUGURADO POR, S. M. LA REINA DONA VICTORIA, OBRA DEL INSIGNE ESCULTOR D. MARIANO BENLL 1 URE Fot. Moya. DE NUESTRO CORRESPONSAL meter el crédito de la nación en el extran- tremo habrá de conducimos este régimen jero. financiero, de que no sólo hemos hecho uso, L, os planes tinancieros, harto conocidos, sino abuso! Ante él recuerda el país el caso de nuestros ministros de Hacienda no sa- del viejo hidalgo arruinado, que para obteben salir tiempo ha de esta única trayecto- ner dinero con que mantener la ficción de L P ROBLEMA L. a situación económi- ria: el empréstito. Para satisfacer las aten- su estado, de día en día contrae nuevas deuFINANCIERO c a d e l País aunque en ciones todas del Estado que rebasan de los das en operaciones fatídicas, constreñido á las actuales circunstan- presupuestos, para enjugar los déficits, nun- aceptar, con la argolla al cuello, todas ias enormidades y exigencias de los más implacias logre salir del paso con un nuevo em- ca se pensó en otra fuente de ingresos. En el interior, arrójase sobre el contribu- cables usureros, no contentos, al igual del préstito de 2.200.000 libras esterlinas, no deja de preocupar hondamente á cuantos yente la carga enorme de nuevos impuestos, famoso personaje shakespeariano, con sacar desconfían de todo lo transitorio y provi- que hacen imposible ia vida; en el exterior, una libra de carne del cuerpo del deudor. la ruta trazada es la de los empréstitos, á que El Shilok moderno hace dar chair au canon. sional. Si el Gobierno respira y duerme tranqui- se hipotecan como garantía las más pingües Con razón un perspicaz prelado italiano, lo, no así la nación, que siente ya los aho- y saneadas rentas del Estado. Así Va subien- que en I,i sboa ejerció el cargo de nuncio de gos de la asfixia. Esto nadie podrá ponerlo do nuestra Deuda flotante, y llega ya á la Su Santidad, deeía á su regreso á Roma, fabulosa cifra de diez millones de duros, que, contestando á una pregunta que sobre Poren duda. En puridad, no es lícito creer que esa sobre ser exigible á corto plazo, está en bue- tugal le hiciera León XIII: tranquilidad del Gobierno sea más que apa- na parte colocada en manos de extranjeros Aquél es un país tan extraordinario, que rente, porque nunca más que ahora estuvo y amenaza seriamente y de continuo á la hace treinta años que sus hombres públicos autonomía de nuestro pueblo. el pajs en la expectatativa de una solución tratan de arruinarlo por todos los m ecHos. y violenta y terrible, y no conviene compro ¡A quién será fácil calcular hasta qué ex- todavía no lo han logrado. A B C EN LISBOA E