Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 27 DE OCTUBRE DE 1908. EDICIÓN i. PAG. 14 ¡María -Con gran alegría ne recibido la carta de mi dulcísima y cauñosa amiguita. Acepto satisfecha su promesa, Estará muy lindo y elegante e traje de levita. Sólo con el nombre. Tenga la bondad de preguntárselo á la Administración, pues yo no puedo hacerlo Escribe usted perfectamente, se lo aseguto; no vacile en aceptar esa correspondencia, Correspondo de todo corazón á- su jtecto. Una atecana. y, Jlteca, Jlte 1 oe mi alma! -No he recibido ninguna Je ÍUS dos cartas, y lo siento muchísimo, lanto poi tratarse de una comunica ite tan simpática, cuánto por las postales ¿Cómo eran? ¿Para qué servían? Los peinados modernos tienen e! mono ni alto ní bajo, el cabello gruesamente ondulado y muy h ieco; claro es que todo esto a de ser en perfecto acuerdo con el espejo. La suciedad, con gasógeno, si es que el encaje no es lavable. Que se pinte con yodo los deditos en cuanto crea empezar á notar que aparecen, y que lleve las manítas muy abrigadas. No sabe usted uánto siento Ja pérdida de sus cartas, Tarántula. -j. Lavarle á diario con igua boricada muy caliente. 2. 1 Belleza Venus núm. j Lo que me dice usted de su hermamto no tiene remedio, porque consiste en que los vasitos sanguíneos pasan itiuy cerca de la epidermis. Ahora bien, lo que sí Ja digo es que eso no es wn de t ccto, ni mucho menos. Una ilusa. -Ya ve usted que el retia 50 consiste solamente en que hay gtan número de cartas 1 ft A esa misma di. rección escriba usted pidiendo AnhefeUdes c istrucciones. 2. De piel y muy anchos. 3. Colonia á Ja violeta. Puede usted escribirme cuanto guste y me creeré muy dichosa si pueden servirla mis pobres consejos. ¿Es de veras eso que usted dice? ¿No me confundirá usted? ¡Si viera qué peregrinos errores hay respecto á mi humilde personita! Déme algún detalle y la diré lealmente sj es es ó no cierto. Tres admiradoras de su talento. ¡Por DJOSI ¡ES demasiado lisonjero el seudónimo! ¡Ay! pues es peor la otra hechura, la que tengo que decir á usted. Es la Imperio, y no hay otra cosa. ¡Que niñada! ¡Pues si precisamente las levitas son honestas como ninguna otra toilette! Si liene usted talento para hacerle comprender lo ridículo de ello, se corregirá. M e parece que ese joven lo piensa demasiado; en el lugar de ella, yo no le contestaría. Lo primero, para quitar granillos; Jo segundo, para suavizar las manos; lo tercero, para afinar el cutis. Los dientes, con bicarbonato. El mismo peinado ondulado y retirado de la frente que recomiendo Tepetidamente. A sus órdenes. Gioner. -Mire usted, galante amigo. Las mujeres sensatas juzgan de una cabeza por Jo que contiene; las mujeres frivolas, por lo que tiene alrededor. Con efecto, toda la razón está de su parte de usted. La dulzura y la sumisión son las dos armas más poderosas de la mujer. Resquemores- -No. no hace usted bien, y perdone Ja franqueza. Y mire: Los celos se parecen á la pimienta; siendo poca, da gusto; si es mucha, quema, Y el que es machac i má bien atiza el fuego que no le- ipaga. ¿odáguila. -Con este seudónimo ó uno parecido, pues se lee maJ, he tecibido una pt eciosa postal de Nueva York. Constele al comunicante que la ha enviado que agradezco profundamente el galante concepto que de mí tiene, y que puede consultarme cuanto quiera, seguro de serme agradable. Un chimbo enamorado. -Acabo de leer los autos que me ha mandado. ¡Sí en vez de carta parece un pleiío de los embrolladitos! Vamos á ver. Respecto a la consulta del primer folio, puede decir 3 su amiga que pruebe á usar Antieféfides ó Leche Candé; cualquiera de estas dos cosas tienen fama de dar excelentes resultados. Segunda, puede usted plantear esta cuestión: El que de los dos tenga más talento y más corazón, que dé el primer paso... Un cariño verdadero bien merece la abdicación del amor propio La tercera consulta es más grave, porque le voy 9. decir á usted cosas desagradables. Bien que usted puede ejercer su derecho de no hacerme ni pizca de caso, puesto que mi opinión no es artículo de fe, sino un parecer pedido y otorgado, bsa joven no es buena; ni con ánimo de pasar el rato, nj el de distraer ausencias, debe una mujer que sea formal y mantenga relaciones, de las que no tenga q leja coquetear con otro. ¿Qué confianza puede inspirar una mujer así? Pues si después de casados tuviera usted que hacer, por azares de la vida, un viajelargo, ¡estaría usted lucido! No, el cariño verdad es más serio que todo eso, y es muy de temer una cabecita tan ligera; mal, muy mal. Ja primera vez; ¡pero Ja segundal Yo, en el lugar de usted, sí no rompía definitivamente con ella, al menos se lo haría creer y la daría un buen disgusto, si es que esa niña se disgustaba, que puede que para pajar ía pena admitiese siete novios. Así como creo que cuando las riñas amorosas son por nimiedades, sin que ninguno sea reo de un pecado de leso amor, cualquier de los dos que inicie la reconciliación está bien hecho, así digo que esas pequeñas faltas de su adorado tormento me parecen imperdonables. Lo siento, gaJante chimbo, pero no soy capaz de decir más que lo que siento. Envíeme usted una postal diciendo si se ha enfadado usted ó no conmigo. Rodolfo. Ciclanun. -Es usted verdaderamente encantadora. Diga á LoJita que yo sí que tiento no haber recibido sus postales. Recibiré con grandísima alegría lo que ne promete. Yo, por ahora, con gran sentimiento mío, no puedo corresponder, VESTJDO PARA CALLE O PASEO no tengo ninguno. Pero espero tenerlo dentro de un mes ó dos. Tengo verdaQue las levitas siguen su carrera triunfal puede asegurarse después de visitar dero afán por recibirlo; no deje de use Preservahva su señora; ios talleies de tos grandes modistos. Sólo para teatro los cuerpos Imperio alternan es, Que disputa, el agua nzadora mandarlo, que cuando yo pueda ya cosin rresponderé. con este género tailleuri tanto y tan justamente preferido por las elegantes. que deja los cabellos más divinos. Titt. ¡Qué graciosa! De ninguna JVueslro figurín de hoy representa un precioso traje en color verde ó gris topo. Que gaste polvos Venus, que son finos, manera. Los Polvos Angelina sen muy y que se haga de pana Ja levita La falda es larga, de cola y completamente lisa. buenos; Jos venden en la calle de Fuensi quiere una toilette bizn exquisita. l a original levita se confecciona con gruesa seda otomana, uno de los éxitos carral, núm. 3o, perfumería Varonat. lina pesada que abusa. -El seudóniTepes. -No conozco eseproducto. Sí. de la temporada actual. Se adorna simplemente con botones y motivos de pasama. mo es injusto. Respetable y amado paMe parece muy bien. Use el jabón Neudre: Su humilde y afectuosa hija de netía. has mangas, como todas las modernas, son largas, ajustadas y terminadas inl Centrifugado; se vende en la perfuconfesión. Es usted muy indulgente para en plisados de tul ó gasa. mería Varonat, Fuencarral, 3o. A sus juzgarme ¿Cómo no me he de alegrar órdenes, a) reanudar una correspondencia con tan J. W. Z. -Puede usted dirigirse á cualquier buena liriorá usted, ¿i ¿h ¿jna; de hacerle, bondadosísima amiguita? dulce y atractiva airuguita? brería y escoger por sí misma. Yo no me atrevo á aconseYo continúo y continuaré siempre en la idea de que cada Una trevedtta, 1 ondulido y retirado de Ja frente jarla, porque creo flue ninguno sirve para ada. Es usted mortal, sin distinción cíe sexos, debe ganar el pan con el que á menudo aconsejo. 2 l Depende del dinero que se puemuy amabk sudor de su frente, y la hermosa independencia con el mismo da gastar y de Ja vida que se vaya á hacer. A sus órdenes. Una rosa nn aroma. -El convidado á la derecha del sudor, mientras no nos obscqjje la Providencia con otro Uno que adora á la figlia de un compañero etc. -Amapadre. Se si ve alternando: unas veces primero al convidado, -mina; es tan bonito sentirse fuerte í En este asunto no ble cogín. La voluntad hace milagros; si usted no los logra otras a Jas hijas, y otras al padre. 2. a M u y ondulado y varío de opinión... y sigo diciendo ¡cómo la convencería á es porque no tiene usted Ja voluntad educada, y, jclarol, no hueco y digo le tirado de Ja frente; unas, moño ni alto nj usted relatándola hechos si pudiésemos hablar. No eia de Je obedece. ¿Y qué puede hacer, dado ese caso, la segunda bajo; otras, tirabuzones cogidos con un gran Jazo. 3. a Para Sevilla, y creyó que los consejos se referían á otros asuntos. mujer sublime? Si no recuerdo mal, la dicha figlia era un teatro ó reunión. 4.11 Marrón, violeta y verde billar. 5 i ¿Quiere usted hacer el favor de decirme qué idea tenía usted prodigio de coquetisino y poco seso. ¿Pero es que le agraAmbas. No hay de qué. forjada de Ja mensajera? Aunque fuese mala, dígamelo, da á usted que le den con la badila en los nudillos? a porque me hace muchísima gracia cada vez que me entero Tina que desea ir á Marte en automóvil. -i Con un Juan J amón JV. S. -Dirija Ja carta á la Carrera de San de cómo cada cerebro se forma un ideal. Es cierto Jo del poco de cola. a. a Violeta, marrón y verde. 3. a M u y granJerónimo, aauina al Prado; con esto basta. hoyito. ¿Penas? ¡Ay, simpática Pililal Se estremecería usdes. 4. a Aun no está decidida la moda. 5. a Con ricillos y ted... y hasta se la quitaría el terror á los libros. Niña y bastante abultados. 6 a Con antiefélides. 7. a Sí. 8. a Se lleniño. Firmaré gustosísima. Sigue usted encantadoramente garan 9. 1 Sí 10 A Jo Kaiser Muy complacida en. ello. sugestiva La simpática Pihía. -Si el miedo y la- cobardía es saps-