Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUN D O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO do de mteiés nacional, está por encima de los intereses provinciales, los cuales, á su Convengamos, caro amigo, en que Zeppe- vez, tampoco están representados por el intev- Uin le ha venido á usted pintiparado rés de un Sindicato sólo á medias español. -Hombre, hombre, eso de que allí, en el para ahorrarse la confesión de que sus paisanos de Asturias, en el mitin ovetense, y mitin, no hayan hablado personas compesus amigos de Madrid en el preámbulo del tentes es arriesgado; allí habló... pliego asturiano, han dado la razón á Cubillo- -No siga usted; hay una excepción. Ceen su conversión al blindaje indígena, con- lleruelo dijo cosas muy sensatas, pero no en denando implícitamente la terquedad de us- favor de improvisar la fabricación de corated. Pero, en fin, si á usted no le conviene zas, sino de ampliar la de artillería en Truhablar de ello, hablemos de Abd- el- Aziz. bia; me hice cargo de ello ahora y al tratar- -Nada de eso; yo digo como no sé qué del preámbulo. Este es cosa seria por ser santo padre: la verdad hay que predicarla quien es su autor, á quien reconozco, si no opportune atque inopporlune. Si mi inoportu- autoridad, competencia en todo asunto á DE TODO EL MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELEFONO de combate, cuya produceión exige más tiempo que el que hoy concede la solidaridad internacional á las guerras. Por mucho que se quiera estirar la frase hueca de la independencia industrial, salta á la vista que un acorazado en los países más adelantados necesita año y medio para ser botado al agua; aquí, durando la guerra un año, apenas podísSEios ooner á flote un acorazado durante ella, y cabe dexrr puñado son tres moscas E s p a ñ a cito español serán tan independientes y ap- tos para la guerra encargando afuera sus acorazados como fabricándolos en easa; más independientes y más aptos si los barcos de DE VARIAS COSAS JUEGOS FLORALES EN JATIBA REINA DE LA FIESTA Y SU CORTE DE AMOR Fot. Barbera. Hidad, por filosófica, provoca enojos, aquí que dedique su tenaz atención y su privile- afuera, por más baratos, puedan ser más ó giado entendimiento. Óigame, pues, sin más perfeetos. de las salves de Corella... chistar y sin provocarme á chirigotas, á que En eambio, el Estado español y la escua ¿Qué salves son esas? -Pues verá usted; la primera, para que tengo lamentable inclinación, y que aquí no dra española perderán su independencia en materia de política moral desde el momenmis adversarios se convenzan de que están dirían bien con mi respeto y cariño. to en que en España, con pretexto de crear equivocados; la segunda, para que, si no se la industria naval, se crease un Sindicato convencen, no se enfaden conmigo, y la tercera, para que, si se enfadan, no me importe. prescindiendo de razones secundarias, em- político- financiero. I, a influencia política de pezaré rebatiendo el argumento Aqui- esas funestas constelaciones agiotistas es la- ¿Y esas oraciones son eficaces? -L, a primera, casi nunca; la segunda, á les del preámbulo, y después defenderé llag a de la época; en los Estados Unidos las combate á muerte Roosevelt; en Franveces; la tercera, siempre. Y empezando por el mío. Ya he dicho aquí hace pocos días que la cia ha conducido á Clemenceau al impasse el mitin, diré á usted que ninguno de los que en él hablaron es ni medio competente independencia de este Estado y la profesio- de Marruecos; aquí pudieran meternos en en cuestiones de política militar, y ésta es nal de un Ejército no dependen de que pue- aventaras desagradables con el Rif. Una la que ha de resolver en un pleito, que sien- dan ó no fabricar en su territorio elementos fábrica de corazas que cueste 15 millones de