Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 2 DE SEPTIEMBRE DE 1908. EDI C 1O) V PAG. 14 ¿Por ventura opinan que ia CORRESPONDENCIA iotería influyó algo en la gePARTICULAR neración de esos reyes de la JÍDVERJETiClA. En esta sec, -banca? ció se contestará á las consultas que Nada de eso. A ser cieito lo nuestras lectoras gusten dirigirnos, que como cierto se dice, un siempre que la pregunta venga acomhumildísimo alfiler fue el caupañada de STETE CUPONES COsante de tamaña riqueza. JlTiElJinVOS, 0 SEA DEL i AL Dícese que el primero de los 7, de ¡os que se publican diariamente Rotschilds (larga es la fecha) en tas páginas de anuncios de A B C. era un pobre diablo, tan poZas consultas habrán de firmarse bre, que no tenía lo necesario con un seudónimo ó con iniciales. Las: para vivir; fuese un día solique se firmen con nombres ó apellicitando trabajo á casa de un dos, se contestarán con la inicial de rico comerciante, el cual relos mismos. ehazó la petición del pretenLa Dirección se reserva el derecho, iiente. de no contestar á determinadas con- Este, mohíno y cabizbajo, sullas que exijan gran extensión en atravesaba el patio de la casa, ia respuesta. cuando vio en el suelo un alCecilia- -No le han engañado á usted filer y se bajó á cogerlo; el la amatista es la piedra de moda. Puede usted aprovecharlo perfectamente sólo con comerciante, que vio esto, combinarlo con encajes. No hay de qué. 4 mandóle llamar para pregun. íornñtf. -Bueno; pues no hallo retarle qué era lo que había hamedio para ello. Si no quiere usted leer, llado, y al enterarse y comni rezar, ni bailar, ni oír música, ni haprender el espíritu ahorrativo blar con nadie, ni ir al teatro... ¿cómo, que el sencillo acto demostraquiere usted que le cure la morriña? Ni eso ni nada en el mundo se modifica si nci ba resolvió emplearlo en sus se cuenta primeramente con la voluntad oficinas; después le asoció á del paciente. Cuando desee usted un consus negocios, que prosperasejo más factible, tendré mucho gusto en ban merced al celo del nuevo complacerle. dependiente, y de esta maneX 3 CJCX. -Las levitas se estilan, y, se ra comenzó la familia de pogún todos los augurios, seguirán estilánderosos que actualmente atedose durante mucho tiempo. Creo que soran tantos bienes. si se lo propone usted podrá terminad su levita de encaje antes de que la moda También cuentan las crónihaya desaparecido, y la aseguro qué cas que en una población, de quedará bonita y elegante en extremo. cuyo nombre no puedo acorJabón Pears. Bicarbonato. Es usted darme, existe una capilla con amabilísima- en extremo. una imagen de la Madre de Lluvia de oro. Hombre! ¿No podi a Dios que la llaman la Virgen usted hacer bueno el seudónimo? Le asede los Alfileritos porque las guro que sería la gran. cosa, mucho n m que todo eso que cavila usted para hacer muchachas la obsequian consprovisión de felicidad. La dicha no sé tantemente con los mejores obtiene con patrón ni medida, y, á juzgar alfileres que sobre sí llevan, por su carta, tiene usted una de lai y con el producto de ellos se cualidades negativas para ser feliz: la compra cera. á la imagen. tristeza. No lo digo yo, pobre secretaria; lo dijo ya hace tiempo SchoperiA cambio de tan original hauer. Por lo demás... mil gracias por devoción, las mozas ruegan sus galantes ofrecimientos, que sienta por sus amores, y cuentan que tener que desaprovecha! ni las niñas están sin novio ni Tin automovilista. -No, señor; no debe la Virgen sin luces, por lo cual usted ir así. Venden trajes á propósito se ve claramente cómo la Reipara las excursiones de automóvil, que na del cielo concede dichas la experiencia ha demostrado ser más grandes, aunque las ofrendas prácticos y cómodos. Puede usted desir ¿ean pequeñas; en dicho luá su hermanita que un gran saco amplio, ad hoc, de color rojo, palo de. rosa ó gar los modestos alfileres reazul añil será, indudablemente, lo que presentan algo grande y trasmás la agradará para lo que necesita. Sí, cendental para sus mujeres. gafas. No es preciso. Quedo á sus órTiene, portanto, explicación denes, para mí muy gratas. TOJLETTE PARA PASEO lara, poética y práctica la afi 0.1 -Siempre es útil hacer lo qu El modelo que ofrecemos hoy á nuestras lectoras es de una gran elegancia y de usted dice, aunque sin esperanzas de feliz ción qu- e el sexo femenino muestra por esos pequeños suma distinción. Consiste en una falda muy larga y ceñida, de seda blanca y éxito. Reclámelas usted con energía, auxiliares, amigos afectuosos azul porcelana adornada con bieses de lo mismo, y un chaquet de gruesa seda apelando á su caballerosidad. Dé la que conoció usted en el de toda su vida. Pero aun esti- de cordoncillo azul porcelana bordada de soutache de seda, con adorno de bieses preferencia al que es mejor para usted. teatro. Creo mándolos tanto, quizá ignoren rayados. Mil gracias. Sas damas cómo se fabrican. Grande y rico sombrero de paja azul marino, adornado con profusión de pluJ. P. J Ji. -Pruebe con agua j I afabricaciónquehace años mar de este color, blancas y azul porcelana. jabón, que suele dar excelentes resulse hacía, y que ignoro si hatados. Mucho me complacerá que me 1 consulte. brá sufrido modificaciones Ilka valenciana. -No hay más remedio eficaz que el mamerced á los adelantos modernos, exigía diCuando las niñas juegan con los alfileriversas operaciones. tos, cuando las jóvenes reclaman su auxilio saje. Los dos productos que me cita son excelentes para lo que La rosa y El hilo de metal, que está arrollado en ma- para complementar sus lujosas toilettes, cuan- perolusted desea. Blancas. Nolilas blancas. Al fin. Se llevan, no mucho. tiene nada que agradecerme. dejas, lo enderezan Ips obreros; cada uno de do las desposadas se los prenden profusaE ¿doctor Nikola. El nombre del retrato sí que lo conozellos puede enderezar 1.200 metros por hora; mente para regalar á sus amiguitas, cuando co; pero en tocante al parecido, no le conoce ni su madre. después cortan el hilo. las niñas casaderas se los ofrezcan á la VirEí Vesubio. -Hay suficiente con un semestre de preparaI, os punteadotes hacen las puntas en má- gen de los Alfileritos, siempre, en fin, que ciónj si aprovecha usted el tiempo... y los estudios. Agradecí tnucho su tarjeta quinas especiales; otros obreros se encar- la mujer reclame los servicios de tan útiles Dos primas, la una rubia y la otra pasa de castaño obs gan de hacer y cortar las cabezas, y los re- auxiliares, piense que, si novio proporciogracias par su pasadores los concluyen. nan, descosidos disimulan, flores prenden, curo: -Mil la Coz. -Como tarjeta. visto, mi formidable ene Celipe habrá Como todo tiene en la vida su lado triste, velos sujetan y fortunas traen, también se migoj, su de encargo lo cumplió uno de los empleados más enula industria de que trato también le tiene. encargan de substentar familias humildes... eos de que la Sultana pudo disponer. Dios se lo premie al El oficio de trabajador de alfileres tiene y también envenenan lentamente obreros. Muley compasivo! ¡Y Dios haga que al escribir de nuevo á malas consecuencias, sobre todo para los Si se atiende á los resultados, son los al- la hurí sea poco muley, á fin de quedat sólo en Celipel apuntadores ó punteadores, por la acción tan fileres más grandes de lo que su tamaño intensa y funesta que ejerce en sus órganos demuestra. el óxido de cobre; amenudo, por la arción de él, sus cabellos se vuelven verdes. MARÍA ATOCHA OSSORO Y GALLARDO.