Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 4 DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDICIÓN 3. a PAG. 6. cféTél se quedará en la calle porque la tribuna estará ocupada ya por olios espectadores más madrugadores. Interrogado ayer Pablo Iglesias por Esf aña Nueva, dijo el leader socialista: Aunque estoy débil, algo delicado, iré al Ayuntamiento. No quiero que se saque partido á la que sería justificadísima ausenta. Y si alguien me pide que concrete hechos y Bombres, expondré un índice de asuntos, recordaré cuanto he dicho en el mismo Ayuntamiento, y luego... ya veremos. No tengo que desdecirme de nada, porque lo declarado en el Congreso socialista es conr secuencia natu al d j a c h o ejx el Ayuntai miento, dondeü? É Se taSfaído la lengua. Ttiv. 3i ay Süen cuidado de no meter en la colada á todos los concejales, p orque no hubiera sido justo midiéndolos á todos por el mismo rasero... Así, pues, lo dicho, dicho... Los nombres están enlazados á los hechos, y éstos no pueden borrarse ni negarse Estoy tranquilo. Unos podrán decir que mis frases son todavía benévolas, otros las tendrán por demasiado crudas; pero lo que nadie negará es que son sinceras. Se derivan, naturalmente, de lo que dije, vi y oí en el Ayuntamiento, y no hay en ellas novedad alguna. Si mañana se trata de esto en Concejo, lo demostraré cumplidamente... casa donde me alojaba, nada dije y nada se J descubrió. I Hacia fmes del mismo mes conocí á una I gitana de trece años. Se llamaba Lucía. Había tenido con ella algunas conversaciones. Un día la saqué de paseo. Coatestó coi) iiijunas á mis requerimientos amorosos, aproveché nuestro paso por un puente de madera para arrojarla por una altura de tres metros. Bajé al sitio donde había caído y la rematé con un cuchillo. No sé si al subir la marea se llevó el cadáver. Lo cierto es que no fui molestado por nadie y que no di que sospechar, porque más tarde pude dejar Asturias y España sin ningún inconveniente. pl tercer crimen. Este le cometió Jolly, según su propio relato, algunos años antes en Burdeos. I, a víctima fue también una niña, ésta de diez años, hija de un matrimonio que tenía un establecimiento de bebidas frecuentado por Jolly. Trató de asfixiarla, y ante lá imposibilidad de conseguirlo empleó también el cuchillo. Arrojó el cadáver al Escribieno y se fue á Denai, donde tomó el tren para París, También este crimen quedó impane, puesto que su odioso autor no tuvo que entendérselas con la justicia. A sesino ó loco? Después de oirle contar sus crímenes, jurando y perjurando que son verdad; después de decir que el día que se presentó á las autoridades intentó matar á uno de sus hijos por irresistible impulso hacia el crimen, los magistrados y funcionarios se preguntan si se trata de un asesino real ó de un asesino imaginario. Sus palabras son éstas: Soy un asesino. No puedo seguir viviendo como vivo. No debo seguir ni un solo día en libertad. Si siguiese cometería algún nuevo crimen. Me conozco. No lo dudo ni un instante. Y cuenta seguidamente que el día de su presentación Iiizo bajar con él á su hijo át una cueva donde guardaba botellas. Allí sintió impulsos de matarle, pero pudo más el instinto de padre y ordenó á su hijo imperiosamente que le dejase solo y que no permaneciese un momento más en aquel sitio. El chico recuerda la escen? pero no se dio cuenta del tono airado con que su padie le mandó salir de la bodega. nando el paiaguas se dirigió Iiacia el ingeniero. Debió interpelarle algo bruscamente y el Sr. Olivares le contestaría seguramente 011 forma incorrecta, pues el primero sacó una pistola y disparó sobie el ingeníelo, que cayó al suelo nioitulvaente heiido en el pecho. El suceso ha causado honda consternación en la capital. Asegura el periódico que ei. tre los protagonistas de este suceso existían antiguos resentimientos. El Sr. Olivares fue conducido ai hospital, adonde fueron llevados su esposa é hijos, pues manifestó deseos de no queier mour sin despedirse de ellos. El general fue preso por los gen Jai mes Estos le condujeron á la Comisaría do Policía, desde donde fue trasladado al día siguiente al cuartel de Ai tillería. POR TELEFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR l i n a comisión de la Junta consultiva de espectáculos hizo ayer la visita de reconocimiento á la nueva plaza de becerros fconstruída recientemente en la Ciudad tÁneal. El edificio, de una capacidad para r. 500 espectadores, es de hierro y ladrillo, amplio, alegre y bien construido. Los comisionados salieron muy bien impresionados de la visita y, según tenemos entendido, emitirán dictamen favorable á la apertura, S La nueva plaza de becerros se inauguraría á mediados de este mes. ASESINO O LOCO LA JUNTA DE ESPECTÁCULOS En los jardines de los Campos Elíseos se ha celebrado una garúen paiiy á beneficio de los supervivientes de los naufragios de Ondárroa. La fiesta resultó brillantísima; los jardi nes se hallaban espléndidamente ilumina dos con luz eléctrica y farolillos á la vene ciana. Había varios caprichosos quioscos ocu padospor señoritas que vendían dulces, iefrescos y tabacos. Amenizaron la fiesta dos bandas de má sica y los orfeones Bilbaíno y Euskeria. Varios aficionados trabajaron en un bonito escenario instalado al aire libre. A causa de lo elevado de los precios con currió muy poco público, no cubriéndose el presupuesto de gastos. Dilletes falsos. La Policía ha detenido á un sujeto llamado Marcelino López por expender billetes del Banco falsos. n a calda. El niño de seis años Luis Borras se cayó por el hueco de la escalera de su domicilio, resultando gravísimamente herido, B i n a gatdeii paiiy. CRÍMENES EN G 1 JON? presentación y confesión. ¡T. l- Días pasados se presentaba al juez de tille un individuo, llamado Jolly, natural de Dorignies, vidriero de oficio, reputado ¿ntre sus convecinos y amigos como hombre honrado, serio, trabajador, acusándose de haber asesinado á dos niñas en España y tina en Francia y de haber sentido impulsos de asesinar á una criatura hija suya. U ace pocos días publicaron los periódicos Jolly tiene tres hijos. Uno de veintiún años, el relato de un crimen realizado en enfermo, raquítico, inútil para el servicio Méjico, cuyos protagonistas pertenecían á militar. No trabaja y hace una vida misera- lo más selecto de la sociedad mejicana. ble. Otro tiene doce años, y el tercero, má, 3 El hecho fue el siguiente: ció al morir su madre El general Julio M. Cervantes mató de un tiro, en una casa del callejón de la Nava, á os crímenes de Gijón. D, Andrés Rosales, persona muy conocida- -A principios de Octubre de 1901- -ha en aquella capital. referido Jolly al juez- -vivía yo en Gijón En El País, de Méjico, llegado ayer á Ma (España) y trabajaba en una fábrica de vi- drid, leemos también otro hecho sangriento, drio. Entonces maté á una niña de catorce en el que el agresor ha sido un príncipe años, llamada Mana, á quien sólo conocía de la milicia. de trabajar en la misma fábrica que yo. El general Maass, director general de la Un día la invité á pasear conmigo por la Maestranza de Artillería, se dirigía, á las orilla del mar. Aceptó. Nos alejamos de la diez de la noche, á su casa de Tacubaya, ciudad, y cuando me vi solo con ella la inti- pueblecito próximo ala capital. midé con amenazas de muerte. Después de I,lo via, y le acompañaba una hija suya, á abusar de ella la maté con un cuchillo. la que cubría con un paraguas. Arrojé el cadáver al mar y tiré también parDetrás del Sr. Maass caminaba el ingete de mi traje por haberse manchado con la niero Sr. Olivares, que al poco rato y adeSaagre de la víctima. lantando el paso llegó á alcanzar al general. Volví á Giión. entré tranciuilamenle en la Este soltó el brazo de su hija, y abando- GENERALES QUE MATAN LA CORTE EN SAN SEBASTIAN POR TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR JUEVES, 3 4 T L I as regatas de la tarde. Se está celebrando la regata de canoas automóviles. Desde la terraza del Club y en otros puntos de la bahía y de la Coneha sigue las incidencias del regateo numeroso público. Por llevar gran ventaja sobre las demás embarcaciones, se cree que ganarán el primero y segundo premio, respectivamente, las eanoas Lantuoles Áster y Mais je vais quer. Los premios consisten en I. JOO y 900 pe- setas. pestival infantil. En la terraza del Casino se verifica a esta hora el festival infantil de trajes. Toman parte en él unos cien niños de aristocráticas familias y presencia la fiesta un público muy distinguido.