Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 6 D E S E P T 1 E M B R E D E 1 9 0 8 E D C I O N i. a PAG. 10. -Éntrelos mendigos callejeros recogidos últimamente por la ronda de policía consagrada á tal servicio figura la viuda de aquel penado español que, formando parte de la guerrilla de la muerte, en Melilla, cortó las orejas á un moro, hecho por el cual fue fusilado. Ha referido esta mujer que el citado moro, que aun vive y está al servicio de España, la ha socorrido varias veces, y hace poco le envió una cantidad en dinero. t- -Se proyecta imprimir gran solemnidad á la fiesta escolar dispuesta por el ministro de Instrucción. El Ayuntamiento, apar te la cantidad presupuesta de la caja municipal, obsequiará espléndidamente á los niños y niñas que concurran. -En el correo marcha á Zaragoza la banda municipal. La comisión del Ayuntamiento, con algsinos periodistas invitados, sale en el rápido. El Sr. Paraíso ha telegrafiado agradeciendo al Municipio barcelonés el envío de esta comisión. -El alcalde ha dado severísimas órdenes á los veterinarios para que se examine con todo escrúpulo el pescado que se pone á la Tenta. Obedece este rigor á los múltiples abusos cometidos por las revendedoras, con grave peligro para la salud pública. -Esta tarde se ha dicho que la Policía ha practicado nuevas é importantes detenciones relacionadas con la fabricación de moneda falsa. I aterinidad. Durante la ausencia del alcalde, Sr. Bastardas, se ha hecho eargo de la presidencia 3 el Ayuntamiento el concejal Sr. Ruiz Alfonso, Entablóse entre enos- tina violenta y conada lucha, resultando muerto uno de los bandoleros y levemente heridos los dos franceses. Según otra versión del suceso, no era Mr. Bay quien acompañaba á Mr. Liautand, sino el vicecónsul de España en aquella ciudad. Martín, Justa Díaz, Isabel García y Petra Hernández. Cuando las beligerantes agotaroa el repertorio de los insultos se fueron á las manos, repartiéndose equitativamente arañazos, mordiscos, tirones de pelo y bofetadas. El lugar del combate quedó sembrado de peinetas, añadidos, rellenos de crepé, ropa en jirones, etc. etc. A los pocos momentos cayeron al suelo Isabel García y Petra Hernández, lanzando gritos de dolor, y entonces se dispersaron las combatientes. Conducida á la Casa de Socorro (sucursal de la Inclusa) fueron curadas, respectivamente, de una herida incisa en la región glútea, de pronóstico reservado, y de na herida en igual sitio y otra en el muslo derecho. Dichas lesiones le fueron causadas coa arma blanca. Inmediatamente fueron detenidas las que tomaron parte en la lucha, quedando á disposición del Juzgado de guardia. LA ¡OVEN TURQUÍA POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR CONBTANTINOPL í 9 K. T icen los periódicos que han sido puestos en libertad todos los ministros y altos funcionarios que fueron presos á raíz de ser promulgada la Constitución. CONFERENCIA DE UNAMUNO POR TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR BILBAO, 6, 1 i p? n la Sociedad Sil Sitio ha dado esta noche el Sr. Unamuno una conferencia acerca de La conciencia liberal española de Bilbao Su presencia en el salón fue acogida con una estruendosa salva de aplausos Lamentóse de la falta de educación y de la ignorancia del pueblo vasco. Dijo que el bizcaitarrismo no constituye un peligro ni para la integridad de la patria. Acepta codas las ideas que aceptaría el bizcaitarrismo si sus adeptos buscasen la separación de España á tiros y no á coces; pero afirma que en el fondo de las ideas bizeaitarras hay mucho de infantil. Refiérese á la guerra que se hace á los intelectuales, y afirma que debe de rechazarPOR CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO se tal denominación, pues si á él se le llaESPAÑA mase intelectual contestaría diciendo que CO tDOBA, 5 5 T. es inteligente. onsejo aplazado. Combate la intransigencia en materia de El consejo de guerra que, como anuncié, enseñanza. t había de verificarse hoy para fallar la sumaDefine los partidos políticos de Bilbao, ria seguida contra varios gitanos como auto- diciendo que no hay liberales, sino millonares y cómplices del asesinato de un cabo de rios, y afirma que la plutocracia es el anar la Guardia civil en las inmediaciones de Va- quismo, pues no considera al Estado como lenzuela, se ha suspendido en virtud de un órgano de cultura, sino como una finca exoficio de la benemérita de Quintanar de la plotable. Orden, que comunica la captura de otro giPara el perfeccionamiento de la enseñantano, llamado Manuel Zapata, declarado en za, precisa la separación de la Iglesia y el rebeldía y, según las pruebas, uno de los Estado. principales culpables del crimen. La Iglesia, que condena el libre examen, pone éste en práctica cuando se trata de las CEUTA, 5 T. leyes del Estado. Ia arco á flote. El vapor inglés Mac Dougall, encallado doCombate las ideas oizcaitarras, defendienla necesidad en la Punta Benzú, ha sido puesto á flote ciencia liberal. de crear en Bilbao una condespués de dos días de trabajos continuos y El orador fue entusiásticamente aplaudel auxilio de cuatro remolcadores. didt- El barco, que tiene grandes averías en el casco, ha salido para Gibraltar. 4- 1 DE TODAS PARTES B A noche, á las diez, se presentó á una pa reja de guardias de Seguridad, que prestaba servicio en la plaza de Antón Martín compuesta de los guardias 546 y 572, una mujer de cincuenta y siete años, llamada Juliana Arroyo, que vive en la calle de Santa Sabina (barrio de Doña Carlota) Juliana dijo á los guardias que la llevasen á la Casa de Socorro, porque estaba envenenada. Los guardias, sin pérdida de tiempo, condujeron á dicha mujer á la Casa de Socorro del Congreso, donde fue asistida de una fuerte intoxicación, producida por ingestión de un líquido desconocido. Según declaró Juliana, anoche, 6 las nueve, venía á entregar á Madrid un saco de ropa de la que ella lava, pues es lavandera, y al llegar al barrio de María Cristina, un hombre y una mujer que estaban allí detenidos, después de llamarla por su nombre, la dijeron: -Parece que va usted mala. -Sí- -contestó ella; -no sé lo que tengo. Entonces el hombre la dijo: -Pues bébase usted esto, y en seguida se curará. Y de una botella que llevaba en la mano echó una cantidad en un vaso, que Juliana apuró con avidez. Juliana, según cuenta, quedó como desvanecida, y el hombre y la mujer desaparecieron, llevándose el saco de la ropa. Esto es lo que refirió Juliana, la cual pasó después al hospital. ¿ROBO Y ENVENENAMIENTO? viao, 5, 9 N. 15 arcos de guerra. Procedente de El Ferrol, y de paso para Cádiz, han llegado los destroyers Terror y hado, y los torpederos Halcón y Habana. LUCHA A MANO ARMADA POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR FRANCFORT, í 11 N. W o y publica la Gaceta un despacho de Constantinopla según el cual dos cri ninales recientemente indultados atacaron á Mr. I iautand, director de la sucursal del Banco otomano, y á Mr. Bay, hermano del vicecónsul de Fra icia, que iba en compañía de su hna. J A última hora de la tarde de ayer llegó al Juzgado de guardia la noticia de que en el paseo de los Melancólicos se había desarrollado una batalla campal entre varias mujeres, y que dos de éstas habían recibido heridas de mucha gravedad. Por fortuna, no tuvo el hecho la importancia que se diio en los primeros momentos. Personados en el lugar del suceso, pudimos enterarnos de lo ocurrido y de sus causas, que son las siguientes: En la casa nútn. 2 del referido paseo viven Justa Díaz y su hija Petra Hernández. Esta riñó con un hijo de otra vecina, llamada Genoveva Villanueva, y con tal motivo suscitóse contienda, en que intervinieron María y Genoveva Villanueva, Vicenta Alcaide y Juliana Mar uil, conüa Tvi inq LAS BRAVIAS iwruestro querido colega El Mundo dice en su número de anoche que, sin que se sepa la causa, el Banco de España se mega á dar á los cambiantes billetes de 25 pesetas, y desde hace tres días ni un solo billete de esta clase ha salido de las ventanillas del Banco para fuera. Las personas que allí se presentan á cambiar billetes grandes- -añade- -protesta enérgicamente de que no les entreguen bi lletes pequeños; pero como si no; el Banco hace oídos de banco y no deja salir un teillete chico de sus cajas, y á los- cambiantes no les queda otro recurso que llevarse billetes mayores ó duros, todos los duros que quieran, porque para las entregas de éstos no se pone tasa. El Mundo aventura el temor de que en breve ocurra lo propio con Jos billetes de 50 cesetas. BILLETES DE 25 PESETAS