Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
abundan; cada vez se hacen menos rigurosos, y, en cambio, un algo de coquetón se va mezclando en las tristes toilettes, admitiendo De la goma arábiga se obtiene 13 un barniz que, entre otras venciertos adornos, como bordados en torzal y soutache, encajes y rizados de gasa, boton- tajas, tiene la de poder prepararse cómoda PAJ JS, AGOSTO DE J 9O8 citos de esmalte y algún otro capricho. Las y rápidamente. Sólo tiene la desventaja de Xñucho se clama contra el lujo de las da- telas se admiten de ¿lamine de seda, gasa que, una vez seco, salta con facilidad, debido gomosa no es elástica T t mas, y hasta se le culpa de muchas de lana, batista y linón; las formas pueden á que la película inconveniente mezclanPuede obviarse el cosas de que es inocente. Algunas ruinas ser idénticas á las que se destinan á vesti- do la goma con glicerina ó dextrina, en canque han producido en Francia gran sensa- dos más alegres. Como ocurre siempre y en todo, hay quien tidades que sólo unos ensayos previos pueción, asi orno grandes quiebras de capitales que parecía no habían de derrumbarse critica y quien se apasiona por estas nue- den fijar con exactitud. jamás, han sido atribuidas á enormes des- vas corrientes, y se oyen razones en ambos PARA IMPEDIR LA HUME- P a r a evipilfarros femeninos. Y si en ocasiones es casos de verdadera y contundente lógica. DAD EN LAS PAREDES tar este inEs muy crecido el número de damas que esto desgraciadamente cierto, no lo es en opinan que: Así como los quince años no te es preciso que las superficies coavenien todas las ocasiones en que tales cosas se ditengan renecesitan tanta compostura como los cua- ducido á su mínimum los poderes de radiacen y aseguran. renta, así las toilettes ligeras de claros y ale- ción y emisión. Se puede, para conseguí! I,o que ocurre es que, amparados en el capítulo modistil y el llamado capricho feme- gres tonos, que pregonan un risueño estado este fin, hacer un revestimiento de ladrillos nino, los hombres ocultan con frecuencia de alma, llevan en sí mismas, en sus clari- poco cocidos, dejando espacios libres de diea ciertos vicios costosos ó algunas empresas dades, la gran belleza, y que, en cambio, es centímetros. También puede emplearse otr? desgraciadas, y consideran muy lindo. y có- justo y humanitario tratar de desimpresionar revestimiento más complicado, constituida modo echar la culpa entera de sus descala- lo más posible á esas tristísimas vestimen- de una capa de asfalto, una lámina de cobre bros al lujo de las mujeres. ¡Cuántos com- tas, que nos recuerdan sin cesar el paso trá- ó de fieltro y después una capa de asfalto. promisos evitan los hombres con el eterno gico de la Humanidad por este valle de lá- Se consigue igual objeto aplicando una capa de parafina ó empleando la madera parafi ¡No me es posible! ¡SI deseo de brillar grimas. VIZCONDESA B. DE NEUJLLY nada, el fieltro y la tela fuerte; pero siempre de mi mujer y las facturas de sus modistos dejando un espacio para el aire. En fin, una me tienen verdaderamente desequilibrado substancia que ha dado excelentes resultaentre el debe y el habeñ ¡Maldito lujo! dos es una simple capa de negro humo basLo que se callan siempre es que el juego, tante espesa. el desacierto y á veces otras causas cooperan en gran parte al fracaso financiero. Y esto sin contar con que también ellos tienen qrlNTA PARA ESCRIBIR Se consigue sus despiltarros y exquisiteces en materia SOBRE EL VIDRIO esta tinte por de indumentaria. -medio de la 1 os alfileres! Compañeros cariñosos y cons Quién le da por poseer por docenas las siguiente preparación: betún de Judea, 20 tantes de la mujer, sus amigos insepa corbatas. Cuál, por tener más bastones que gramos; barniz de copal, 10 gramos, benci- rabies desde que pequeñita hace que cose días tiene el año. Aquél, por lucir cada día na adicionada, 100 gramos. Antes de sar con ellos; juega á los alfileres, y colecciona ún ¡nuevo traje de americana. Este, por exhi- esta tinta se deberá agitar fuertemente. los de cabeoita de cristal de variados tonos, bir variadísima colección de chalecos y pahasta que la dejan en la madre tierra, sir 1 NSCRIPCIONES EN LOS Para conse- viendo para prender la toca de la mortaja. ñuelos. Téngase en cuenta asimismo que sus alhaCL 1 CH ES FOTOGRÁFICOS guúquelas De los primeros á los últimos, ¡qué diverjas también son costosas. Los enormes soletras apa- sidad de alfileres lucen las damas! Los malitarios que brillan en sus dedos nada tie- rezcan en blanco en la prueba positiva, se res de perlitas, con los que prende el velo la nen que envidiar á los que lanzan luces de venden lápices especiales; pero su manejo niña que hace su primera comunión. mil colores en las rosadas orejas de las da- resulta difícil porque hay que escribir al reLos que se prenden en ocasiones (escasas mas. Las botonaduras, hoy ¿n gran predi- vés. El procedimiento que vamos á indicar por fortuna) en que la pulcritud no sale camento, compuestas por círeulos de bri- es, en cambio muy fácil. Se escribe lo que se muy bien librada. llantitos que llevan el nombre de claros de desee en un trozo de papel eon tinta de coLos que sirven para ayudar á engalanarluna, no ceden nada en valor y lindeza á piar y se aplica la inscripción sobre la gela- las, para asistir á bailes y recepciones d tina del cliché humedecida; se apoya fuerte- veinticinco alfileres, y los que son complemenlosfamosos pendantifs femeninos. Y en cuan ¡to á pulseras, también las gastan actual- mente, se retira el papel con suavidad y to de la toilette de boda, sujetando la corona mente en el tobillo algunos dandys, y la pe- queda transportada la inscripción. de azahar y el velo de tul, los euales, según Se pueden emplear también caracteres ti- una antigua costumbre, se reparten entre auefla cadena de reloj, según los decretos de la moda, debe ir avalorada con un solo, pográficos y tinta de imprenta. En este caso las amigas de la novia, á modo de porteclaro y puro brillante, pendiente en forma hay que imprimir las letras en papel muy bonheur ó porte mariage, aun cuando hay de dije valioso; porque las joyas masculi- satinado y aplicar la inscripción fresca á la quien tiene uua nutrida colección de estos alfileres y no ha logrado, á pesar de todo, nas, que han estado algunos años conside- gelatina, frotando el papel por el reverso. encontrar su media naranja. radas como de mal gusto, han vuelto á en- tronizarse ton gran pujanza y entusiasmo. pECETA CONTRA lPara desembarazar ¿Qué sería de la mujer sin alfileres? Con os LAS HORMIGAS muebles, arma- el consumo tan colosal que de ellos hacen Seamos modestas y previsoras, no nos nos de pared, etc. se sostienen muchísimas fábricas, que, dejemos seducir en demasía por los primores que lanzan al mercado los industriales, de las hormigas que los invaden basta de- como las de Birmingham, producen fabude acuerdo con la moda; pero no nos some- positar en tales sitios limones podridos, para losas cantidades de esos pequeños auxitamos á aceptar culpas que no nos perte- lo cual se dejarán estos frutos en una cueva liares femeninos, que no hay que mirar desnezcan. Y no siempre bajemos la cabeza en hasta que el moho haya cubierto la cascara preciativamente, pues, en ocasiones, por ellos se juzga si es ó no hacendosa una museñal de asentimiento cuando la mitad y de una capa verde. El olor que se desprende, muy parecido al jer. Ya lo dice el refrán: aun más de las catástrofes las achaquen á del éter sulfúrico, hace que al cabo de uno los lujos femeniles. La mujer que no se baja ó dos días hayan desaparecido y no vuelvan á coger un alfiler, nunca á sns incursiones. no es mujer. 14 a llamado mucho la atención la ExposiPequeño detalle mujr á propósito para juz eión de toilettes de luto que ha celebra- ARA CONSERVAR LOS Se disuelven carácter. Dígalo, si no, la áo una casa francesa de confecciones. Fue ENREJADOS DE HIERRO 125 gramos de gar por él todo un como verídica acerca del ideada como nota original en absoluto; orialcanfor en leyenda que corre ginal por la época en que se ha efectuado y 170 gramos de asencia de espliego, y cuan- principio de la inmensa fortuna de los Rotstambién por el género de trajes en ella exhi- do el alcanfor esté completamente disuelto child. bidos. Y contra todas las profeeías, ha sido se añade á esta mezcla 500 gramos de esen ¿Creen las discretas lectoras que los millo un grand succe s, puesto que ha tenido el po- cia de trementina. nes de dichos banqueros tuvieron su origen der de hacer volver, aunque por pocos días, Después de revolver bien esta mixtura en alguna crecida herencia? de sns excursiones veraniegas á muchísi- para que se mezclen bien sus componentes, ¿Quizá piensan que fue á causa de alguna mas damas. Desgrdaau iacute, los lutos se untan con ella los enrejados. afortunada operación bursátil? CRON 1 CA DE LA MODA V bUAV ECONOMÍA DOMÉSTICA LOS ALFILERES