Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 16 DE OCTUBRE DE t 9o8. EDICIÓN J PAG. 4. radicalismo. Serenamente examinados, adviértese en ambos documentos olvido de ue toda obra reformadora ha de tomar en cuenta el estado actual de la nación, base que la realidad impone y que no cabe substituir con meras te orías; error que en catatanes que suden distinguirse por su espíritu práctico, es claio indicio de haberse redactado ambos programas mirando roas al mal presente que al bien futuro. Así no vieron s s autores que tales proyectos, buenos para unir pueblos que antes vivieran separados, eran inadecuados para modificar las relaciones que, entre sí, y con poderes que sobre ellos ejercen efectiva jurisdicción, mantienen los ciudadanos de UNA n; otón. Esenciales razones, y otras de ponbilidud, no tan fundamentales en la región de las ideas, pero mucho más fuertes en la de los hechos, evidencian que el camino por aquellos hombres tomado, pudo, ha siglos, ser bueno para fundir en una España, más fuerte que la entonces existente, los estados de Aragón, Navarra, Cataluña, Castilla, León... que podría servir hoy, si tal aspiración surgiera, para soldar la grieta que de Portugal nos separa; para fundar un imperio con los Principados Balkánicos. Mas suponer que una nacionalidad constituida, un poder legítimo ó ilegítimo, pero efectivo, se avengan á negar la tazón de su existencia, es utopía que á nada práctico conducirá jamás. Cabe, y á eso debemos tender cuantos sólo aguardamos agravaoión de los males del centralismo, que España llegue gustosa á de egar en entidades subordinadas funciones de administración y aun gobierno local, que ni pongan en peligro su existencia como nación, ni susciten antagonismos regionales, ni impidan atajar egoísmos, demasías ó rebeliones; pero nadie que desapasionadamente piense admitirá que los indivisib es atribuios de una soberanía qae, integralmente y en común, pertenece á andaluces, catalanes, gallegos, etc. se despedacen y repartan; nunca podrán los españoles avenirse á que la palabra España sólo tenga valor puramente geográfico ni signifique poco más que una precaria confederación aduanera; nunca la conciencia española aceptará que puedan llegar tiempos en que el vasco sea extranjero en Cádiz, el catalán n Madrid, el gallego en Barcelona. Por dicha, y aun cuando queden aún catalanistas que personalmente piensen como quieran, Cataluña no se hace solidaria de ellos; y al adoptar el programa del Tívoli, ao solo se niega á suscribir peligrosos radicalismos, sino que reaccionando juiciosamente contra la exageración particularista que tanto daño hiciera á la propaganda en pasadas campañas, y acordándose de que los catalanes son también españoles, ha consignado en aquel documento las siguientes palabras: cayeron las autolimitaciones de la tradición localista, y comenzó á generarse, como generosa aspiración de una más vasta y total renovación, la transubstanciación de la Solidaridad catalana en fecunda, en redentora Solidaridad española ¿Podrá alguien sostener, con visos de razón ó justicia que quienes á esa Solidaridad española encaminan sus pasos merezcan el dictado de separatistas? DON ÑUÑO cinco niños; no asi el cargamento, que era de vinos de Málaga y frasquería de Ginebra. 11 n discurso sensacional. El presidente del Consejo de ministros de Francia, Mr. Clemenceau, en su reciente viaje por su departamento del Var, por donde es senador, ha pronunciado un discurso ue ha sido comentadísimo, en el cual expuso la política del Gobierno francés. Después de haber inaugurado solemnemente el nuevo edificio destinado á escuelas en Bendel, asistió el primer ministro á un banquete servido al aire libre y del cual disfrutaron más de mil comensales. En la mesa presidencial se sentaron con Mr. Clemenceau el ministro de Agricultura, Mr. Rúan, y las autoridades del departamento. económicas ae otros tiempos? ¿Que el señor Maura y el Sr. González Besada estar: e contradicción? Bueno, ¿y qué? ¿Qué proyectos son los que trae el nmevo ministro de Hacienda? ¿Son nuevos y buenos? ¿Son viejos y malos? Esto sí que debe ser importante; esto si que le interesa al país: ¡Ir á buscar contradicciones al Parlamento! ¿Y quién es él hábil que persigue abra tan original? A fe que á montones puede hallarlas en todos los escaños de la sala. ¿Y qué resultado práctico, verdaderamente beneficioso para el pueblo, puede resultar de la contradicción! Si se supone triunfante la travesura, divorciados Manta y Besada, planteada la crisis, caído el Ministerio- ¡el sueño de una noche de verano! ¿qué pasaría? ¿Habría mejores presupuestos, mejor reforma de la Administración local; habría siquiera acuerdo entre los presuntos gobernantes, no ya para ofrecer un programa concreto y realizable, que todavía está por hacer, sino para constituirse sín querellas ni contiendas en el Gobierno? Locura insigne es pretender crear avasalladoras corrientes de opinión con fiestas de pirotecnia parlamentaria. Intentarlo sólo es colocarse fuera de la realidad, y quien no se coloca en la realidad mal miede colocarse en el Poder. La competencia, en la política copo en la industria y en el comercio, no consiste en el anuncio. La clientela no la forma el pregonero. La forma la comparación. No contradicciones y sucesos del pasado, sino hechos, proyectos es lo que hay que ofrecer para que la opinión pueda Cüi y sé decida por lo que estime mefsí MADRID AL DÍA l a mística y seráfica doctora Santa Tere sa ha querido ser más grata á la gente del campo que á la de la ciudaci, y se ha traído por delante unas lluvias que serán oro puro para las tierras de sembradío, como sbn pesado plomó para los paseantes en cortes. Sigue, pues, el buen tiempo para las afueras y el malo para el cáseo de la villa, que, como sabe todo el mundo, es alegre de casco. Novedades por los Tribunales, una que hará discutir so poco á la gente de toga. El procesado aquí po r un delito cometido allí, en Bayona, fué. condenado á ocho años de prisión por el Tribunal de Derecho. El de hecho apreció en su favor dos circunstancias eximentes y tres atenuantes. Si no aprecia ninguna no se sabe á qué habría sido condenado el reo. Á ser tres veces ahorcado, lo menos. Por ios políticos, ninguna; porque no es novedad la. discusión entablada en el Congreso para cosa tan práctica como la de averiguar lo que pasó hace cuatro años. Averiguar lo que puede ocurrir dentro de cuatro sería más lógico. Pero la lógica ha emigrado de la política, yéndose en un bareo de esos que se van y no vuelven. Romanones amenizó la tarde á los diputados. El obispo de Jaba, á los senadores. Así da gusto. Por las Comisarías, relativa, tranquilidad. Caza de un pájaro en El Pardo, donde tantos conejos se cazan. El pájaro de ayer era de cuenta y de cjiento: del del tesoro escondido, la niña abandonada, etc. Y detención del Villita, acreditado rata, decano de los de su edad. Tiene diez años. Por las Casas de Socorro, dos accidentes y la inevitable tentativa de suicidio. Por los Juzgados, un juicio por el escándalo ocurrido noches pasadas en Eslava al representarse La república del amor. Allí no pasó nada. Todos tuvieron juicio. Si no en el teatro, en el Juzgado. Por la noche, inauguración de la bomoonera de D. Cándido. El teatro, lleno. Estreno de Roberto el diablo, de López Marín. Un exitazo. Felicidades. Como mot de la fin, un crimen en la calle de la Ballesta, para que se perpetúe la raza y la historia de los héroes de navaja. IMPRESIONES PARLAMENTAR 1 AS r O S CRITERIOS LIBERALES Ha segui de ayer el debate sobre la actitud del Sr. González Be- sada. El debate ha perdido ya algo de su interés. Los debates políticos tienen un día de curiosidad, de atracción; al día siguiente, la discusión ha quedado agotada. Sin MUÍ bargo, el debate sigue. Se le desvía de s origen primitivo; se le echa por otros derroteros. Esto ha sucedido con el iniciado el miércoles; al ser suspendido ayer el debate, ya se encontraba en punto distinto al de su, partida. Comenzó por ser una investigación sobre las ideas del Sr. Besada antaño y las de hogaño; acaba por ser un examen lato de la obra económica del partido conservador. En la primera parte del debate, el señor conde de Romanones insistió en exponer las contradicciones del Sr. Besada y del presidente del Consejo. El capítulo de las contradicciones ya sabe el lector que es uno de los más socorridos de las prácticas parlamentarias. Ya los jóvenes que se ufanan de ser modernos apenas lo usan. Lo ha usado el conde de Romanones, pero en su interior, como es hombre mundano y escéptico, se ríe de tal monserga. Para practicarla, lo que se hace es leer textos y más textos é irlos comentando con gritos, exclamaciones, epifonemas, apostrofes é ironías. El Diario de las sesiones y la Gaceta de Madrid suministran materiales para el caso. El encargado de mostrar las contradicciones recorta párrafos, enlaza unos con otros, sutiliza el sentido de las frases, llega en ocasiones á darle un sentido que, truncados, arraneados de au engarce natural, no tienen. Todo éste, es un trabajo ímprobo, ineficaz. ¿Nos debeimportar lo que fue? ¿Nos debe importar lo que se dijo? La Historia tiene su importancia, su trascendencia. Pero lo verdaderamente impar, tante para n W 1 f 1 d. TfltPfitea CRÓNICA CJN ENMIENDA Continuó ayer el decaía e iniciado en el Congreso por ei activo conde de Romanoues. Aparte va consignada la impresión producida en la Cámara. ¿Por qué no consignar aquí la producida tuera de aquel augusto lugar? Pues bien; el juicio general, que es el importante, tiene que ser desfavorable para esos tiquis- miquis parlamentarios. ¿Que el Sr. Goozálesi Besada rectifica us Jeariag NUESTROS GRABADOS e n la costa marroquí. El vapor inglés Midas, uno de los que hacían servicio regular entre Gibraltar y Tánger, embarrancó, sorprendido por la niebla, á dos millas al Este de Torre ManquiHa, entre Ceuta y Tánger. Salváronse la tripulación y el pasaje,