Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 7 DE OCTUBRE DE 1908. EDICIÓN 1. PAG, 4 El oficial así vive siempre en el cuartel porque en él tiene cuanto necesita. No creáis á esos tounstes franceses que pasan quince días en Alemania y van hablando luego de la nación- cuartel, diciendo que no se ven más que militares por todas partes. Es raro, muy raro, ver en Berlín oficiales por la calle... Viven en el casino, se reúnen en el casino; allí tienen reslaurant, copiosa biblioteca, las publicaciones más recientes, los periódicos más importantes, las revistas más útiles. El Kaiser se convida con frecuencia á la mesa de los oficiales. Avisa con un par de horas de anticipación que va á almorzar en este ó el otro casino, y llega como un jefe más y paga su cubierto como un oficial cualquiera. Estos ágapes militares son famosos en Alemania. Iva mesa está suntuosamente servida y cubierta de flores. Las floristas berlinesas tienen sus mejores oarroquianos en los cuarteles de la capital. banse entusiastas los ¡Hoch! ¡Hoch! mientras sus manitas palmoteaban alegres. Dresde, la rica, recobra su habitual aspecto de somnolencia y aburrimiento; los transeúntes vuelven á caminar despacio, los coches se deslizan perezosos... Un silencio abrumador reina en todas partes... Capital sajona, eres muy linda... ¡pero muy sosa! ¡Partamos! Reciente aún el siniestro que destruyó una de las bodegas de la easa exportadora de vinos de Jerez, González Byass, otro hr cendio ha destruido rápidamente una de las más importantes bodegas del marqués de Misa. Advirtióse la existencia del fuego cuando ya era dificilísimo dominarlo, y en pocas horas, y á pesar del constante funcionaJOSÉ JUAN CADENAS miento de las mangas de riego, el fuego destruyó toda la techumbre del pabellón, derribando los pilares centrales, y fue consumiendo con rapidez las botas, en las cua- les estaban envasados los vinos. Estos, hirBRA COLOSAL Las noticias que se re- viendo y en gran cantidad, corrían á torren- ciben de Oriente deba- tes por los patios. Por fortuna, no hubff que lamentar nintían interesarnos. Puede que no sea así; pero si la indiferencia triunfa una vez más guna desgracia personal. sobre nuestros espíritus, tanta peor. DesLos vinos perdidos importaban la cantipués de todo, las cuestiones de vecindad á dad de 524.000 pesetas, y el valor del local los vecinos deben interesar, y no porque se incendiado asciende á 150.000. viva en la guardilla de una casa puede verEl edificio no estaba asegurado. se con desdén que se inicie un incendio en- J? el entresuelo. p l príncipe de Bulgaria. La atención ha de fijarse en Oriente, don- J? igura de palpitante actualidad uni de ocurran serios acontecimientos. Bulgaria versal es el príncipe Fernando de Bulgaria, se declara independiente y arrostra gue- Estado que acaba de proclamar su indepeu p u el casino de oficiales estaba servido el rra con Turquía. Austria se apropia las pro- dencia, como nuestros lecto sab n, delunch en honor del Rey. I a copa de vincias, que fueron turcas, de Bosnia y Her- jando de ser vasallo de Turqu par onChampagne en la mano, cuadrado como un zegovina. El espectáculo es nuevo, brillan- vertirse en reino autónomo. 1,3. amplia información y los precedentes recluta, ceremonioso y solemne, el general te, aparatoso: da sanas de pedir que salga el comandante Kirchibach brindó por el rey de autor. su día saldrá para obtener el homena- del asunto que ayer publicábamos nos excuEn Sajonia y por el nuevo augusto coronel del je de admiración de los suyos y del mundo san de insistir hoy en las mismas referencias. Las noticias de hov van por separegimiento de Huíanos. Don Alfonso hizo entero. ¡Qué habilidad la suya! iQué in- rado á su vez un brindis muy breve, muy modes- genio! ura de banderas. Sin disparar un solo tiro, sin derramar to, muy espiritual. En el patio de la Academia de Ingenieuna gota de sangre, está haciendo GuillerY aquí, como en J andau, el Monarca es- mo II obra más grande, labor más impor- ros se celebró el domingo último el acto sopañol quiso ser él en persona quien diera á tante que la que hizo su abuelo con Bis- lemne de la jura de la bandera poii los alumlos jefes y oficiales alemanes las cruces y niarck y con Moltke. Cosa que más contra- nos de reciente ingreso. Presidió el general Gómjz Palíete, que condecoraciones que con motivo de su visi- ríe á Francia é Inglaterra, hacia quienes tan la misa y ia ta habíanles sido concedidas. Y aquí, como poca devoción siente Alemania, no podía después de alocución, la jura pr- nuncio jun patriótica termitiando con en I, andau, los oficiales, que agradecen es- suceder en Oriente. Sin embargo, ¿quién ¡viva el Rey! aue fue unánimemente rees obra tas gentilezas, quedaron encantados de don puede probar que todo ello creerá ydel Kai- petido ser? Creerlo, afirmarlo, lo lo afirAlfonso. mará todo el mundo. Demostrarlo en forma Hasta la puerta misma del cuartel acom- de acusación es ya otra cosa. La doliente pañáronle al partir, ya sin etiqueta, ni for- Rusia, más doliente en esta ocasión, es amimalidades, ni eeremoniaL Hasta en la mis- ga de Francia y de Inglaterra. Sus Sobera- Oigue el buen tiempo. Indudablemente el vistosas ha trasladado su ma puerta del cuartel jefes y oñciales vito- nos conferenciaban este verano en se hacía pero verano lo ha comunicado áresidencia, entrevistas. El Kaiser, entre tanto, no se sus relarearon al Monarca español, mientras los el indiferente y á guisa de inocente entrete- ciones. huíanos rugían estos ¡hurrahs! cortados, se- nimiento pasaba revista á poderosos y briI, os vecinos de la parte baja de Madrid llantes Cuerpos de Ejército á un tiro de sa- tuvieron ayer por la mañana espectáculo. cos, que hacían temblar el edificio entero. Dos- globos militares se hicieron al espacio I, a población, en tanto, no había abando- liva de la frontera francesa. calla también ante el acto de Austria nado sus posiciones y esperó al Rey á la deSequedarse con Bosnia y Herzegovina. Uno de ellos, el Norte, sufrió averías apenas ascendido y anduvo renqueando por los tesalida del cuartel, llenando las calles que ¿Qué tiene él que ver con esas cosas... mien- jados. En uno de ellos se enredó la amarra éste había de recorrer basta la estación, tra- tras viva el anciano Francisco José? Cuando en un poste, con grave peligro para los triyecto en el cual los ¡vivas! y aclamaciones éste muera podrá suceder lo que la gente pulantes. Un fotógrafo se encaramó al tejada en decir: que la disensión húngara... que do, y creyendo estar en la galería dijo lo que repitiéronse sin cesar. especiales de la los fotógrafos á los originales i Y de vuelta en Dresde, D. Alfonso fue las circunstancias en fin, si Austriasucesión suelen decir á hacer un retrato: ¡quietos un del trono... pero, se con- cuando van despedido eon los mismos honores que á la vierte en Alemania, si el gran Imperio es momento! Desenredóse el cable, fuese el llegada, por la Corte de Sajonia en pleno, un hecho, como lo ha sido el germánico ac- globo y no hubo nada palaciegos, ministros, generales y diplomá- tual, él, el Kaiser, ¡qué le va á hacer! I,o s prestamistas fueron en comisión á ¿Se adivina claramente la labor magna, ver al ministro de la Gobernación para que ticos. sabia, cauta, grande, de la política de Ber- suspenda la aplicación del reglamento de préstamos. I a Gierva dijo que nones. V p a r t e el tren que conduce á D. Alfonso á lín... Tengamos también presente el recuerdo contrariados, los pobrecitos Viena, y esta buena ciudad de Dresde, de la influencia alemana á las puertas de 60 por loo dijeron que cerrarándevotos del un día de tan linda, tan cuidada, tan rica, húndese de casa, en el vecino Marruecos, y dígase si estos. Pero ya verán ustedes cómo no cieWevo en su habitual tristeza, mientras la los asuntos de Oriente no merecen la pena rran. Y si cerrasen, es bastante probable noche tiende sobre ella espesos velos de de llamar nuestra atención. que no se hunda el firmamento, ni las es trellas se muevan de su sitio. melancolía. Por espacio de unas horas la En los Tribunales continuó la vista délos Animación, la alegría, reinaron en la corte procesos tragedia por celos y muerte de uij pe Sajonia. Ha sido un rayo de luz que ha guarda. No terminaron los juicios acariciado á las rubias alemanas de largas pfl jubileo racerdotal del Papa. Pocos sucesos. Algunas intoxicaciones trenzas y azules ojos... Han visto uniformes, Entre las notas gráficas á que han dado por tomar equivocadamente lejía, sublima saldados, brillantes desfiles, músicas bulli- ocasión las fiestas del jubileo sacerdotal do corrosivo, etc. ¿qué otro veneno creerán aíosas... Han contemplado de cerca aun Rey del Santo Padre, Pío X, ninguna tan inte- tomar? leche ó carne de las toleradas poi solemne misa celeCegado del país del sol, de la schones Spa- resante como la de laPontífice en San Pe- el celo municipal) alguna ratería, y pardi brada por el venerable 0 en... Su ávida curiosidad no se saciaba de dro, que reproducimos ¿oy e n i a primera ustedes de contar. más novedad que la lleDe política, sin xJe, y dasus gargantas desnudas escapá- plana. gada ael presidente del Congreso en el rá- El incendio de las bodegas de Misa. del marqués CRÓNICA O J MADRID AL DÍA NUESTROS GRABADOS