Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES ii DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDICIÓN i. PAü. BARCELONA. CONGRESO OBRERO CATALÁN Fot. Ballell ASPECTO DEL SALÓN DE LA SOLIDARIDAD OBRERA DURANTE LAS SESIONES úen (para remediarlo, según Villar y Mi- das de Isabel II y las de su hermana la cías, se alzaba en el centro la vulgarmente princesa de Asturias, Veinticuatro años después se construyó llamada jaulilla, que era un burladero de elegante forma de templete, pintado, con su otra plaza, á la que ha substituido la actual. Ya en 1825 hubo corridas en lo que hoy capulilla) la altura y corpulencia de los toros de Peñaranda de Bracamonte y la pre- es paseo de San Francisco, donde el Enasencia de un pueblo numeroso é inteligen- no el Santo Tomás especie de Don TanU oy dan comienzo las ferias de Salanian- te, que excitaba imprudentemente el ardoi credo de aquellos tiempos, esperaba al toro 1 ca, tan populares años atrás por sus de los lidiadores, de lo que era buen testigo á pie firme, y cuando la fiera se acercaba, el renombradas corridas de toros. El programa mi padre, que solía ser el encargado por el Enano desaparecía por escotillón. Alguno en estos tiempos constituyente la feria de Ayuntamiento de contratar las cuadrillas de de aquellos toros fue muerto á tiros á falta de destreza y á sobra de canguelo del maganado, con enorme concurrencia de los Madrid. En 1840 se estrenó una plaza de toros, y tador. pueblos de la provincia y de los de las limíTambién hubo corridas á la salida de la trofes; de tres corridas de toros en su lindí- sólo se celebraron ya en la plaza Mayor las sima plaza, una de las mayores y más mo- de Octubre de 1846 para solemnizar las bo- Puerta de Zamora, y en una de ellas, celebrada en 1838, toreó por última vez en Sadernas de España; de funciones dramáticas lamanca el célebre Francisco Montes. en sus dos teatros; conciertos de su FilarDe las corridas salamanquinas da idea el móniea, institución modernísima que honra programa de las de 1796. Entre los matadoá la eapital salmantina; de bailes públicos, res figuraban Pedro Romero, José Delgado fuegos artificiales, etc. (Pepe- Hillo) y Francisco Garcés; como meSus corridas antiguas celebrábanse en la dio espada, Antonio de los Santos; como plaza de San Martín ó del Mercado, de tanaventureros, Cristóbal Ortiz, Juan Rueda y ta capacidad, que se corrían en ella toros y José Alvarez; como picadores, Manuel Jimécañas, quedando espacio para su concurrinez, Manuel Muñoz Cañete, Antonio Ortiz do mereado. y Sebastián Rueda, y como banderilleros, Construida después la nueva y suntuosa Alfonso Alarcón (el Pocho) Cristóbal Diez, plaza Mayor, á ella se trasladaron las famoManuel Rodríguez Nona, José Jerónimo sas corridas celebradas en el primer tercio Cándido, Francisco de Paula García y Juan del siglo pasado con gran aparato. Núñez (Sentimientos) Mesonero Romanos refiere que presenció En la lista de la cuadrilla de 1794 ngurauna en Septiembre de 1818, y dice de las ba también como primer espada Pedro Rocorridas de Salamanca en aquellos tiempos mero, y como tercero, su hermano José (no que erao las más concurridas y aparatosas su hijo, como supuso Mesonero Romanos en. de España, aunque entren en corro las de el articulo de que hemos hablado) Madrid, Sevilla y Valencia; por cierto que El trágico fin que tuvo en la plaza el desen una de ellas quedó gravemente herido el graciado José Romero merece un artículo célebre primer espada que, si no me engaña aparte, que, con un tercero consagrado á la la memoria, se llamaba Curro Guillen, y en ella había quedado muerto algunos años MADRID. JOSÉ RODRÍGUEZ HUERTAS fiesta taurina de una aún más remota antigüedad, constituirán una serie de tres capíantes un hijo del insigne matador Pedro Romero. Estas catástrofes, muy probables PRESO EN LA CÁRCEL MODELO OUE tulos consagrados á la actualidad de las fiestas de Salamanca. -C. AYER SE VOLVIÓ LOCO en aquella plaza por su desmedida exten- LAS FERIAS DE SALAMANCA