Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 16 DE OCTUBRE DE 1908. EDICIÓN i. PAQ. 5. ccndental, aquello de que vivimos, ¿no es el hecho de ahora, la realidad presente? La segunda paite del discurso del señor conde de Romanones fue la dedicada á hacer resaltar el aumento que los conservadores han llevado á los gastos de sus presupuestos. Insistió mucho sobre ello el orador. Citó numerosas cifras en su abono. 151 jefe del Gobierno en su contestación dudó de la veracidad de estas cifras. Si las recoge- -dijo al conde- -el jefe de S. S. las contestaré; pero dudo que las recoja. Se levantó el Sr. Moret. El jefe de los liberales no se decidió del todo á salir garante del batiburillo numérico del conde de Romanones. En general- -vino á decir- -creo que esas cifras son exactas; pero suele ocurrir en estos casos que siempre hay alguna confusión, ya sea por que se cruzan y entrecruzan las cifras de un ministerio con las de otro, ya sea por otras negligencias Después el Sr. Moret hizo algunas discretas, amenas y extensas elucubraciones sobre varios puntos atafladeros á la política financiera de los conservadores. Y hubo en u discurso un punto central, eminente, sobre el que conviene llamar la atención. Defendió el aumento de gastos en las naciones. Ul señor conde de Romanones había acabado de execrarlos; su ilustre jefe el Sr. Moret los defendía muy razonadamente. Los defendía en las naciones pobres, en vías de crecimiento. Daba por alegato para la defensa dos causas esenciales, el anuamente y política militar, y las necesidadescrecientes, imperiosas, de la solidaridad humana, es decir, de la higiene pública, de la beneficencia, de las comunicaciones, etc. La contradicción entre uno y otro orador liberal y en cosa de tanta monta, en cosa que es el quicio y la base de toda una política, ¿110 era evidente, flagrante? ¿Cómo armonizaremos uno y otro criterio? ¿Cómo concordaremos una y otra opinión? Medítelo el lector, tual también están separadas las funciones de los médicos y de los veterinarios; de manera que no se puede hablar de supuestos antagonismos entre ambas clases. Rectifica el obispo de JACA, insistiendo en que esos servicios de sanidad pecuaria deben corresponder al ministerio de Fomento. (Ocupa su puesto en el banco azul el señor Rodríguez San Pedro. El Sr. LA CIERVA le contesta, quejándose de que el obispo de Jaca se haga eco de antagonismos profesionales, é insiste en sus anteriores afirmaciones. Rectifica otra vez el o. bispo de JACA. Los Sres. Pardo Beimonte, Coneas, Lavín, Odón de Buen y Reig reproducen varios proyectos de carreteras. El Sr. POLO Y PEYROLON pide se traigan á la Cámara unos expedientes relativos á faltas cometidas por catedráticos de la Universidad de Valencia. El ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA promete hacerlo. El conde de PEÑA RAÍÍIRO pide al ministro de la Gobernación que al saber que un barco intenta llevar emigrantes á Panamá haga cuanto de él dependa para evitarlo. El Sr. LA CIERVA let contesta que el Gobierno ha emprendido una campaña contra los agentes de emigración, y que esa campaña empieza á dar frutos. Añade que tieue que sujetarse á la ley y que el Gobierno ha de hacer cuanto ésta autoriza para evitar que los emigrantes sean engañados. Rectifican ambos oradores. Y á continuación se entra en el ORDEN DEL DÍA Apruébanse dos dictámenes de carreteas: el uno, sobre una del caserío del Palmar á la de Puente Nuevo á la de Torrevieja á Balsicas, y el otro, sobre una de la fábrica militar de pólvora de la Nora (Murcia) á Molina. Votase definitivamente el proyecto de ley relativo al puente sobre él Ebro en Tortosa, MIVO dictamen se aprobó ayer. Y se levanta la sesión á las cinco. nera ineludible el fijar un plan de orienta ción económica, y que no se debe pedir á las oposiciones más concurso que el natural en toda labor parlamentaria, pero reservándose el Ministerio la iniciativa. Censura, por vagas, las reformas que ha ofrecido realizar en los presupuestos el señor Besada. Pregunta al ministro de Hacienda si ha abandonado definitivamente el proyecto de saneamiento de la moneda que con tanto tesón defendió el Sr. Villaverde. Pasa á contestar al discurso del señor Maura. S. S. dijo ayer que en todo momento prestó su ayuda al Sr. Villaverde. El presidente del CONSEJO: No dije en todo momento. Búsquelo S. S. en el Diario de las Sesiones. SENADO SESIÓN DEL DÍA 5 DE OCTUBRE DE 1908. principia la sesión á las cuatro menos cin co. Preside el general Azcárraga, y se tientan en el banco azul los ministros de la Gobernación y de Marina. CONGRESO SESIÓN DEL DÍA i J DE OCTUBRE DE 1908 p l Sr. Dato declara abierta la sesión á las RUEGOS Y PREGUNTAS tres y treinta y cinco. El obispo de JACA se queja de que exisEn el banco azul, el presidente del Contan contradicciones entre disposiciones sa- sejo y los ministros de Estado, Fotneii- -nitarias dictadas por el Sr. González Besa- y Hacienda. da cuando éste era ministro de Fomento y RUEGOS V PREGUNTAS otras dictadas por el Sr. La Cierva. Cita vaVarios diputados reproducen proposiciotios casos. Dice que el ministro de la Gobernación, nes de ley y á co atinuación, hace liso de rla DE LUGO p a a con su. proceder, ha perturbado y dificulta- palabra rel Sr. BBNITEZ los puertos donde en do un servicio de excepcional importancia. rogar al Gobierno que aplique la ley de InOpina que esos servicios deben depender se practica la pesca se de Fomento; que los veterinarios no deben dustrias marítimas. DEBATE POLÍTICO depender de los médicos, y que conviene Se reanuda el debate promovido po r la presentar un proyecto de ley especial sobre policía sanitaria de los animales. Lee va- interpelación del conde de Romanones. Este hace uso de la palabra para rectirios artículos de revistas profesionales en ficar. apoyo de su tesis. Censura al Sr. Besada porque con sus pa l Sr. LA CIERVA niega que por los ministros de Fomento y de Gobernación se labras ie ayer declarándose sometido al sehayan dictado disposiciones contradicto- ñor Maura es un ministro más que ha abdicado su personalidad ante el pensamiento rias Dice que al primero corresponden las me- absorbente del actual jefe del Gobierno. Vuelve á insistir en los argumentos que didas que se relacionan con la agricultura, mientras del segundo dependen las medi- ayer expuso, para pretender demostrar que das sanitarias; de manera que la esfera de el Sr. Besada ha cambiado de criterio en la acción de esos dos departamentos es com- cuestión de las desgravaciones. Repite también que, aunque no quiera, el pletamente distinta. Añade que el estado de salud de los ani- Sr. Besada habrá de rectificar la obra del males puede influir en la de los hombres y Sr. Osma, pues sería insensato proseguir el que, desde ese punto ¡de vista, corresponde camino emprendido en materia económica, al ministerio de la Gobernación cuanto se que, ajuicio suyo, ha comprometido la nivelación del presupuesto. refiere á la sanidad pecuaria. Afirma que al Gobierno le compete de maDice que en la oiganización sanitaria ac- El conde de ROMANONES busca infructuosamente en el Diario, y luego exclama: Bueno; no lo pone, pero es igual. (Risas y rumores. Lee otros párrafos del discurso del señor Villaverde, en los que éste se lamentaba de haberse tenido que retirar del Poder por falta de apoyo en el Sr. Maura, y afirma que esta discrepancia fue originada por tener diferentes criterios en cuestiones económicas, y no, como pretendía ayer el ñr, Maura, por tratarse de las relaciones entre la mayoría y el Gobierno y éste con la Corona. Lee párrafos del Diario de las Sesiones para probar la veracidad de su aserto. Mi presidente del CONSEJO DE MINISTROS contesta al preopinante. Dice que el conde de Romanones ha confundido fechas en los sucesos politices desarrollados en 1903 y en 1905, y que es harto notorio que en la cuestión del saneamiento de la moneda había diferencias de criterio entre él (el Sr. Maura) y el Sr. Villaverde, pero que ni siquiera recayó votación sobre tal punto. Agrega que en Diciembre de 1905 fue cuando de un modo patente, explícito, declaró que no votaba con el Gobierno, perp hat ciendo constar que no era por cuestiones económicas, sino políticas, de diferencias entre el modo de creer lo que debían ser las relaciones entre la mayoría, el Gobierno y la Corona, y se fueron á la oposición. Al Poder hemos vuelto, pero para gobernar (Aplausos en la mayoría. En cuanto á lo que S. S. ha dicho respecto de quebrantos causados por los conservadores á la -ienda municipal y que en cambiólos libei. han hecho grandes cosas, S. S. sólo ha tratado de reunir montones de millones sin sentido, de tal modo, que no necesita contestación. Si el Sr. Moret reproduce lo que S. S. ha dicho, le contestaré; pero ya verá S. S. cámo no lo reproduce. (Muy bien, sensación. El ministro de HACIENDA rectifica. Si yo me préstase á hacer lo que el conde de Romanones quiere, pues ¿qué me quedaba por hacer á mí? (Risas. Nada, e n verdad, pues nuestras diferencias esenciales en este debate son de que no tenemos el mismo criterio de lo que debe ser la disciplina. (Bien, risas. Y debo declarar que no hay nadie que guarde el respeto á las opiniones personales como el ilustré actual jefe del Gobierno. Y afirmo esto después de llevar veinticinco meses trabajando con él. Mantiene el orador cuanto dijo en su discurso de Salamanca y su opinión contraria, en general, á las desgravaciones, pero reconociendo que á veces las imponen las circunstancias. Ofrece traer su proyecto de ley de saneamiento de la moneda, del cual no ha desistido en ningún momento, y que lo hará sin criterio cerrado, y decidido á hacer obra nacional con el concurso de todos. Promete que para i. de Enero habrá un presupivesto nuevo, cumpliendo los compro-