Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i3 DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 4. los buenos alemanes, con qué afán busca- win, el explorador LÁvingatone, Shakespeaban los números de Simplicissinms. J. ¡Y Sim- re y Carlos Dickens. í a s capillas, en las que preierentemente plicissimus crecía, crecía siempre, aumentando las tiradas de cada número en propor- se hallan enterrados Reyes, personas de la familia Real, aristócratas y prelados, llevan ciones verdaderamente fantásticas... Porque lo más divertido es que era el co- los nombres de San Benito, San Edmundo, rreo el encargado de defender la edición de San Nicolás, Enrique VII, San Pablo, San las asechanzas de la Policía... Vosotros, mi- Eduardo el Confesor, San Juan Bautista, nistros españoles, encontraréis esto inexpli- San Félix, San Andrés, San Miguel y San cable, ¿no es cierto? Vosotros, que por el mo- Juan Evangelista. tivo más insignificante os incautáis de la U omenaje á Casanova. edición de un periódico, arrebatándola á las l I os eatalanistas rindieron anteayer sacas precintadas del correo... Pero ¡ahí te- nuevamente homenaje al último Conceller néis! Ésa es una cosa que no sucede más en Cap del Consejo de Ciento, Rafael Casaque en España, porque en todas las nacio- nova, que el 11 de Septiembre de 1714 munes del mundo una carta ó un periódico de- rió durante el sitio sostenido contra las tropositados en el correo son sagrados. En la pas de Felipe V, defendiendo los fueros de misma Rusia, donde los autócratas gober- Cataluña. nantes se atreven á cometer los mayores Hallándose en ei terraplén ae la muralla excesos, las más escandalosas tropelías, no Pedro recibió un balazo en un mushabrá un ministro que se apodere del ejem- de San le privó de la vida. que plar de un periódico. Lo más que harán será lo, Anteayer acudieron á depositar coronas tachar de negro aquellos artículos cuyas ideas puedan ser nocivas á la salud del Im- y ramos de flores al monumento del salón perio; el suscriptor recibirá su periódico de San Juan, junto al Arco del Triunfo, muconvertido, si á mano viene, en un tablero chísimos catalanes. de ajedrez, á fuerza de tachaduras, ¡pero le p l crimen de la calle de Segovia. recibirá! Apoderarse de la propiedad ajena- Publicamos los retratos de Joséjosenj un periódico es propiedad de la persona ge y Agustina Bueno, víctima y autora, res cuyo nombre figura en la faja, -eso no lo pectivamente, del crimen de la calle de Sehace ningún ministro europeo. Eso no se govia, que en nuestro número de ayer reseatreven á hacerlo más que los ministros es- ñamos extensamente. pañoles. -y hasta hace pocos días los turcos. Vean ustedes por dónde ahora resulta que están mejor en Constantinopla, DEL DOMINGO Cimplicissimus ha alcanzado una popu laxidad enorme; su tirada es colosal; los beneficios que realiza pasan je 500.000 francos al año. Tiene una redacción escogidísima, y los mejores caricaturistas Y dibujantes cobran afií pingües sueldos, sueldos que vatían entre 12.500 francos, 15.000, 20.000, 95.000 y 30.000 francos por año. Pues bien... Al cumplir los diez años de la publicación, el editor de Simplimsimits publicó tu número extraordinario, á la cabeza del cual hizo insertar una nota que decía lo siguiente: Gracias al creciente favor del público, Simplicissimits ha llegado á ser el primer semanario satírico. Esto se debe principalmente al esfuerzo de sus dibujantes y redactores, y como no sería justo que yo, simple editor de esta publicación, me apropiara de lo que no me pertenece, he decidido formar desde hoy una Sociedad con ellos á fin de repartir equitativamente por partes iguales los beneficios que todos los años resulten. Ni más, ni menos... Esto, así á primera vista, parecerá una locura... Más que una locura, una tontería. Pero no olvidéis que SimpUcissimus es tonto, es el tonto nacional; una especie de edeón alemán... Esos rasgos, naturalmente, no los puede tener más que un tonto de capirote... Josa JUAN CADENAS. Berlín- Septiembre. el charro de botón de oro perdió la su hacienda xn día, y con la su hacienda el ch- wr perdió amigos y familia; ahora que no tengo nada, al charro nadie se arrima; sólo mi jaca me queda y ya, muy pronto, no es mía. Aquélla por quien volabas, aquella por quien corrías y que del rocío tuve por ella celos y envidia, aquella que me esperaba al pie de la su alquería, se casó con otro ¿narro de hacienda. ¡Dios la bendiga! ¡No corras, por Dios, Rumbosos no corras, por Dios, morita, que cuanti más tiempo tarde más te queda de ser mial Se esconde- el sol por la sierra y la noche se echa encima; es una noche nublada; el pobre charro camina 3. a. retorna de la feria y tristemente suspira; caviloso cruza el monte, sólo se oyen las esquilas del ganado, que se aleja á guarecerse en la villa; á lo lejos la fogata de algún partor se divisa; allá, junto al Tormes, queda de su charra la alegría, y ¡allá, muy lejos, muy lejos, quedó su jaca morita 1 ANTONIO Salamanca, Septiembre 1908 c VLA FERIA! A ¿d del alba tocaban en la torre de la ermita, cuando el charro Juan Francisco. con el alma entristecida, enjaezaba á su jaca, la mejor que hubo en Castilla; aquella jaca Rumbosa, orgullo de la alquería la que bordaba los campos cuando por los campos iba; la de la montura roja con madroñeras y cintas; la que al trote castellano tan majestuosa se erguía; la que llevó muchas veces á la charra más bonita del campo de Salamanca. á ferias y romerías; la de la cola rizosa tan bien peinada, tan limpia; aquella jaca gallarda, aquella jaca morita, hoy camino de la feria va remolona y mohína; á venderla va el su amo, más que nunca la acaricia, y triste el charro la canta charradas que él improvisa: Pa ir á ver á la mi novia te merqué una tarde en feria, y al salir de Salamanca te dije en la carretera: Corre, jaquita; corre, volando, que la mi charra me está esperando, que la noche se echa encima y barrunta estar nublado, y no quiero que el rocío humedezca la su cara, y tú corrías, y tú volabas por la vega y junto al T o i m a á la su casa. ¡Ya no te canto, Rumbosa; ya no te canto, morita; ya ao me luzco contigo, ya sin tí no siembro envidias! ¡Ya no te digo que comas, como enantes te decía, que cuanti más tiempo tardes más seré tu amo, morita! LAS FERIAS DE SALAMANCA ni I a más antigua corrida celebrada en Sala manca de que se tiene noticia data del año 1466, cuando León de Rosmithal, aunado del rey de Bohemia, qae salió de Praga el 26 de Noviembre de 1465, con un séquito de 40 personas y 52 caballos, y llegó á Kspaña muy entrado el 66, se halló en esta ciudad y asistió á la corrida de toros del día de Santiago. El tercer toro mató á dos hombres é hiric á ocho y á un caballo. Verdad es que entonces no se mataba á los toros como ahora. Había en Salamanca una cofradía de lidiadores compuesta de los principales caballeros de la nobleza, que tenían la obligación de salir á lidiar en ciertas fiestas. Don Diego de Toledo, un hermano natural del duque de Alba, caballero mozo, muy gentil hombre y muy señalado, el cual andando á los toros en Alba con un garrochón, alas alegría del casamiento del duque su hermano, pasó á uno el hierro en la frente, que no acertó á descogotarle; dio un rebufu el toro en alto, revuelve el garrochón, y escurre por su mi ma mano, y dale con el cuerno en un ojo, y pásasele, y la cabeza y sesos y sale envuelto en ellos por la otra parte, y al caer muerto se le quebraron dos costillas sobre su propia espada. Se sabe que en las corridas ceieoradas con motivo de las bodas de Felipe II en 1543, aunque no fueron muy bravos los toros, uno de ellos hubiera de hacer harto daño si Dios no lo estorbara, y fue que al tiempo que salía con el primer ímpetu del corral hallóse en los cuernos del el duque de Alba (el célebre general de Portugal y Flaudes) que estaba descuidado, y derribólo á él y á su caballo en el suelo, de que se sintió alp- o. pero presto cobró salud Hubo luego prohibición pontificia de las corridas de toros; pero no por eso dejaros de celebrarse, y principalmente en festivi- NUESTROS GRABADOS I a catedral de Westminster. Dícese que el rey Sajón Deben mandó construir el año 610, en el sitio que hoy oc pa, la catedral de Westminster (monasterio Sel Oeste) una iglesia y un convento de benedictinos en honor del apóstol San Pedro. Destruyéronlo los daneses y lo reconstruyó el año 985 el rey Edgardo, ha. antigua abadía quedó terminada en el siglo XIII. Tiene forma de cruz latina y torres de estilo gótico y griego que no armonizan con el resto del edificio. I, a longitud de éste es de 156 metros, y la del crucero, 61. Entre los monumentos y sepuleros que encierra el templo, merecen ser citados los de Icad BsjiconsfieW, Isaac SCWÍQÍI. üett-