Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 10 DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 4. PAG. 8. INFORMACIÓN POLÍTICA LO DE AYER l día de ayer fue de movimiento político, pero sin que se llegase al extremo de animación que otros acontecimientos semejantes han originado. Tal vez obedecía á a época veraniega en que se desarrolla este episodio político; quizá sea porque desde el primer momento se vio que el asunto de la crisis no tendría desarrollo grande ni casi pequeño. Los periodistas son los que, por su debei piofesional, han perseguido el misterio en que Í envolvía este pequeño problema. E Si, como se espera, el Sr. Sánehez Bustillo acepta definitivamente la propuesta del presidente del Consejo, marchará aquél á panchón, en donde permanecerá hasta primeros de Octubre. Del ministerio de Hacienda se encargara durante ese tiempo el subsecretario, Sr. Espada. El Sr. líaura saldrá hoy para bantillana. FIRMA DE GUERRA mente adoptadas revelan que la detención practicada es sensacional. BARCELONA, Í O 2 T POR L A MOCHE p l general Primo de Rivera tiene prepara dos los decretos referentes á la combinación de ascensos y mandos que hay pendiente. Si el Rey no viene uno de estos días á La Granja, irá el ministro de la Guerra á San Sebastián para someter á! a i rma de Su Majestad dichos decretos. LA JUNTA DE LA ESCUADRA espués de l a s manifestaciones hechas ayer por la tarde por el Sr. Rodríguez San Pedro siguió, durante la noche, la duda que había torturado en todo el dia á los reporten, únicos seres que se han preocupado de esta crisis, de este conato de crisis, ó de lo que sea. ¿Qué había querido decir el ministro de Instrucción, que dimitía ó que se quedaba su compañero el de Hacienda? Y no extrañe el lector que esta duda turbara la tranquilidad de aquellos que habían hablado con el Sr. San Pedro, porque bien meditadas las palabras de éste daban á entender lo contrario de lo que parecía á primera vista. Total, que el Sr. San Pedro parece que quiso decir que el Sr. Sánchez Bustillo puede proseguir en Hacienda tomándose algún tiempo de descanso y sin que sea preciso que se encargue interinamente de ese departamento ningún otro ministro. Con esto resultaría llevado á la práctica la solución que desde el primer momento parecía más factible, atendiendo al deseo del Sr. Maura de no hacer ahora una crisis. La Época, en una nota oficiosa que publica anoche, hace las siguientes manifestaciones: Que el señor ministro de Hacienda se encuentra fatigado de la asidua labor realizada, la cual ha tenido momentos de tanta intensidad como el del canje, es cosa sabida; pero no creemos que esto tenga como conclusión forzosa la crisis. En el tiempo que falta hasta la apertura de las Cortes, el Sr. Sánchez Bustillo podría tomarse algún período de reposo, si así lo exige su estado de salud. Por otra parte, el concurso de sus Juces y de su experiencia es estimadísimo por sus compañeros de Gabinete, y el éxito conseguido en la cuestión del canje se ha impuesto á todas las censuras con la fuerza de la realidad. Entendemos, pues, que el Sr. Sánchez Bustillo podrá seguir prestando su valioso concurso al Gabinete que preside el señor Maura. Únicamente en el caso de que su estado de salud lo hiciese imposible, se plantearía, con harto sentimiento del señor Maura y de los demás ministros, el problema á que aluden algunos periódicos, y que Hueca podría tener el carácter de una crisis poli tica, sino el de una mera substitución en i n departamento ministerial. Pero repe time s que hablamos en hipótesis, y con la esperanza de que no han de ser infructuo sos los esfuerzos que en tal caso se hagan para que el Sr. Sánchez Bustillo continúe al frente del ministerio que vieneTigiendo eou tanto acierto. D pl general Viniegra, que, como es sabido, tiene presentada la dimisión del cargo de presidente de la Junta consultiva de la Armada, se encuentra en Cádiz. El Sr. García Ángulo, que se halla enfermo, no puede presidir la Junta. En vista de esta situación, un estimado colega dice anoche que el ministro de Marina ha telegrafiado al general Cervera llamándole para ofrecerle el cargo que deja vacante el Sr. Viniegra, y que, según se cree en el ministerio, el Sr. Cervera acepta rá la oferta. EL TERRORISMO POR TELÉPONO BSCECE 1.O NA, 9 S T. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR lpl detective Arrow. Los periódicos se ocupan de las condi ciones impuestas por Mr. Arrow para encargarse nuevamente de la Policía de investigación, y preguntan qué ha sucedido para que el detective se haya visto en el caso de abandonar sus funciones. Las sombras que envuelven los delitos del terrorismo sou cada vez más densas, y la opinión se va interesando de modo decidido en que se disipen las nieblas y se aclare todo absoluta y totalmente; la manifestación que hizo Tressols en el juicio oral de Rull y las que acaba de hacer Arrow dejan entrever algo grave, pero todavía sin concretar. Los periódicos piden que ios que puedan hacerlo hablen y lo hagan con claridad. uestión de competencia. Entre la Policía y la Guardia municipal ha vuelto á suscitarse la cuestión de competencia sobre cuál de los dos Cuerpos tiene que ayudar al otio. ISTo sería extraño que el asunto se discutiera en el Consistorio, con lo cual se apaciguarían los ánimos. Es probable que el alcalde tome cartas en el asunto, cortando de raíz esa cuestión, que sólo conduce al desprestigio de la autoridad. Z RAGOZA, Í O c ¡H LA ULTIMA NOTICIA 1 a impresión que á última hora llega has ta nosotros procede de persona autorizada, y da la solución siguiente: El jefe del Gobierno ha ofrecido al ministro de Hacienda todo el tiempo de lieencia que necesite para reponer su salud, y el señor Sáachcz Bustillo se encuentra muy dispuesto a aceptar la oferta Terrorista detenido? La censura no dejó pasar ayer ni una palabra de haber sido aquí capturado un individuo á quien se cree autor del atentado cometido en el urinario de la Rambla de las Flores, de Barcelona. Las autoridades tuvieron monopolizados ayer el telégrafo y el teléfono, y hasta hora bastante avanzada de la noche sostuvieron misteriosas conferencias, á que no fueron ajenos el gobernador civil Sr. Tejón, el ministerio de la Gobernación y el Gobierno civil de la capital de Cataluña. El interés de los reporters, que puso en juego todos los medios y recursos para averiguar la verdad, no consiguió quebrantar la reserva impenetrable de las autoridades. Pero las mismas precauciones oficial- aptura importante. La noticia de haber sido detenido ea Zaragoza el autor de la bomba que estalló en el urinario de la Rambla de las Flores lia circulado aquí con gran rapidez y ha causado grande impresión en Barcelona. Se espera con impaciencia la llegada del detenido á esta capital No ha negado, al declarar, que él depositó el explosivo en el urinario; pero ha tratado de explicar su intervención de manera peregrina. Dice que en ocasión de hallarse sin trabajo en su oficio- -pues él es guarnicionero, -y paseando á la sazón por las Ramblaaf se le aproximó un caballero desconocido, qae, entregándole mn paquete, le rogó que lo dejase ea cualquier parte, y desapareció, Entonces él, sin sospechar que el envoltorio fuese una bomba y en la creencia de ser algo que el caballero por vergüenza huyese de dejar en la calle, dejó el encargo en el uriH- ario. Se teme que lo que aquí declare ante la. autoridad judicial no esclarecerá las sombras que envuelven todo cuanto con el terrorismo se relaciona. Ciertas sospechas que por no ranciadas e inverosímiles, fueron desechadas á poco de apuntar en la prisión y juicio oral de Rull, vuelven á tomar cuerpo ante la afirmacióa de haber sido un caballero elegantemente vestido quien entregó la bomba al detenido en Zaragoza. Muchos creen que tal aseveración es gratuita. I La opinión espera á que el detenido coucrete sus declaraciones para ver si es posible hallar una pista segura que conduzca al descubrimiento de los verdaderos criminales. Sin embargo, el ambiente de pesimismo que aquí han formado los fracasos anteriores de la Policía en estos trabajos, ve con desconfianza todo lo que ahora se persigue y duda que, aun sabiéndose quién puso el explosivo, se llegue á averiguar quién lo confeccionó y quién hubo de disponer su colocación, que es lo más importante en el orden de estas misteriosas responsabilidades. La gente se para ante las pizarras de los periódicos para leer la noticia, y luego al comentarla se oye como única expresión: Algo es algo- l o del vaporcito. El juez encargado deiustruir el sumario por la explosión de ¡a bomba eu el vaporcito ha recibido el dictamen de la Junta facultativa del parque regional de Artillería. en el cual se dice que la pólvora encontrada ea el domicilio de Cuyas es una mezcla de clorato de potasa y azúcar, constituyendo un explosivo de gran potencia. Afirma la Junta en su informe que dicha pólvora no ha sido fabricada en un talleí dispuesto para la elaboración en grande y que ha sido confeccionada muy recientemente. Estas afirmaciones destruyen las que había hecho Cuyas de que la pólvora se la habían entregado hace cuarenta años, y que la guardaba para emplearla en la casa, pues siendo de gran potencia le había hecho e s plosión en la escopeta. I nformes oficiales. Ha confirmado esta mañana el Sr. L S Cierva que se ha procedido en Zaragoza k una detención importante; pero no ha querido comunicar á la Prensa ninguna noticia ni ninguna impresión acerca de este asunto para no perjudicar la acción de la justicia. Tampoco ha querido decir el ministro de la Gobern- ición si se tiata de al o íe! icionado eon el teuonv. uo.