Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUNDO POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y I y? TELEFONO MUNICH. PALACIO DONDE RESIDE HABITUALMENTE EL PRINCIPE REGENTE DE BAVIERA, Y EN EL CUAL SE HOSPEDAN SS. MM. LOS REYES D. ALFONSO Xlll Y DOÑA VICTORIA EUGENIA No es un Monarca el que viene, es un pa. riente cercano, sinceramente amado, y por eso el viejecito Príncipe- Regente, este príncipe IyUitpold, de blancas barbas y nariz roja, se precipitó á besar y abrazar al Rey apenas saltó del vagón real. 1.130 PALABRAS POR TELÉGRAFO MUNICH, 2 8 8 N. Y en seguida, sin etiquetas, sin ceremoO L E LAS REINAS GUAPAS! a s v i s i t a s nias, todos los demás miembros de la Real W q u e D. Al- familia le rodearon, oprimiéndole, estrujáníonso hace á la Corte bávara no tienen nun- dole una vez y otra, y D. Alfonso se desca ese pomposo aparato con que por 1 ge- prendía de los brazos de la infanta Paz para neral son revestidas las entrevistas de Prín- caer en los del. archiduque Fernando y descipes y Reyes. I, a Corte de Baviera, unida pués en los de otros augustos personajes... á la española Corte por lazos de estrecho No, no es ésta una banal recepción hecha parentesco, no puede permanecer estirada y por cumplimiento á un Monarca, sino el reiría, observando estrictamente las leyes de cibimiento que se dispensa al pariente amala etiqueta cortesana, Iya llegada de D. Al- do largos años ausente. íonso á Munich, aunque adornada con el Y así ha recibido la corte de Baviera á los ceremonial de costumbre en estos casos- -Monarcas españoles. tropas tendidas á lo largo de la carrera, músicas y banderas adornando los principales edificios, -no ha tenido, ese carácter de so- jp n la ancha plaza, delante de la estación, formóse la comitiva. L. a muchedumbre lemnidad oficial empalagoso y molesto. habia invadido la plazoleta y se agolpaba á lo largo de la carrera, desde la Haupbanhof hasta la Max- Joseph Platz, donde se halla la Residencia, el histórico edificio que sirve de palacio de invierno á la Corte bávara y en el que se alojarán los Reyes de España durante estos dos días. t, a población de Munich conocía ya al Monarca español y le ha saludado como á un antiguo amigo, con la ruidosa alegría que estos buenos bávaros, tan diferentes de los prusianos, ponen en todos los momentos solemnes. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL LOS REYES EN MUNICH do eu los despacuos y un permiso de media hora se empinaban sobre las puntas de los pies para contemplar al Monarca español, y se daban con el codo las unas á las otras, diciendo, al verle pasar: ¡SimpaA lo largo de las fachadas flotaban al viento los estandartes con los colores de Baviera y las águilas del Imperio; en balcones y ventanas apiñábanse las curiosas damas, que agitaban sus pañuelos al paso de los Soberanos... Munich hizo del día de hoy un día de fiesta solemne, y esta noche correrá la cerveza en las brasseríes á torrentes, y el primer boch sé beberá á la salud de los Monarcas españoles... Es un pretexto para beber un par de litros más de lo acostumbrado, y el bávaro no desperdicia estas ocasiones. Dero el pueblo de Munich, lo he clicno aa íes, conocía ya á D. Alfonso. La curiosidad de estas alegres gentes buscaba á ¡Hoch! ¡Hoch! ¡HocM- -gritaban, arro- jando al aire los sombrerillos de fieltro. ¡Hoch der Kcening von Spanien! MUNICH. LA ANTIGUA PINACOTECA Y las rubias alemanas que habían obteni- LA MARTENPLAlx, U MUNICH