Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
nezcan en las cercanías de las viviendas basuras, trapos ó materias orgánicas en desIG 1 ENE DOMESTICA Y DEL composición, practicando activo saneamiento de estercoleros, pocilgas, mataderos ó ceINDIVIDUO DURANTE LAS menterios próximos á poblado. 9. a Cumplimiento severo de todas las EPIDEMIAS DE COLERA. reglas y disposiciones referentes á Policía ARTILLA POPULAR (i) I ahigienedo- urbana, muy singularmente Jas que atañen w méstica abarca á la contaminación de la vía pública por cuanto se relaciona con la casa ó vivienda, aguas sucias, recogida de basuras, sacudida muebles, telas y utensilios, y especialmente de telas por las ventanas, tendido de ropas las condiciones de orientación, ventilación, en las mismas, etc. sttbsaelo y salida de aguas feeaíes del ediio. Aplicación inmediata del aislamienficio. to y desinfección completa de la vivienda I a individual se circunscribe á las medi- donde hubiere algún caso de enfermedad. das profilácticas del ser sano ó enfermo, comprendiendo todo su personal género de 1 GIENEINDIVIDUAL IndiiÁdttalmente pida, así como sus relaciones con la colectiprecisa seguir vidad. una higiene severa, evitando: i.o l, a fatiga física y el pánico moral M 1 G 1 ENE DOMESTICA Comprobada por 2 I os enfriamientos, sobre todo des la Ciencia la naturaleza dei germen colerígeno (reconocido pués de las comidas y cuando el cuerpo se coa facilidad en los laboratorios) está plena- halle transpirando, para lo cual es convemente demostrado por la experimentación niente el uso de faja que abrigue el vientre. 3.0 I os excesos, cualquiera que éstos que su desarrollo se efectúa con extraordisean, y la reglamentación en el uso de alinaria rapidez en el interior del organismo y que las secreciones anormales constituidas mentos y bebidas. Respecto á este punto se tendrán en cuenpor vómitos y diarreas son la causa positiva áel contagio, no sólo por la difusión posible ta los siguientes consejos: i. Debe ser muy moderado el uso del de estas materias, sino porque contaminan fácilmente las aguas destinadas á la bebida alcohol y de las bebidas fermentadas, no y usos domésticos, las cuales son las direc- haciendo uso del hielo en las comidas. a. El agua será objeto de atención pretamente responsables de la generalización ferente, no usándola en bebida (y aan, á ser aterradora de las epidemias de cólera. Son reglas absolutas de buena higiene posible, para el lavado del cuerpo, que se presentadora, aparte de las generales de practicará escrupulosamente) sino hervida índole permanente respecto ai saneamiento ó filtrada, evitando que permanezcan las vasijas ó depósitos al descubierto, preseren la construcción de edificios: i. a El saneamiento del suelo y del sub- vándolos del eontacto de insectos ó animasuelo, así como de todas las comunicaciones les que puedan ensuciarla. Se recomiendan directas ó indirectas con el mismo, singu- las aguas minerales naturales llamadas larmente los retretes, letrinas, alcantarillas, aguas de mesa que ofrezcan garantías de buen embotellado y no procedan de localipozos negros, etc. 2. a I, a soleación y renovación del aire dades contaminadas. 3.0 No se comerán las verduras ni frutas en la vivienda, promoviendo con frecuencia HHá ventilación adecuada que evite todo crudas. I ¿os alimentos serán sometidos á la debida cocción, suprimiendo los condimenolora fétido ó malsano. 3. El blanqueo y constante limpieza de tos excesivos ó las substancias estimulantes araros y pisos, especialmente de alcobas, del aparato digestivo. 4.0 Todas las materias alimenticias secomedores, cocinas y retretes. 4. a El barrido perfecto, con desinfección rán convenientemente preservadas déla po ompleta del piso, en escaleras y patios, im- sible contaminación. Deberán destruirse, pidiendo la permanencia de basuras en el por todos los medios posibles, las moscas, que constituyen un vehículo del contagio. interior de la casa. 5. ifiL leche, que puede servir también 5 La desinfección diaria de letrinas y r e t r e t e s manteniéndose constantemente de fácil vehículo al germen colerígeno, deaquélla cada vez que se viertan por los li- berá ser hervida antes de su consumo, cuitios excusados las deyecciones, practican i- dándose mucho de la vigilancia de los recipientes donde es transportada, así como se al mismo tiempo la escrupulosa limpitz de los recipientes que contienen las secre- de la absoluta limpieza de los mismos con agua pura. ciones. Las precauciones indicadas se extremaran res 6. a I, a limpieza y pureza de las aguas potables, vigilando rigurosamente los depósi- pecto á la vida de ¡os niños, en los cítales el contatos, conductos y cañerías, procediendo á la gio es gravísimo y casi siempre mortal. clausura de toda fuente, aljibe ó manantial que ofrezca sospechas de contaminación PRECEPTOS IH- I. Cualquier trastorno gor filtraciones en los conductos que arrasEXCUSABLES digestivo, por leve que trana materiales excrementicios. EXCUSABLES s e j u z g u e á primera vis 7. Vigilancia de las aguas de arroyo y ta, y singularmente atirante la infancia, decañerías descubiertas, así como de los ver- ben ser cuidados en cuanto aparezca, sometederos y de los conductos permeables de tiendo al enfermo á régimen severo, abrigo y tratamiento adecuado, aislándole de los aguas destinadas al lavado ó á la bebida. 8. a Prohibición absoluta de que perma- sanos. 2.0 las ropas, vajilla y, sobre todo, las (i) Por orden del Sr. La Cierva, ministro de la Goberdeyecciones, han de ser desinfectadas connación, el Real Consejo de Sanidad ha redactado varios travenientemente. bajos destinados á popularizar las preceptos y disposiciones 3.0 I,o s niños serán alejados cuanto anhigiénicas en tiempo de epidemia. En una de las últimas setes de la vivienda donde exista un caso, sisiones se ap robó una cartilla popular, en la que fueron poquiera sea sospechoso. nentes los consejeros Sres. Can- aado Veranes y Tolosa Laíour, Ja cual publiceos por con kteiKÍ ¿a de positivo i 4.0 El pronto aviso al médico y á las auteres para los lectores. toridades éíunuuutü constituye la más ef i- H H ca garantía para evitar la muerte del atacado y, sobre todo, el contagio de los sanos y la 0 consiguiente difusión déla epidemia. 5. Todo enfermo atacado de cólera debe serhospitalizado. habida cuenta de que en el hospital hallará los medios terapéuticos más rápidos para su salvación, así carao ios cuidados asiduos é inteligentes que en. las familias, aun las más abnegadas, no pueden proporcionarle. 5. a fiel observancia de los preceptos de la ciencia y la severa confianza de todos loa individuos en la eficacia de las medidas sanitarias son las bases firmísimas para dominar una epidemia pronta y comp ¡etamente Quien no las practique ó las combata es un enemigo de la salud publica. f on este noinare se designa el deplorable vicio, muy generalizado en la infancia, de morderse las uñas, lo cual no sólo deforma y afea los dedos, sino que puede ser causa de trastornos intestinales, provocando la apendícitis. Por regla general, el onicófago s un degenerado hereditario, observándose otras manifestaciones degenerativas, como la incontinencia de orina, tendencias impulsivas, sonambulismo, tartamudez y otros vicios físicos y morales, según Berillon y Voisin. Un dentista de los hospitales de París, el doctor Didsbury, ha presentado á la Academia de Medicina un aparato protésico que s adapta á las muelas de la boca del niño é impide que los incisivos se unan y hagan presa en la uña. Afirma que ha dado buenas resultados; pero el ponente de la Corporación citada, doctor Galippe, considera que será insuficiente en algunos casos por la s razones indicadas. Suele ser hereditario este vicio, y los padres tienen estigmas degenerativos casi siempre. Sin embargo, la imitación influye en el desarrollo de esta costumbre. I o propio ocurre con los queilófagos (mordedores de labios) abunüan entre las niñas excesivamente nerviosas, muchas de las cuales conservan toda su vida este ti c. Aconséjase por Meige la discipli aa psieomotriz en ambos casos, siendo en algunos necesario recurrir á la sugestión. El método de Didsbury es útil é ingeniosa. En la primera edad se suele corregir la onicofagia impregnando los dedos de las niños en substancias amargas ó malolientes, inmovilizando las manos, cnbíiéndolas con guantes, etc. lo cual no siempre da rescatado. En las niñas es frecuenta el despettejamiento de la unión de los labios y deformid ad de la boca produciéndose un gesto desagradable. Es, pues, muy necesan. o combatir estos vicios en el seno de la farailia y en I,i escuela LA ONICOFAGIA CI doctor Criado y Aguilar tía dedicado en tm discurso inaugural de la Universidad un capítulo á la puericultura y al feminismo. Es un hermoso escrito que revela los nobles sentimientos y el ela. ro talento del distinguido catedrático. En la imposibilidad de transcribir íntegramente su escrito, copiamos el siguiente á i i d d PROTECCIÓN A LA MUJER