Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 24 DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDICIÓN i. PAG. 4. t süca: esto de a uí no es torear, ni nada que se le parezca. -En ese caso- -insinué yo, -seguirá usted detenidamente la marcha de los sucesos de España. -Los sigo muy de cerca, y Dios sabe con qué dolor los sigo... Siento la desgracia de España, y lo que más siento es el no poder acudir á remediar esa desgracia de mi pueblo. No puedo hacer nada por mi patria, y- se es mi mayor dolor. -De manera que por el momento... -Por el momento, yo me resigno á la inacción. Soy soldado, y como tal soldado, interpreto la vida á la manera militar. Por lo tanto, mientras mijefe me mande estar quieto, yo nunca pensaré en romper la disciplina. -En cuanto al jefe... Bljefe, como todo el partido carlista, se mantiene actualmente á la expectatiya. Nosotros no somos un partido revolucionario, sino de orden y, antes que todo, patriota. En tanto que España trate de avanzar y rehabilitarse, nosotros no contrariaremos esa obra; pero en cuanto la honra ó la vida de España peligrasen, los carlistas no dudaríamos en intervenir. -Y, por el momento, ¿qué le parecen JS negocios de España? ¿Es buena la Solidaridad, es eficaz la acción parlamentaria? -La Solidaridad me parece muy acertada; mi deseo es que cundiera su ejemplo por toda la nación. En cambio, el Parlamento... ¿Qué obra sana ni qué nada ha de surgir de ese Parlamento, en donde se hace tanto discurso largo, donde tanto pecado de palabrería se comete? Y es que hay en nuestro país mucha gente improductiva, mucha energía ociosa. Ahí está la nobleza: ¿qué hace? BCntretenerse con vanos ejercidos de sport, nada más que sport, y gastar la irida, con la fortuna, estúpidamente. Como ese asunto de la escuadra... ¿Qué se proponen? ¿Construir una flota que no sirva para combatir, que únicamente sirva para darles dinero á unos cuantos industriales? Lo que España requiere son buques de combate, aunque hayan de adquirirse en el extranjero; el mismo Japón, cuando necesita un útil de guerra, no duda en procurárselo en otras naciones. Yo opino que se debe empezar por un buque, pero que este único buque sepa y pueda luchar. Nuestros artilleros son muy estudiosos y saben mucho, lo sé de cierto; pero no practican, no sabrían acertar; mientras que yo he visto oficiales rusos de Artillería que apenas si sabían leer, pero que de tanto disparar podían poner uñábala donde quisieran. Esto no significa que yo dude de nuestra industria; contrario: en España empezamos á trabajar mucho y á trabajar bien. Sé que toda la región cantábrica progresa rápidamente; en Asturias se explotan las minas por capitalistas españoles; indudablemente nuestra patria quiere levantarse. -Ahora bien, comoquiera que V. A. ha viajado mucho por el centro de Europa, ten 5 rá acaso una visión original del problema narroquí. -Mi opinión sobre Marruecos es bien sencilla: yo creo que debiéramos haber marchado con Alemania, la única nación que nos ayuda, pero nunca con Inglaterra, nación que nos desprecia y trata desdeñosamente. -Se ha hablado alguna vez de una prooable boda. -Todo ha sido una pura fantasía. Pero lo que sí es cierto es que quisiera casarme... El partido me insta, porque teme que desaparezca conmigo la rama legítima; yo mis mo comprendo la conveniencia del matrimonio... En fin, ya veremos. Lo malo que esto tiene es que yo no quiero casarme si no es por mandato del amor, y además lesearía casarme... con una española. Debe de ser muy desagradable el tener por espo En este pueblo nació, el dia 14 de Junio sa á una mujer extranjera que detesta ¡os de 1849, el ilustre patricio D. Basilio Paraíso usos, hábitos y tradiciones de España. -Y cuanto se ha dicho de ciertos en- Lasús. Laluenga, que se honra de ser su cuentros entre D. Alfonso XIII y D. Jaime cuna, dedica este mármol á su mérito, altruismo y virtudes eívicas. de Borbón, ¿es verdad? El acto de descubrir la lápida colocada- -Verdad es que un día tropecé con don Alfonso en la proximidad de Urruque, en el en la fachada del Ayuntamiento revistió cruce de un paso á nivel. Estuvimos juntos gran solemnidad. El ilustrado secretario del Ayuntamiento, más de diez minutos. El me miraba á hurtadillas, disimulando; yo le miraba á él del D. Benigno Velilla, leyó el acta nombrando á Paraíso hijo predilecto y eminentísimo de mismo modo. Laluenga, y después una elocuente alocu- -Y qué le pareció... -Me parece un hombre valiente. Sí, debe ción ensalzando los méritos del agasajado, de ser valiente... Todos los Borbones lo han ustó mucho y provocó delirantes aplausos. Después, el alcalde ofreció el cordón de sido. ¡Lástima que su educación artificial no le consienta otra clase de intervencio- la lápida á Paraíso, y éste, muy emocionanes... Los príncipes deberían educarse de do, tiró de él, quedando descubierta en medio de una indescriptible ovación. una manera diferente. A contin ación el Sr. Paraíso dirigió la- ¿Qué más... Pero bien comprendo la palabra al vecindario desde uno de los baJ importunidad de mi pregunta. Perdone. Al llegar aquí, D. Jaime pliega los labios cones del Ayuntamiento. Después visitó Paraíso la casa natal y la como aquel que desea evitar toda indiscreción. Aprovecho este momento de silencio escuela municipal; asistió á un espléndido para observarle bien. D. Jaime es un hom- banquete; luego hubo carreras á pie, baile, bre de mediana estatura, robusto, de color concierto, otro banquete popular en el cetrino y ojos claros; viste con cierta negli- Ayuntamiento, fiesta de la jota, fuegos argencia; sus mismos modales, sus gestos to- tificiales, rondas y serenatas. ¡Y aun les pados son negligentes y llanos; en el pelo des- recía poco á los paisanos del obsequiado! cuidado, color castaño, comienzan á verse algunas canas. Habla el español correcta- rjaiiecimiento de Sarasate. mente, sin más que la intervención de algún De esta información damos hoy dos foinevitable galicismo y de un ligero acento tografías muy interesantes: la del cadáver que no es francés ni italiano, que no se sabe en el lecho mortuorio y la de la magnífica á qué acento compararlo. Es persona sim- Villa Navarra de Biarritz, donde ha fapática. En seguida se advierte en él al hom- llecido el egregio artista. bre de emigración, al hombre que ha peregrinado por tantos países diferentes. Habla el francés, el inglés, el italiano, el alemán, INFORMACIÓN el ruso. Tiene, en fin, un aire especial de cosmopolitismo, mezclado con algo de la POLÍTICA negligencia del soldado. Y de sus ideas, CONSEJO EN PALACIO ¿qué he decir... Se me figura que la vida europea, la vida de las ciudades y la comA las tres de la tarde empezó el Consejo paración de tantas civilizaciones y creen- celebrado ayer en Palacio, bajo la precias le han prestado un cierto eclecticismo. sidencia del Rey, terminando minutos anPero por encima de todo esto hay en don tes de las seis. Jaime un hombre activo impaciente de Mi Consejo eomenzó con el acostumbrado obrar, capaz de cualquier cto atrevido que discurso del presidente sobre política exteexigiera decisión y vehemencia. rior é interior, siendo bastante extensa la Su impaciencia me la expresó con estas primera parte, porque han ocurrido muchos palabras finales, dichas con cierto dejo de sucesos durante el interregno político obligado por el veranea melancolía: SI ministro de Estado dio cuenta de la- -Tengo treinta y ocho años de edad, y no he hecho nada todavía por mi país. Después, extensa labor realizada durante el verano cuando la edad avance, pueden morir los en lo que se refiere al problema de Marruecos y del contenido de la respuesta que da entusiasmos, las energías, la voluntad... Me despedí de D. Jaime bajo la impresión Alemania á la Nota mancomunada de Franmelancólica de esas palabras. Y pensaba yo cia y España. Esta respuesta, que hasta ahora es coal marcharme que sí, en efecto, la desgracia mayor de España es que todo fracasa... has- nocida únicamente por un avance telegráfico, parece que la encuentra nuestro Gota los príncipes vehementes. bierno razonable y sensata. j M. a SALAVERR 1 A El ministro de Marina no dio cuenta, según equivocadamente se había anunciado, del estado del la escuadra, NUESTROS GRABADOS porquela tarea eoncurso paralos documende examinar p l homenaje de un pueblo. tos que acompañan á cada proposición hace Laluenga, pueblo de la provincia de necesario emplear bastante tiemp Huesca, donde vio la primera luz D. Basilio El ministro de la Gobernación llevó dos Paraíso, en la misma casa en que nació el decretos, uno relativo á las casas de préstajusticia de Aragón, micer Segismundo Mon- mos y otro referente á la correspondencia ter, uno de los de más gloriosa historia, ha que circula confranquicia postal, y para cuya tributado al presidente del Comité de la clasificación se ha inventado un sello espeExposición Hispano- Erancesa un homena- cial. je, al cual era acreedor por sus muchos méEl ministro de la Guerra mostró á S. M. los rites. modelos y dibujos referentes á la reforma En compañía de varios íntimos amigos de los uniformes, reforma que es muy extrasladóse el Sr. Paraíeo desde Zaragoza á tensa, porque abarca todas las Armas y toLaluenga, donde se le hizo un recibimiento dos los Cuerpos. indescriptible de puro efusivo. Cuando, terminado el Consejo, salió el Por todas partes se leía este ingenuo y Sr. Maura de Palacio dijo á los periodistas expresivo pasquín, impreso con grandes que no se había tratado para nada de las letras: elecciones municipales ni del nombramiencA DON BASIUO PARAÍSO. Laluenga te to de senadores vitalicios. saluda; bien venido seas. Te aclamamos pa Antes de resolver la primera cuestióndre; dispon de tus hijos. Huérfanos de pro- dijo- -tengo que estudiarla, y antes de hatección, todo lo esperamos de ti. cer los nombramientos de vitalicios he de En la fachada del Ayuntamiento se colo- mandar poner al viaducto una barandilla có una lápida con la inscripción siguiente: muy alta.