Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL M U N POR TELÉGRAFO Y DE TODO EL MUNPOR TELÉGRAFO GRADO. FESTIVAL ESCOLAR LA TRIBUNA PRESIDENCIAL ANTE LA CUAL DESFILARON LOS ALUMNOS DE LAS ESCUELAS Fot. Martín mo modo que hablaría en el Ateneo ante un los aborrecidos textos, va á cobrarle odio á concurso de literatos. Quevedo escribió las la ciencia. Una ciencia que de tan fosco tasiguientes obras... Y las menciona todas, lante se presenta al cerebro infantil, ¿cómo con una minuciosidad que pone espanto en vamos á pretender que sea amada? ¡Quién T engo yo un amigo, el cual, por su parte, el alma. sabe si todas nuestras desdichas intelectua 1 tiene un hijo. Este hijo estudia el cuar- -Ya tú yes- -continúa diciendo mi atni- les no arrancarán precisamente de la escueto año de bachiller, y ahora, con motivo de go, -T- qué fárrago de datos le amenaza á mi la! n el colegio nos enseñan á aborrecer la la apertura del curso, anda entretenido con hijo. Un chicüelo de catorce años, ignoran- ciencia, y así es como los españoles hemos la compra de los libros de texto. te de todo, Incapaz dé comprender á Queve- resultado unos individuos que algún ateMi amigo me ha mostrado uno de los li- do, si no es como padre de algunos cuente- neísta podría especificar con el subtítulo de bros, lo ha abierto por su primera página, y cilios picantes. Jde esos que corren exotéri- a- científicos... ¡Así es imposible que el prome ha dicho: Lee. camente p, or entre la muchachería; un niño blema de la aviación se resuelva en EsRecorro yo los párrafos en cuestión y leo, así tiene que meter y ¿uárdar en su memo- paña! en efecto: La psicología e. s la ciencia que ria los nombres de las obras de los clásicos, Acto seguido, mi amigo me ha presentada trata del conocimiento del hombre, del alma á la manera que un botánico, mete en los un volumen de Fisiología. ¿Cuánto dinero y de las relaciones de ésta con el Universo estantes un millar de flores, todas ellas ca- supones tú que cuesta este líbritor Tres son las cualidades del yo: el yo que talogadas. ¿No te parece que un muchachD Lo he mirado detenidamente y he visto piensa, el yo que siente, el yo... debería conocer la síntesis de un período li- que es un tomo de 170 páginas, de letra- -Pues bien- -añade mi amigo, ¿no opi- terario mejor que los pormenores y datos grande, con muchos espaeios en claro, en nas que un muchacho, en cuanto se zambu- de ese período? Sí, un adolescente ha de co- rústica y sin ningún aliño. lla en todas esas abstrusas complicaciones nocer á Quevedo, ha de conocer la Litera- -Este libro, si fuese de literatura ó de del yo pensante, ha de sentirse desconsola- tura, la Filosofía, la Química, todo lo que se filosofía, de viajes ó de crítica, podría valer do, lo mismo que le ocurriría á un niño que quiera; pero que le den el eonocimiento en desde dos pesetas hasta tres, todo lo más, se viera abandonado en lo profundo de un forma digerible, adecuada á su conforma- tres... gran matorral? Mi hijo tiene catorce años. ción cerebral. Se tiene que empezar por ha- -Pues no, señor- -arguye mi amigo; A esta edad le mandan que se aprenda de cer ciencia para el uso de los muchachos ¡este libro cuesta diez pesetas! memoria la siguiente lista de autores. Lee. Y es que existen profesores que parecen no- ¡Pero bien- -grito yo entonces, -tú no Me pongo á leer, efectivamente, un tomo haber sido nunca niños; no comprenden al debes comprarlo... de Historia general de la Literatura en niño... ¡y quieren educarlo, quieren imbuir- -lís que si no lo compro mi hijo no po que el autor habla de todos los maestros le el amor á la ciencia! Lo más lamentable drá cursar su cuarto año de bachiller, porcláaicos, de sus obras, de sus vidas, del mis- de todo esto es que mi hijo, en su lucha con que el profesor le pondrá en la disyuntiva NUESTRA ENSEÑANZA