Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. del hogar, de las deficiencias de la escuela, así como las exigencias de las distintas instituciones de profilaxis y curación de aquellas enfermedades y lesiones, produjeron la resolución de ¡votar la modificación higiénica y pedagógica de la vida del niño, recomendando la creación délas Gotas de I eche, de los Sanatorios, tanto marítimos como de montaña, para curarles y vigorizarles, haciendo constar que, contando las Diputaciones con fondos propios para enviar enfermos á los establecimientos balnearios, el Congreso expresaba el deseo de que sostuvieran también los Sanatorios marítimos. Pero al mismo tiempo que todas estas aspiraciones, sé demostró la eficacia poderosa que una buena higiene reporta en lo que podría llamarse capacidad vital del pulmón. Mediante sencillas prácticas que no exigen ningún aparato, sino asidua disciplina (de las cuales nos ocuparemos otro día con detalle) se obtienen en breve espacio de tiempo maravillosos resultados. Amplíase la jaula torácica, desaparecen las deformidades incipientes, tan desagradables, representadas por la espalda jibosa, que no llega á la verdadera joroba y la simula, y esto, unido á la acción del aire puro, á la innegable influencia terapéutica de la brisa marina y áel agua de mar, líquido que regenera los territorios celulares, en el cual hallan éstos su especial nutrimento, constituye un eficaz medio de inmunización proporcionado gratuitamente por la Naturaleza. No fue improcedente el testimonio de anticipada gratitud que un congresista significó á la Asamblea en la sesión inaugural al hablar en nombre de los centenares de niños que mueren obscuramente sin que su pérdida origine otras consecuencias que el dolor desesperado de las pobres madres. El adulto mueve siempre á piedad y llega á espantarnos su lamento y su protesta ¿olorosa. llanto del niño es tan complejo P E OCTirffRE DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. i 4 co en los consejos de orden ético, ni q ra en los manantiales fecundos de la Caridad. Veía á la sociedad contemporánea empeñada en las luchas que tienen por resultado el personal interés, y en tal sentido proponía el seguro obligatorio contra la tuberculosis; ensalzaba el ahorro, que, como el abono, fecundiza la tierra; comparaba á ella el organismo humano, tan digno de amor y de respeto cuanto más débil, cuanto más inerme y dolorido es. Por eso la conciencia popular debía persuadirse de que á todos particularmente convienen estas enseñanzas, las cuales producen obra profundamente religiosa, patriótica y regeneradora, por ser obra de misericordia y de amor humano, de paz y de concordia universal. Estas nobles palabras sintetizan la finalidad de este Congreso, que en lo sucesivo se- i llamará Español, para que á él puedan concurrir todos los hombres de ciencia, filan- j tropos y ciudadanos generosos que hablen nuestro idioma, vengan de donde vinieren. Es de esperar que al segundó, que se reunirá en Barcelona, aporten gran contingente las Repúblicas Hispano- Americanas. Bien venidas sean á España. Nos uniremos dentro de dos años en una intensa aspiración de inmortalidad. Nuestra raza no puede morir tan pronto, y bienpó- demos repetir las palabras del insigne orador: No somos inmortales, pero procuráramos serlo. Para ello necesitamos no desmayar, creer siempre en algo grande que nos eleve sobre las miserias de la tierra. Por eso creyentes y escépticos hacen en Zaragoza su primera visita al Pilar, porque en la reducida escultura de la Virgen se halla condensada el alma de nuestra Patria. de las leyes protectoras, de las condiciones RUINAS DEL SECULAR HOSPITAJL GENERAL DE ZARAGOZA DURANTE LOS SITIOS y continuado, que más nos produce molestia que compasión. Y el niño, cuando se queja, tiene siempre más razón que. nadie para hacerlo. Nuestra ignorancia y nuestro egoísmo explican, sin disculparla, la vergonzosa impiedad con que se les oye gemir. Solamente las grandes naciones son verdaderas madres, y su interés por la infancia las engrandece é inmortaliza. Sería tarea gratísima repenr textualmente ios Hermosos discursos pronunciados en las distintas sesiones. Todos rivalizaron en galanura, pero los resumió con insuperable elocuencia un insigne orador, de palabra portentosa, dotado de un corazón hermosísimo, que late á compás de todos los grandes ideales. El supo hacer un gran cuadro sintético de cuantas aspiraciones representaban los debates y votos de la Asamblea Haciendo que su voz vigorosa entonara un himno al progreso, manifestaba que no tenía fe en ninguna predicación, ni tampo- D EF 1 NIT 1 VA ASPIRACIÓN FACULTAD DE MEDICINA DE ZARAGOZA, DONDE SE REUNIÓ EL PRIMER CONGRESO ESPANOi DE LA TUBERCtU, WS iíí