Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 2 D E OCTUBRE D E 1908. EDICIÓN i. a P A G J 3 En otro tiempo, se consideraba, la gota como incurable, puesto que se desconocía su origen. El descubrimiento del exceso de ácido úrico, como causa de la gota, ha hecho que la Gota es Curable URICURE por medio del El Uricure procede cel Laboratorio donde e prepara la Emulsión de SCOTT, siendo un preparado tan científico y un remedio tan bueno para su objeto como la Emulsión de S COTT. Cura la gota, el reumatismo, todas las afecciones del ácido úrico. El precio de la botella de 6o tabicas, es de 3.50 pesetas. Quien esee una muei. tra gratis, acompañe este artículo con 50 céntimos en sellos de correo y diríjase á Uricure D. Carie; Mares, Calle de Valencia 333, Barcelona. El procesado insistió en que casi no recordaba los hechos, pues los realizó presa de una excitación extraordinaria Los peritos describieron las heridas que ambas víctimas presentaban, afirmando que todas eran mortales de necesidad. Los testigos repitieron sus primeras declaraciones, relativas á la conducta y antecedentes de Torlbio, y, por último, fiscal y defensor atuviéronse á lo dicho en el juicio anterior, pidiendo el representante déla ley que se declaré culpable al procesado de dos homicidios con dos circunstancias agravantes, y alegando el letrado Sr. Serrano la eximente de locura, pues, en su opinión, es absolutamente imposible que realice el doble crimen de Toribio Martín un hombre que no esté perturbado. Hoy hará el resumen de los debates el presidente del Tribunal, Sr. Maroto, y habrá veredicto y sentencia. 1 O QUE CUESTA UN Emilio San PeUNIFORME dro c? y a u s a- -por estafa de un uniforme militar se celebró hace tres ó cuatro días en la Sección segunda, ha sido condenado á dos años, cuatro meses y un día de presidio correccional. La Sala ha estimado en la sentencia la agravante de reincidencia, y, en uso de las facultades que la ley le concede, la atenuante primera del art. 9.0, en relación con la eximente primera del 8. que se refiere á la locura, pues entiende el Tribunal que Emilio San Pedro tiene monomanía de grandezas. Las dos estafas frustradas han sido negadas por la Sala. UN PASANTE los liberales grotescos, que ha tiempo estábamos frescos, vamos entrando en calor. Dime, pues, si no es primada regresar del veraneo con la cartera estrujada cuando está la temporada de calor en sú apogeo... Mis chicos, unos colores trajeron de andar triscando por el monte) encantadores, y aquí, eon estos calores, se están escutliimizando. á gastar fuera el dinero, No hay derecho, ¡lector mío! volver y que no haga frío... UCbUíilCllUdlllUü RoPAITIOnrlíimAC los chocolates, tes y cafés de j D í e Z y i íez BARQUILLO, 3 0 FABBIGA. DE CHOCOLA. TES Si va á durar el estío hasta el propio mes de Enero. Yo, muy serio y muy formal, pienso pedir que me den lo que allá en el Escorial gasté... No fue un dineral, pero hoy me vendría bien) Luis DE T, TRIBUNALES fL CRIMEN DE VILLA- Bn Mayo del año p a s a d o NUEVA DEL PARDILLO celebróse en COMUNICADO Señor Director de A B C. Muy señor mío: El periódico de su digna dirección correspondiente al 24 de este mes refiere en sus Informes Taurinos que algunos periódicos de San Sebastián elogiaban la conducta del diestro Bienvenida por haber faltado á sus compromisos con la empresa de Fregenal de la Sierra, prefirieadeal público donostiarra. Esta conducta, altamente vituperable poj los grandísimos perjuicios que ocasionó, merece hacer la siguiente pequeña historia: D. Rodrigo de Solís, persona dignísima, á quien todos los Bienvenidas deben extraordinarias consideraciones, habló en Marzo último en Sevilla con Bienvenida padre, y contrató al hijo para las dos corridas de Septiembre en Fregenal de la Sierra. Ai proponerle la formalización del contrato protestó el malogrado torero, exclamando: Entre nosotros no es preciso esa formalidad, pues ni mi hijo ni yo podremos olvidar nunca los agradecimientos que les debemos desde aquellos tiempos en que nc había aplausos, ni gloria ni dinero; mi hije irá donde usted quiera, aunque se junte el cielo con la tierra. Murió el pobre Bienvenida, y su hijo ratificó muchas veces este sagrado compromiso. Le preocupaba solamente- -y ha Uegadc la hora de decirlo- -que los toros de D. Rodrigo de Solís estaban gordos y bien criados. El público sabe lo que á última hors hizo. La víspera dej la primera corrida telegrafió diciendo no venía Los extremeños, paisanos de Bienvenida, no tienen hoy para él más que frases durísimas y deseos de patentizarle su disgusto, por la magnitud del agravio inferido. En bien suyo debería renunciar á volver á torear en la noble Extremadura, hasta tanto que aprendiera á respetar santísimas cenizas, compromisos del corazón y á no tenerle miedo á los toros bien criados. Quedan de usted atentos s. s. q. 1. e. 1. m, La empresa de toros de Fregenal de la Sierra. la Sección cuarta de la Audiencia, que entonces presidía el magistrado Sr. Romero de Tejada, la vista de una causa seguida contra Toribio Martín Bermejo por el doble crimen realizado por él en Villanueva del Pardillo el día 23 de Julio de 1906. Dicho procesado había dado muerte al alcalde del mencionado pueblo, Domingo Gómez, y á una hija de éste, de diez y nueve años de edad, llamada Paula. En las sesiones del juicio probóse el hecho de autos; se demostró que Toribio, fuirioso por la oposición que Domingo hacía á las relaciones que con su hija Paula venía Jaquel sosteniendo, llamó una noche á la jmerta de la casa donde sus víctimas vivían, y después de arrojar una piedra á la cabeza del padre dio á éste cuatro puñaladas que le produjeron la muerte casi en el acto, acometiendo acto continuo á su novia con tal coraje y ferocidad, que los médicos (así lo declararon) viéronse en apurado trance al verificar la autopsia di; la infeliz muchacha; tal era el número de heridas que el cuerpo presentaba. Por estos hechos sclicitaba el fiscal fueran impuestas al procesado dos penas de muerte; pero al terminar la prueba modificó sus conclusiones, estimando que no existían más que dos homicidios, con la agravante de desprecio del sexo en el crimen de que fue víctima Paula y la de verificarse en la morada del ofendido en el otro delito. La Sala, sin embargo, creyendo aplicable la tesis del art. 733 de la ley de Enjuiciamiento criminal, preg mtó si á pesar de lo manifestado y alegado por el fiscal concurría la agravante de alevosía, y como el Jurado contestó afirmati mámente, Toribio fue eondenado á doble pena de muerte. Interpuesto recurso de casación por el letrado defensor, Sr. López Serrano, el Supremo anuló la sentencia, negando á los presidentes de Sala el derecho establecido en el referido a r t 733 cuando de tal uso resulte perjuicio para el reo, y ordenando al Tribunal que volviese á celebrar el juicio empezando desde el m amento en que la infracción legal se había cometido. El fallecimiento del fiscal que intervino en la causa, y posteriormente él del Sr. Romero de Tejada, fueron motivos para que la Audiencia declarase nulo todo el juicio, acordando comenzase de nuevo si Toribio Martín Bermejo no hubiera sido juzgado. Y, en efecto, se señaló la vista para el día de ayer en la misma Sección cuarta. POPLAS DEL VIERNES. ¡NOS HEMOS LUCIDO! ¡Vaya un calor... ¡Zapateta... ¡Esto pasa de la meta... ¡Hoy la corte es un hornillo... ¡Caray con el veranillo de San Miguel... 1. ¡Cómo aprietaSi voy á casa de prisa, llevo, al llegar, arrugado el cuello de la camisa, poco antes tan bien planchado. ¿Y esto es Octubre... ¡Qué risa. Quema el aire cual la brasa... Una jardinera pasa... Hay grillos en los balconees... ¿Y esto es otoño... ¡Qué guasa... ¿Conque el calor pasó... ¡Nones! los que del Norte templado á Madrid hemos Tenido... ¡Sí que nos hemos lucido los que hemos veraneado! A fe que la hemos errado Pasamos el caro estío en la serranía extensa ó al borde del mar bravio, mientras decía la Prensa que en la corte hacía frío. Y cuando ya alrededor de Octubre hacia acá volvemos, pensando hallarnos mejor, en los madriles nos vemos asfixiados de calor. Hicimos la tontería de allí pasar la ola fría, y aquí la ardiente avalancha. ¡Ni aun siendo de policía se puede hacer mayor plancha! Aquí hace un calor de Abril; por calles y plazas mil la gente que sube y baja lleva aún sombreros de paja y frescos trajes de dril. Son díasjales, lector, que hasta, efeeto de su ardor, EL FAMOSO VENENO DE LOS BORGJA C e ha tratado en estos últimos tiempos de rehabilitar un poco la memoria de Lucrecia Borgia, la heroína del drama de Víctor Hugo, separando de su vida lo que á la leyenda corresponde. Parece resultar que, lejos de tener el genio infernal de su padre y hermanos, ful una criatura pasiva. Elegantes aquéllos, ar tistas y literatos y diktianti de la crueldad,