Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 24 DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 14 33 ARR 1 TZ. EL FALLECIMIENTO DE PABLO SARASATE EL CADÁVER DEL INSIGNE VIOLINISTA EN SU LECHO DE MUERTE NOTAS SUELTAS LO QUE COBRAN LOS ARTISTAS T anto como de lo que cantan Anselmi ó Titta Ruffo se suelen preocupar los asiduos concurrentes de lo que ganan. Dime lo que ganas y te diré lo que eres, pudiera decirse tratándose de algunos artistas... y de algunos públicos. Se sabe que la primera tiranía ejercida con la nómina sobre las empresas la ejerció la célebre Patti. En Octubre de 1874 organizó la maríscala Mac- Mahón, esposa del presidente de la República francesa, una función á beneficio délos alsacianos y loreneses expulsados de las provincias que Alemania hizo suyas como pago de sus victorias. Por primera vez cantó en francés la marquesa de Caux, más conocida por el ya popularísimo nombre de Adelina Patti. Púsose en escena Los Hugonotes, y la célebre diva interpretó el papel de Valentina. Se prestó á cantar, naturalmente, sin cobrar un céntimo. I, a audieión fue un acontecimiento. I, a empresa de la Opera quiso contratarla para diez representaciones más, y la Patti pidió 5.000 francos por función. Muy á gusto se los hubiera dado HalanÜUZ, empresario á la sazón de aquel teatro; pero otros artistas opusieron su veto. El primero fue Faure, notable barítono de aquellos tiempos. Según su escritura con el io, éste no podía contratar ningún EL CHALET VILLA NAVARRA, RESIDENCIA DE SARASATE, DONDE HA OCURRIDO EL FALLECIMIENTO DE ESTE Fots. Goñi. otro artista con más sueldo que él. Y él ganaba 1.500 francos por función. Tras de Faure reclamó la también famosa Nilsson, rival de la Patti. Todos pedían sueldo igual ó la rescisión del contrato. Pocos años después ese sueldo de 5.000 francos por representación era corriente. Stagno, Gayarre, Massini y Tamagno lot alcanzaban donde querían. Y encima les daban las graeias. La Patti habrá llegado á ganar más; perc seguramente no á los 15.000 francos por función que dan las empresas americanas á Caruso. Eso no quiere decir que en todas partes se estime de igual modo el mérito de los cantantes. Hace veinte años, cuando el pelotarismo hacía furor y en Rentería hacía sus primeras armas Gamborena, pelotari que llegó á ser un divo de los frontones, el malogrado Peña y Goñi presentó á Gayarre á Shoshua, un sagardúo calladote. protector de Gamborena; un tipo vascongado de esos que apenas saben hablar el castellano- y que cuando le hablan lo hacen con la más deliciosa concordancia. -Aquí tienes al gran Gayarre- -dijo él ilustre crítico al imperturbable Shoahua. -Grasias... por muchos años... -Ya sabrás quién es- -agregó Peña Goñi, extrañado de que el padrino de Gauiborena no manifestase su admiración por aquella gloria nacional. -No; no le he oído desir... -Pues es un cantante famoso. Cada noche que canta gana 5.000 pesetas. Y Shoshua, después de mirar de pies á cabeza al gran tenor, hizo un gesto de soberana indiferencia, dio una chupada á su pipa y dijo con la mayor naturalidad del mundo: -Pues en Rentería... ¡ni dos pesetas! AEMECE