Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 8 DE OCTUBRE DE 190 EDICIÓN 3. PAG. 5. ¿jrosotros teüéis Parlamento y nosotras no tenemos ni Siquiera derecho á pedirlo. El yiejo Emperador se ha anticipado á esta vigita y al anexionarse el territorio en cues- íiótt ofrece á sus habitantes que tendrán ¡asiento en la Dieta, El territorio de Novi- bazar, que Austria jjede en compensación á Turquía, tiene para íSta potencia un gran valor estratégico, pero nada más. Es curioso el caso que acaba de dar el nciano Kaiser. Está descontado que el día He su muerte será el de la desmembración e su Imperio, y al heterogéneo conglomerado de razas que lo constituyen quiere añadir otra: la herzegovina. En Turquía, es verdad que la diversidad de razas es también grande; pero viven mezclados en todos los pueblos, ligados por vínculos de interés, armenios, israelitas, turcos, etc. I, a labor de ios jóvenes turcos completará la de la realidad, y el pueblo turco podrá llegar á ser ano. No, en modo alguno. Bulgaria creo que 40 se atreverá á dar un golpe de mano y á violar las fronteras rompiendo las hostilidades, por una sencilla razón: le falta tener detrás á alguien que en un momento de apuro pueda socorrerla. Ese alguien pudiera ser Rusia; pero ahora el Zar no se atreverá á comprometer la paz, casi artificial, 4 ue sostiene en sus dominios por ayud á otra potencia. -Concretando. Mi opinión es que el conflicto ha pasado su crisis aguda. Cuando Turquía no ha declarado la guerra es por, que no la quiere, á lo menos ahora. Y no porque no esté preparada, ni porque el arrojo de sus subditos haya desapareci do, sino porque sabe que, aun en caso muy avorable, después de la lucha no habría ganado nada, y en cambio habría perdido ó retardado su plan de reforma, comprometiendo la causa de la libertad y del progre So, cuya era ha inaugurado con tanto éxito. Por lo tanto, no es aventurado suponer que, persistiendo en su actitud noble y de altas miras, Turquía diga á las potencias signatarias del Congreso de Berlín: Se ha viol a d o el arreglo que hicisteis y se ha hecho en contra nuestra; restableced la normali dad ó dadnos una compensación Salvand o su responsabilidad, Turquía compromet e á Europa en la conservación de la gaz, que es su causa, y si no se la hace caso ó en lo porvenir cree necesario tomar alguna re vancha... jes tan fácil buscar un pret o- para hallar un casus belli! supo retirarse á tiempo para disfrutar tranquilamente de una vida feliz? Sí. Guerrita es un sabio, con perdón de los que creen que sólo lo son ellos. Y descontada esa nota, ¿qué queda por decir? Que los- v Tribunales se cargaron como se dice en la jerga del oficio, á los cazadores que mataron á un guarda y al enamorado doncel que cazó á su novia. Que aunque hubo Consejo de ministros para preparar la próxima hornada parlamentaria y se recibió la noticia de que Creta se ha proclamado anexionada, siguiendo el ejemplo de Bulgaria de hacer del Sultán de Turquía cabeza de turco, ambas noticias dieron menos que hablar que la presencia de Guerrita. Que entre los sucesos registrados tiguró un robo de alhajas de valor y ricas mantillas á Isabel Bru, siendo detenidos cuatro criados de la bella y popular tiple, á la que casi hay que felicitar por tener alhajas de valor y hasta cuatro sirvientes para ella solita. Que la Diputación celebró sesión, y en un abrir y cerrar de ojos aprobó el cupo contributivo de los pueblos- ¡Dios les tenga de su mano! -y que la Junta de Sanidad sigue ocupándose de nuestra preciosa salud frente á las amenazas del molesto huésped del Ganges. Por la noche no hubo homenaje á Guerrita- ¿por quénoorganizársele también? -pero cundió la extraordinaria nueva por los teatros de que la veteratrá. Valverde se muda de casa: de la Corredera de San Pablo á la calle del Príncipe. I a noticia sorprendió á los que dudan que tras de una boda viene la mudanza, y doña Balbina está de bodas: las suyas de oro con el teatro. chos meses en los hogares militares no se evitan. I, a única diferencia será que en vez de aereedores del sastre lo serán del Estado. Acreedor por acreedor, tanto da uno como otro. Murmurase asimismo que los citados ra badanes y padres, ó á lo menos jaleadores del cambio de uniformes vacilan ya al per catarse del disgusto y la alarma que haá sido consecuencia del anuncio de él, qvfe comentan particulares discusiones é itiei- dentes sueltos surgidos estos días, quesea en ellos claro indicio del general despontentó, el cual, no por contenerse hoy, ni por seguir contenido mañana en la más corree- ta reserva es menos hondo ni evidente. Di cese además que todo ello ha resfriado no poco los entusiasmos por la reforma, ha ciendo temer que al enterarse altas personalidades del deplorable efecto en la opinión causada por el impremeditado proyecto puedan no verlo con buenos ojos, y como síntesis de todo ello apuntan la posibilidad de que hoy con un pretexto, mañana coa otro, vaya demorándose la publicación oficial de la reforma, hasta que gasado algún tiempo nadie vuelva á acordarse de ella. Si así lo hicieren los que hacerlo así pueden, Dios se lo premie, pues ese es el único camino que cabe tomarse ya para no hacer un positivo daño á la oficialidad, sin ventaja para el Estado ni el servicio. Cuando aun no se ha publicado una disposición no hay mengua ni mortificación para nadie en renunciar á planes poco meditados. En tal caso sólo indica el desistimiento que antes de dar la orden se la ha sometido á la debida reflexión que debe avalora las disposiciones de Gobierno. MADRID AL DÍA 1 legó lerritr. á Madrid, ¡Todo llega en la vida! I a presencia del popular califa iué el acontecimiento del día. Por la tarde fhubo Consejo de ministros, el primero de la serie que ha de preceder á la reapertura de ias Cortes. Pero ¡qué Consejo de ministros ni qué chanfainas! uerrita se paseó por Madrid, y su paso por las calles atrajo más que si en el desfile hubiera repartido centenes isabelinos. Hubo momentos en que la (autoridad tuvo que ordenar el despejen para que la ge 1 JS ajena á los éxtasis circulase por las aceras que servían de reposo ó de paso. Y el héroe admirado, siempre son xiente y amable, prodigaba á amigos y adoíadores su consabida frase: M alegro de verle No estaba mal la frase, porque probablemente muchos de los que ayer casi se prosternaban á sus pies serían de los que silbaron al maestro en su despedida, hace ya nueve años. Lo de maestro puede subrayarse. ¿No ha de ser maestro, doctor en jÉaundología, el hombre que por saber tanto e l juez Sr. Ochoa, interino del Juzgado de Chamberí, pasó la mañana de hoy trabajando en este asunto. Declararon de nuevo el Sr. Vélez, su esesde que ha pocos días publicamos nuestro artículo Cascos, caponas, moños posa, la criada y el portero y todos se ratiy lazos se ha acentuado el tole tole con- ficaron en sus anteriores declaraciones. tra las reformas de uniformes, siendo este También declaró ante el Sr. Ochoa el coasunto habitual eomidilla de conversa- misario suspenso Sr. Marsal y un agente, ciones entre militares, que al dar su opinión que fue el que, cumpliendo las órdenes de sobre cosa que no tiene estado oficial, por su jefe, detuvo á la familia Vélez. no haber sido aún publicada la orden de reComo de las declaraciones prestadas por forma, no cae en pecado de murmuración la familia Vélez y el agente resultaban alcomentando, no lo que manda el superior, gunas contradiceiones con lo declarado por sino lo que la gente dice. Marsal, el juez ordenó algunos careos, en los A las lamentaciones naturales en las pre- que cada uno se sostuvo en sus anteriores suntas víetimas, á los ayes de los bolsillos manifestaciones. amenazados, se unen ahora otras especies l Sr. Vélez es nieto del ex presidente át de quienes procuran indagar el cómo y la República Argentina, D. Dalmacic cuándo se ha de realizar la amenaza, y acogen cual rayo de esperanza cualquier vis- Vélez Lawfield. autor del Código civil de h lumbre de que acaso no llegue á ser un Argentina. El juez municipal de Chamberí ha orde hecho. Dícese que los principales muñidores de nado al médico forense del distrito que re la reforma en el ministerio de la Guerra se eonozca al portero, Federico Cobos, el cua han molestado de que se juzque su proyec- se queja de fuertes dolores á consecuente to como mera obra de adorno y engalana- de los golpes recibidos en la Comisaría. Como consecuencia de esto, es muy posimiento, y para probar que no sólo se preocupan eon los picaros moños y lazos, apla- ble que el juez instructor ordene un reconozan la publicación de figurines hasta tener cimiento análogo á dicho portero. ya elegidos los de campaña, para demostrar que también se trata de cosas muy terri- INFORMACIÓN bles. De ser así, en vez de una, tendría la oficialidad que costearse dos reformas á un POLÍTICA tiempo, y eso ganarían los sastres. EL CONSEJO DE AYER Susurrase también que va á dietarse una aando, á las ocho, terminó el Consejo, Real orden, por de contado reservada y maconfirmaron los nuscrita (para que no aparezca en el perió- que habían hecho. ministros los anuncios dico oficial) autorizando á los cajeros miliSegún sus noticias, el Consejo de tares á anticipar una ó dos pagas á la ofi- fue más que el prólogo de la serie ayer no de ellos cialidad, para que pueda sufragar el gasto que se ha de celebrar antes de la apertura que se le viene encima. Con ello se demos- de las Cortes, y estuvo dedicado al despatraría que la superioridad reconoce, según cho de asuntos de menor cuantía, de esos tenemos dicho, que para ese personal re- que se van amontonando cuando un Gopresenta el gasto un esfuerzo por cima de bierno deja transcurrir algún tiempo, como sus recursos sin remediar nada en definiti- pasa ahora, sin reunirse. va, pues como esos anticipos han de reintegrar ¿a parte másjateregante y más extensa se, el sacrificio y los apuros durante mu- D REFORMAS DE UNIFORMES PROCESO POLICIACO E C