Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
adoptan formas de simpática apariencia y ejercen á la larga un poder sugestivo enorQANATOR 1O S MARÍTI- me sobre los infelices á quienes explotan y la buena masticación y de la regularidad adulan. Porque el parásito vive siempre á ulterior de la dentadura definitiva, se debe MOS Y DE ALTURA expensas de su víctima, y suele ocurrir que evitar la pérdida prematura de los dientes ésta aparezca como un monstruo de ingra- de leche. PARA LOS NIÑOS titud en cuanto se percate del peligro y se Los dientes temporales deben cuidarse, En el primer Congreso Nacional de la Tu- aleje de él. dirigiros y aconsejaros, fin- por lo tanto, como los definitivos. Pretextando Para saber si la última muela de un niño btrculosis, que se celebra en Zaragoza del ¡giendo un interés paternal ó fraternal, iraní 9 al 6 del presente mes de Octubre, el doc- Insensiblemente entrometiéndose en vues- de cinco á ocho años es definitiva ó transid tor Tolosa Latour ha sido encargado del tra vida, desviándola hacia la suya, que, las toria, basta contar los dientes á partir del desarrollo del tema que encabeza las pre- más de las veces, con apariencias externas medio de la boca, como indica la figura. Si Bentes líneas, habiendo formulado las si- de honradez y bondad, oculta secretas y vi- la última muela es la quinta, por muy grue sa que sea es temporal y será reemplazada; guientes conclusiones: ci. a Los Sanatorios marítimos y los de eiosas costumbres. nuestra belleza persoSiempre admiran altura para los niños constituyen, cada uno nal ó los bonitos detalle de cnanto nos roen su género, tina de las armas más podero- dea. Nos imitan con falsa sumisión, procusas con que cuenta la ciencia para combatir ran halagarnos en todo momento, simulan la tuberculosis. ffnermartenie. 2. Los Sanatorios marítimos contribu- una compasión afectuosa por nuestras penas, exagerando su gravedad, haciéndonos yen eficazmente al tratamiento y curación ver con ejemplos vivos que no merecemos de los niños débiles, raquíticos, linfáticos, pretuberculosos, afectos de tuberculizacio- la suerte que el destino nos deparó; pero en cuanto nos tienen dominados y nes óseas ó ganglionares, escrófulo- tuber- se consagran á exhibir nuestrospervertidos 2 f Umjior í defectos, á culosis y tuberculosis limitadas. esparcirlos y propagarlos entre las gentes, 3. a Tanto en estos Centros como en los claro es que disculpándolos hipócritamente. Sanatorios de altura puede tratarse con Así consiguen divorciar las almas enamoraéxito, aislando convenientemente á los en- das y sencillas, arrastrándolas por caminos fermos, la tuberculosis pulmonar confirma- obscuros y tortuosos que conducen á la inda, teniendo en cuenta las contraindicacio- triga y al deshonor, en cuyo ejercicio son nes climatológicas en cada caso, siendo, por maestros. Y cuando nos ven caídos, enfer 10 tanto, útil la creación de Sanatorios de mos, desengañados, erígense en atormentamontaña. dores nuestros, abandonándonos impasi 4. Conviene asimismo la creación de bles, sin que podamos esperar de ellos ni Sanatorios adeeuados en los establecimien- piedad ni consuelo. tos balnearios de aguas minero- medicinaTe parecerá cuanto les, sulfurosas clorurado- sódicas azoadas, ciendo. Ks unaexagerado verdad. estoy di- 5 por otra entre nueve y diez años. Si es 1 tristísima dificietcétera, y otros manantiales beneficiosos! lísimo distinguir de parásitos. Btn Bs mate- sexta, será definitiva. En este recuento 1 para las múltiples dolencias que afectan á nal necesitamos del microscopio ylo cul- jkgie tener como presentes los dientes d l? la infancia. fraften por enfermedad ú tivo para reconocerlos. Imagínate que j ¿En cuanto á la época operación. es a j Urge multiplicar los Centros preserva- ocurrirá en lo moral. del cambio, tivos de rusticación, colocando á los niños, regla la siguiente: las Refería con gracejo el ilustre doctor don vas. (i generalla figura) haciapara siete inc hijos de tuberculosos, en el campo ó en la i Federico Rubio, que en Sevilla, donde viy 2 de los añor montaña al cuidado de familias sanas, bajo vió en su juventud, el mejor tirador de flo- para los caninos ó colmillos (3) de once 4 vigilancia médica y eon el protectorado de rete era un capellán de monjas, militar en doee años; para las primeras muelas (4) M patronatos adecuados. nueve i sus primeros años, y el mejor cantollanista las (5) á doce años; para las segundas mué a de diez á doce años. 6. SI Estado, los Municipios, las DipuRecuérdese, por último, lo que se dijo taciones y cuantas entidades benéficas pue- un capitán de Artillería procedente de un Seminario. ¡Cómo engañan las apariencias, pecto á Higiene dental infatttiU en elre nd dan realizar estos patrióticos fines contri- ¡Cuánta sagacidad necesitamos p a r a no buirán activamente á la organización de 1 equivocarnos! Así es que el procedimiento mero del 23 de Agosto de La Main y A colonias escolares, que se establecerán du- mejor para acertar consiste en poner en Niño rante la época estival en las playas ó en las practica el conocido refrán Cada uno en su montañas, previo reconocimiento y selecí- casa y Dios en la de todos. cióna médico- pedagógica. 7. Se estudiarán los medios prácticos PRACTICAS DE d e l a s h e c desinfección Para la adecuados para crear Centros puericultores DESINFECCIÓN es, la Oficiy escuelas al aire libre para los niños some na sanitaria imperial tidos á la lactancia artificial y para los aside Alemania recomienda una disolución lados procedentes de Hospicios y Casas de Misericordia de España. OLORES DEMUELAS La mayor parte acuosa de cresol al 5 por 100, con la cual perde los dolores de manecerán las heees en contacto durante EN EL NIÑO muelas de los ni- una hora. Está recomendada para las deños se observan después de las comidas ó yecciones coleriformes. en el decurso de éstas. Son debidos á la preSin embargo, en los excreta sólidos no ei sencia y fermentación de restos alimenticios suficiente y aconsejan el empleo de la lejía A R A S I T O L O G Í A Para que n a d a te turbe ni perturbe, en la cavidad de las muelas cariadas. Lo de sosa al 15 por 100, no contentándose con trastornando y conmoviendo tu espíritu, mejor para calmarlo consiste en limpiar las verter el líquido sobre las materias consisllevando el desconcierto, la confusión ó el cavidades con un palillo, ó mejor, con una tentes y dejarlas en contacto, sino que es desorden á tu pobre hogar, cuyo arreglo perita de cautchuc, provista de una cánula, preciso deshacerlas de modo que se disgretantas cavilaciones os cuesta, tenéis que es- con la cual se proyecta un ehorrito de agua guen en pedazos de un centímetro cuadratudiar uno de- los peligros más serios que tibia en el hueco, limpiándola de comida do; por este método quedan desinfectad pueden amenazarle. Me refiero á los pará- sin producir dolor. Después se enjuagará completamente las materias fecales después con agua, con unas gotas de elixir. de un contacto de tres horas con la lejía sitos. Mala cosa es que se apoderen de los hue- Un buen dentista debe reconocer los dien- citada. cos y resquicios de la casa, anidando en la tes de los niños antes de que se forme la Pa a desinfectarlas habitaciones, en v stt madera, infestando vuestras ropas, produ- caries, que es con frecuencia indolora en los de que la potencia de penetración de los vaciendo molestias de todo género que sola- comienzos. pores de formol era casi nula, Laughlin (d Muehas madres someten á la extracción Nueva York) emplea el siguiente procedimente una buena higiene disipa, alejando asi la posible enfermedad; pero son aún las muelas de los niños sin enterarse de si miento: peores los elementos de orden moral en pa- son las temporales ó definitivas y se expoSe mezclan de una disolución de formo nen á mutilar la boca del r o sin necesi- al 40 por 100 75 partes y 25 de ácido fénico. i ¿a suuic como el inicrobi 9 patógeno. sidad. Además, desde el Duato. de úík de esta DK 3 HOS Y HECHOS HIGIENE DENTAL INFANTIL D CARTAS A FLORA P