Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 19 DE SEPTIEMBRE DE J 9 O8. EDICIÓN 1. PAG. 4. Sus versos corren de boca en boca. Constituyen un poema en dos actos y medio, representado en el teatro de Fregenal por tí protagonista Lobito en persona, según rezs el impreso, aunque hay que suponer piado 1 LLJGENLE 1 Es el título de una nosamente que también en espíritu. vela que trae locos á los alemanes, y principalmente alas alemaCanta homéricamente sus hazañas, por nas partidarias del movimiento feminista que es lo que él dice: Los libreros van vendiendo ya el doscien Que sigan los envidiosos tos millar, y el autor, un pastor protestante hablando del Lobo mal, ignorado y obscuro, ha abandonado los háBerlín- Se +i embre. que si hoy lo tienen debajo bitos y la Biblia para dedicarse por entero á no sé mañana qué sucederá. la literatura. Los envidiosos deben ser los que hacen Hilligenlei es una palabra con la que los aldeanos designan la región de Heiligen- NUESTROS GRABADOS versos del metro de los suyos y pasan por eminencias, ó los que habiendo dado meaos land, en Holstein. Es un libro tonto, perfec- 1. as regatas de San Sebastián. LJ En nuestras números anteriores Ü. UOS estocadas que él pasan por estrellas de la tamente aburrido y sin interés. El protagonista, un pobre mozo insignificante y sin dado información, telegráfica de las regatas tauromaquia. Unos y otros recibirán mayores homenaestudios, turbada la imaginación por las de balandros patroneados por señoritas que lecturas de la Biblia protestante, toma la acaban de celébrarse en San Sebastián, y en jes de públicos, de ateneos y de circos; pero resolución de reformar el mundo en gene- las cuales ha obtenido el premio de honor no lograrán impresionar á las masas como ral y su aldea en particular, dando una nue- la señorita Clara Pardiñas, dirigiendo el ba- Lobito con su hoja de papel azul impresa, cuyo original acaso fue escrito con la trenva interpretación á la vida de Jesucristo. landro Corzo, propiedad de S. M. el Rey. zada coleta de su cabeza, como los héroes El autor nos coloca al final del libro un nuede los dram as echegarianos escriben sus vo Evangelio que él cree, sin duda, que va 1 a catástrofe de Barajas. á provocar un cisma en la Iglesia protes- Complementando nuestro excenso re- cuitas con su propia sangre en la hoja de tante y que en realidad no es manque una lato de la catástrofe de Barajas, reproduci- una daga toledana. Reposen tranquilos los celosos guardadocolección de majaderías sin pie ni cabeza. mos los retratos denlas ocho víctimas y eÜ JPara llegar á esta conclusión nos cuenta an- otro lugar de este mismo número continua- res de la tranquilidad social. En los campos castellanos, donde reina la pobreza, la tes la vida del mozo reformador, que pasa mos la amplíació. n de nuestros iáformes. usura y la desesperación, no hay más maBU tiempo indeciso, temeroso y dudan do de U estival benéfico. todo, de la religión, de sí mismo, del amor, J Ha sido muy interesante la fiesta de nos negras que las del trabajo; no hay proporque resulta que ama á dbs muchachas y beneficencia celebrada en el American Párk clamas ácratas ni, propagandas de socialislas dos se casan con sus novios respectivos de Barcelona. Fue amenizada por la banda mo agrario. No Hay más que hojas de papel sin enterarse de aquella pasión secreta. El municipal, la cual ejecutó, bajo la dirección azul impreso con la odisea de un torero en reformador, después de fracasar en sus in- del maestro Sadwrní, las mejoréis piezas de reserva y poeta en activo, cuyas lamentatentos, vuelve al Hilligenlei, al país sagra- su repertorio. También la reputada coila la ciones conmueven á esta gente sencilla y sudo, y muere obscuramente. Preparaos á que Principal Harcelóñina tocó diferentes sarda- frida, arrancándole lágrimas á sus ojos y más de un crítico os diga, cuando se entere nas, que fueron bailadas por los concurren- perras á sus bolsillos... AEMECE de lo de los doscientos mil ejemplares ven- tes á la fiesta. didos de esta novela, que su autor ha lograDistinguidas y gentiles señoritas cuidado presentar con la mayor claridad un sím- ban de atender á cuantos asistieron á tan isolo lleno de calor y de vida. brillante kermesse, cuyo producto se destina CÁMARA Pero, en fin, lo de menos sería que esta alas obras humanitarias Consultorio mémala novela gustará á los berlineses y se dico parroquial de Nuestra Señora de la DE COMERCIO entusiasmaran con ella. ¡Allá ellos! Lo asom- Bonanova, donde en dos años han sido vi- l i n a comisión de la Cámara de Comercio broso es que damas muy discretas, que han sitados más de 22.000 enfermos, y el Casal de esia capital, presidida por el señor demostrado gran talento en las discusiones d infants de Nostra Señora de la Bonano a. Maltrana, visitó ayer al nuevo ministro de acerca de la reivindicación feminista, señoEl tiempo transcurrió felicísimamentecon Fomento, Sr. Sánchez Guerra, para, felici- ras como Frau Gabriela Reuter, la doctora toda clase de atracciones. Hubo teatro Gui- tarle por su nombramiento, expresándole á Stoeker y Frau Lily Braum, hayan aprove- gnol, máquina voladora, montañas rusas y la vez la esperanza que dicha Corporación chado un capítulo episódico de esta novela chinas, globos y fuegos artificiales por la abriga de que, así como su paso por el gopara hacer de él una especie de bandera y noche; bar, venta de flores, Champagne, ju- bierno del Banco de España ha sido fructuoso para facilitar la solución del grave glorificar un tipo de mujer perfectamente guetes, pastas, tabacos, etc. conflicto del canje de la moneda, así tamvulgar. bién ha de serlo su permanencia en el miPorque el autor de Hilligenlei nos refiere RÁPIDAS nisterio de Fomento, en cuyo departamenla historia de una tal Amia Boje, hija de to mucho puede hacerse en pro de la riquepadres pobres, que recibe cierta instrucción, za nacional, á cuyo efecto puede contar coa y considerándose superior á las demás mu- POR TIERRAS el decidido concurso de las Cámaras de Cojeres de la aldea no se resigna á vivir como al ministro días, sobra todo en lo que se refiere al DE CASTILLA mercio. El Sr. Maltrana expusoprimeros de amor. Las hijas de aquel país no piensan en l i n a hoja de papel azul imprresa circula de que habiendo de reunirse en Octubre el Congreso nacional económico estas cosas hasta que se casan. Anna, por mano en mano entre la g- edte aldeana concurren el contrario, piensa desde pequeñita en los de las campiñas salamanquesas. No es una de Zara. goi al queuno de los todas las Cáhombres como ella dice. Y un día, ator- proclama ácrata; por aquí no hay más ma- maras de Comercio, el referente temas á la al saneamentada por estos pensamientos, pasea por nos negras que las que ensucia el duro tra- discusión ha de ser miento de la moneda, y como sobre este el campo, encuentra á un desconocido, vie- bajo de la tierra; tampoco hay socialismo particular se han de tomar acuerdos conjo, sin atractivo de ningún género y- -según agrario. Pero hay romanticismo eretos, desearían contar con el concurso del nos le retrata el autor- -casirepugnante, y... I, a hoja de papel azul impresa es la relade las Cámaras, para ocarre la catástrofe. Pero así, tontamente, ción de una odisea. El héroe és su propio ministro, como jefe, Gobierno las resolucioque apoyara ante el sin amor, sin lucha, sin justificación de nin- autor. Antes mataba toros; hoy ¿ace versos. nes que allí puedan adoptarse. gún género. Después Anna y el desconociVa de aldea en aldea. Luce un traje raído do se ven muchas veces, hasta que el viejo que se cae á pedazos. Ostenta como trofeo El Sr. Sánchez uerra manifestestó que deja aquellos lugares. de sus pasadas glorias una trenzada cole- agradecía en extremo la felicitación de la Y más tarde Anna se casa con un buen ta. Lo único cuidado de su persona. Cámara, reconociendo que estos organishombre, al que no dice una palabra respecDespués de matar 114 reses, -según propio mos han prestado y pueden prestar grandes to á su pasado. testimonio, ha cambiado el estoque por el servicios al país, cual lo habían demostrado Esta es la causa de la discusión feminista. sable. Se metió con los toros y ahora se mete recientemente, evitando con sus prudentes ¿Hace bien Anna ocultaudo á su marido con las musas. No debió entrar en suerte consejos una seria perturbación económica, con el desenfado que ahora entra en el Par- cual se hubiera producido, seguramente, aquella falta? ¿Hace mal? con motivo del canje de los duros si las CáLas damas han encontrado natural el si- naso, porque otro hubiera sido su destino. A esta buena gente la enseña su coleta, maras, de Comercio, y especialmente la de lencio de Anna, y dicen que en lo que atañe al honor y al pudor, la mujer sola debe la lee sus redondillas y la conmueve. 1,0 Madrid, no sé hubieran ocupado con el majuzgarse á sí misma Anna ha hecho bien sentimental puede mueío todavía en estos yor interés en llevar la tranquilidad al ániocultando á? u marido la falta que come- campos cantados por fray Luis de León un mo de todos; que en cuanto de él dependa día y por alan otro. Hace su colecta el procurará por el engrandecimiento y destiera. Nosotros pensaríamos de esta joven cul- vate torero y marcha á otro lugar á conmo- arrollo de estas Corporaciones y por la ejepable, que engaña por omisión á un hom- ver nuevos espíritus y á recoger nuevas cución de aquellas reformas que puedan servir para el fomento de la riqueza patria, bre honrado, que era una criatura despre- perras. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN BERLÍN H ciable. El movimiento feminista berlinés opina de otro modo y hace de Anna el tipo de la mujer fuerte que es preciso tomar por ejemplo. Y como las mujeres lo pueden todo, han logrado convencer á un pastor protestante, el señor de Hoensbroeck, el cual subió al pulpito días pasados para aprobar el proceder indigno de Anna Boje... y hacer la reclame de la novela. JOSÉ JUAN CADENAS.