Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 29 DE OCTUBRE DE 1908. EDICIÓN i. PAG. 14, y w fc W ¿f i- t BILBAO. HOMENAJE AL SR. CHURRUCA Fot. Torcida LA MANIFESTACIÓN EN QUE TOMARON PARTE TOBAS LAS CLASES SOCIALES DE VIZCAYA ANTE LA CASA DEL SR. CHURRUCA famoso, o poco famoso, puede ser mejor que otro enteramente famoso? La antología es la síntesis de la valoración literaria; si de pronto se alterara tal valoración en un libro de tal naturaleza, ¿no se introduciría una perturbación en el nivel medio de las opiniones, en el mercado de los iuicios co. mentes? Esto hace que las antologías respondan á una realidad positiva, y sin embargo puedan no responder á otra realidad. Un autor mediocre, por ejemplo, en un momento de acierto ha compuesto una admirable poesía; esta poesía sola es mejor ó tan buena como las de los mejores poetas. Sin embargo, su mediocridad le aplasta, le ahoga, hace que esta sola flor de su jardín pase inadvertida para el lector medio. Se podrían citar muchos ejemplos. Aparte de esto, un autor puede ser célebre gracias á la sanción de sus contemporáneos; ai cabo de dos ó tres generaciones, los motivos de esta sanción han desaparecido. Estas desapariciones son graduales; donde primero desaparece la sanción es el círculo de los artistas libres; luego va ensanchándose poco á poco y llegando á otras esferas. Y se puede dar el caso de que euando la sanción ha comenzado á desaparecer ó á modificarse en la región donde se forman las estéticas, prevalezca aún esta sanción y se le dé como buena á los lectores corrientes. En la antología de que trato no se da cabida á los autores vivos. Se sigue con esto la práctica de otras antologías. No he alcanzado nunca á comprender en qué se funda esta práctica. Un poeta á los veinte años, ó antes, puede escribir una poesía admira- la hayan juzgado. Pero cuando la hayan ble; después de escribir esta poesía magní- -juzgado, ¿dónde estará ya el lector coetáneo fica, puede vivir treinta ó cuarenta años. del poeta? Además, la posteridad es una de Las antologías que se formen durante este tantas ficciones; lo que se llama juicio delargo tiempo, ¿van á prescindir de esta poe- finitivo de la posteridad no existe. Dos ó sía? Se dice que no se hace incluir á los vi- tres generaciones fabrican una valoración vos en las antologías porque estos autores determinada; luego, otras dos ó tres geneno están aún juzgados por la posteridad. raciones modifican y alteran esta valoraSegún esto, para que el lector de antologías ción. ¿Quién podrá decir cuál es lo definitigoce de una creaciónp poética es preciso que vo en el arte? ¿Existe lo definitivo? Si á las generaciones av vengan detrás de él nosotros, coetáneos de un poeta, nos parece hermosa una poesía de este poeta, ¿por qué no la hemos de incluir en nuestras antologías? La posteridad luego hará lo que le plazca; después la posteridad de esa posteridad hará también lo que quiera respecto á los juicios emitidos anteriormente. Sólo me resta recomendar á los amantes de lo bello esta breve y linda antología. De todas las antologías manuales que hoy existen, ésta es la más segura y la más sugestiva. AZORIN ¡US álaga artiticial. v v Mézclese con ocho litros de vino blan. co rancio un kilogramo de azúcar en polvoscuatro gramos de catecú, ocho gramos de alazor y 500 gramos de pasas de Málaga machacadas. Hágase que la mezcla hierva un par de minutos. Déjese que se enfríe; fíltresela luego y colóquesela en una olla alquitranada para que tome un ligero sabor á brea. Transcurridos unos cuantos días, em. botéllese. UNA IDEA DIARIA EL EMINENTE INGENIERO D. EVARISTO DE CHURRUCA Fot, Torraquín