Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 2 S DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDICIÓN i PAG. 5. p l ministro de Fomento, Sr. Sanciie ¿Gue rra, ha dictado la siguiente interesante Real orden: limo. Sr. I, a asidua y enérgica vigilancía para prevenir y evitar, si ello fuera en absoluto posible, riesgos y daños á los viajeros y agentes de las líneas férreas, es para la Administración pública un primordial y Sagrado deber. I, a regularidad de los servicios lia de ser también objeto de incesantes Cuidados porque sus deficiencias y trastornos representan siempre honda lesión de la riqueza pública y perturbaciones para los intereses respetabilísimos del comercio y de la industria de país. Numerosas disposiciones se han dictado por este ministerio para procurar conocer directa y rápidamente cuantos accidentes puedan relacionarse con la seguridad de la Circulación ó la regularidad de la explotación á fin de acudir á remediarlos con la necesaria urgencia. Considero entre ellas como de la mayor Importancia el art. 88 del reglamento de Po licía de ferrocarriles, las Reales órdenes de 21 de Septiembre de 1863 y 30 de Octubre Üe 1895, la orden de esa Dirección de 13 de Agosto de 1861 y las disposiciones relativas á franquicia para el uso del telégrafo público en caso de urgencia. Deberá V. I. cuidar con el mayor empeño del exacto cumplimiento de todos estos preceptos y recordar á los ingenieros jefes de las divisiones que cuiden con celo perseverante de que, así el personal de las inspecciones como el de las Compañías, den conocimiento directa é inmediatamente á esa Dirección general de cualquier accidente, por insignificante que él sea, que, ocurrido en los trenes ó en las líneas, pueda alterar la marcha regular de la explotación. Con el mismo carácter de urgencia han de comunicarse á V. I. noticias de cuantas quejas ó teclamaciones se consignen por el público, señalando deficiencias en los servicios de explotación, tramitándose con toda activij dad aquellas en que corresponda resolver á la Administración. Al ordenar á los señores ingenieros- jefes ele las divisiones de ferrocarriles que cumplan y hagan cumplir estas disposiciones, sírvase V. I. advertirles, para que lo hagan entender á todo el personal á sus órdenes, que este ministerio está dispuesto á no consentir la menor omisión y a corregir enérgicamente las faltas que pudieran observarse, cumpliendo de este modo el elemental deber de servir, ante todo y sobre todo, el interés público. De Real orden lo digo á V. I. para su conocimiento y efectos consiguientes. Dios guaide á V. I. muchos años. -Madrid, 24 de Septiembre de 1908- -Sánchez Guerra. DISPOSICIÓN PLAUSIBLE que no hay pueblo que más representaciones tenga en el mundo periodístico. Existe entre otras revistas muy curiosas na que se titula Tailorand Cutter (Ul Sastre y el Cortador) que ha venido, como se decía en otras edades, á llenar un vacío. The Tailor and Cutter tiene por principal objeto clasificar á los ingleses en dos series: en una coloca á todos los que visten bien, sea cualquiera su condición; en otra, á los que visten con mal gu to, así se trate del propio lord corregidor. I as tijeras de The Tailor and Cutterno perdonan nada; eortan semanalmente un traje para la murmuración á todo inglés que se atreve á salir á la calle con un temo de esos, de ¡míreme usted, que vengo del Agaila! Su postrera víctima ha sido el joven ministro de Comercio, Mr. Churchill, que recientemente se ha casado coa una de las herederas más lindas de Inglaterra. Churchill fue á la ceremonia nupcial vestido de levita, y ¡buena la hizo! El cronista de The Tailor and Cutter, que estaba deseando coger al joven ministro en un renuncio de sastrería, le soltó la siguiente cariñosa noticia en el periódico. El traje no le sentaba. El coat (casaca, todo vestido que cubre la parte superior deí cuerpo) era demasiado largo y pesado como 1 chaqué demasiado corto y abierto como levita; ni carne, ni pescado: uno de los mayoj res fracasos que hemos visto en un novio. El chaleco, de fantasía, era indiferente; los pantalones, grises, resultaban demasiado est r e c h o s Esperamos sinceramente que nuestros lectores no recomendarán semejante estilo á sus clientes. ¡Qué impresión no habrá producido en la bueña sociedad inglesa el suelteeito, que el pjropio sastre de Churchill se ha apresurado á rectificar en la forma siguiente. Conste que Mr. Churchill no se hace toda la ropa en mi casa, sino que se viste donde se le antoja. Yo no soy el autor del levitín que censura el Tailor. Ahora esperemos la rectifieación del autor de la indumentaria gritada á lora Churchill. ¡Quién sabe si Churcuiu no tendrá el cuerpo para levitines! Luis GABALDON. DE SOCIEDAD como diríamos aquí, por ejemplo. ¡A. h! ¡Es una revista muy divertida! ¿Queréis saber si el traje que acaba de estrenar Mr. Asquith, el presidente del Gabinete inglés, está hecho con arreglo á las reglas del arte y al jaboncillo más correcto? Pues esperad el número próximo de Ihe Tailor and Cutter, y quedaréis complacidos. No quiero pensar si á nuestro traído y llevadojWeyler le nombraran ministro de la Guerra de la Gran Bretaña, lo que diría la revista de landres. Es posible que publicara un número extraordinario. Han regresado de I, a Granja D J aa Rózpide y D. Juan Pérez de Seoane suS distinguidas familias. Pasado mañana se cumplirá el cusuU. aniversario de la muerte del duque viudo de Denia. Reiteramos á su ilustre familia pésame. p Han reg ¡c ado á Madrid losreu dos marqueses de Miravalles. Se ha trasladado de Biarritz á París la duquesa de Monteagudo, y de San Sebas r tián á Sevilla, el conde de Peñaflor. INFORMACIÓN EL SR. MAÍfejl p l presidente del Consejo. Sr. Maura, mar chó ayer, á las cinco de la tarde, coja dirección á Reinosa y Corconte, de donde regresará en breve a Madrid acompañado de su distinguida familia. CONSEJOS uando el Sr. Maura esté de regreso en Madrid, que será en los primeros díaá del próximo Octubre, se celebrarán varios Consejos de ministros para resolver los asuntos políticos que hay pendientes, entré; ellos el plan para la temporada parlamenta NA REVISTA ORIGINAL En landres ria, las elecciones municipales y lo que- -esta todo tan haya de hacerse en los asuntos de Hacienbien organizado, que hasta tos reumáticos da, especialmente en los presupuestos. tienen un periodiquito defensor de sus inteEn cuanto á las elecciones, la opinión gereses, oue les visita una vez por semana y neral es que se celebrarán en el otoño, poralivia sus dolores con la relación de aventu, que el Sr. Maurajiontrajo en el Congreso, ras y sucesos cómicos, ilustrados con chirií pública y espontáneamente, el compromiso gotas alusivas. de hacer la renovación de los AyuntamienY supongo que al tener la sufrida clase tos en el otoño; y este compromiso fue una Neumática un órgano en la Prensa, con el délas condiciones para convenir con las mismo derecho lo tendrán los que padecen minorías el arreglo que dio por resultado la del estómago, que en Londres, como en to 1 aprobación de la primera parte del proyectó das partes, son, por desgracia, una colonia Y una de dos: ó D. Valeriano se convertía de Administración local. numerosa, sin contar con la población floen el más perfecto ¡gentleman, ó presentaba I más lógico, por lo tanto, es creer que tante Pero, en fin, exista ó no en I,o ndres La la dimisión por no sentarle bien el clima. íj l ¡el Gobierno no ha resuelto acerca de este Voz del Dispépsico, título que me parece muy Porque The Tailor and Cutter es Impla- I ástínto nada que pligne con la oferta hecha definitivo y envolvente, hay que reconocer cable. I gor el Sr, Maura ga éjJParlamento, C VISTO Y OÍDO U