Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 3i DE AGOSTO BE looS EpTCION don completa del comentario ó una reparación por las armas. ES otro prometió solemnemente l. acer al siguiente día la rectificación compleja como se le exigía. Y, en efecto, publicó un suelto que def lo sabrán ustedes. Aquel terrible cricía así: men telegrafiado desde París el día 20, Ayer publicamos una noticia referente á dando por hecho que unos bandidos cogie- un naufragio ocurrido en el puertoj de Paron á un matrimonio en la frontera franco- jares y agregábamos que el autor de tal alemana, ataron al marido á un árbol, hicie- informe debía ser de los que inventaron la ron horrores con la mujer, incluso el de pólvora. abrirla en canal, ante cuyo espectáculo se Pues bien; á ruego del interesado hacevolvió loco el esposo, ha resultado un ca- mos constar, contra lo que dijimos ayer, nard. que no es de los que inventaron la pólvora. Para invención de verano era demasiado Inútil es decir que al siguiente ojia tenía sangrienta. El autor de ella alegará que epílogo la inocentada batiéndose los dos petambién bay que llenar los periódicos en riodistas en las inmediaciones de Madrid. estío. AEMECE Pero no haciendo poner los pelos de punta. Ya se sabe que las noticias raras soiAjachas veces fruto dé la necesidad ó del buen humor del que las escribe. Recuérdese aquel anuncio que un guasón Píl día 9 de Septiembre se celebrará en San de Málaga hizo publicar en los periódicos Martín de Valdeiglesias una novillada ofreciendo remitir al que le enviase dos rea- en la que lidiarán cuatro reses de la ganales en sellos un paqueüto de polvos que dería de D. Juan Pellón las cuadrillas diriechada; en el agua se convertían casi ins- gidas por Juan Cecilio (Punteret) y Andrés tantáneamente en peces ¿ie colores vivitos y del Campo (Dominguín) Al siguiente día las mismas cuadrillas, coleando. El número de peticionarios fue infinito, y el autor de la broma hizo acopio de substituyendo a- 1 espada DomingAín José sellos para él y su descendencia hasta la Morales (Ostioncito) lidiarán cuato novillos de D. Mariano Torres, de Colmenar quinta generación. Los que estamos en el secreto del origen Viejo. Moos días 2 y 3 de Septiembre habí de machas noticias sabemos hasta dónde lina de Aragón tinülllaHaí s: endo el alcanza la candidez de gran parte del génelina HA Araoñn novilladas, ro humano. matador contratado para ambas tai des BlaUn ingenioso escritor madrileño inventó tías Lara (Larita) tana tarde una noticia muy curiosa es- R l miércoles próximo estoqueará tres nocribiéndola en una cuartilla de papel sobre villos en Ledesma el diestro? ulguita la mesa del café. La noticia, palabra más ó menos, decía Chico. 14 y 15, en Torrelaguna, serán comY el que, según telegramas de Nueva York, era dos cada tarde tres novillos de Fernández anden tanto el calor que se sentía en aquella ciu- del Pozo, que matarán los espadas Domiadad, que al ir á abrir un industria una caja güín y Chico de Lavapiés. de huevos que había estado cuatro ó cinco ates al sol en los muelles de aquel puerto, se encontró con que loa huevos ha- POPLAS DEL LUNES. bían empollado y las crías de aquella incu- UN COMENTARIO. badora improvisada habían roto el casCon sus celosos arrestos, carón. La Cierva ha puesto ¡as manos La noticia se publicó aquella noche en en los alcaldes modestos Madrid, y á los quince ó veinte días había de unos pueblos zamoranos, dado la vuelta á España, reproduciéndola que, burlando sus ideas en sus columnas todos los periódicos de probenéfico- tutelares, vincias. consintieron las capeas Por cierto que todavía le sirvió á sti auen sus fiestas populares. tor para hacer un nuevo sueito, el cual seNinguno de ellos sabía guramente volvió á merecer los honores de que el goce aun no dio principio la reproducción. de la dulce autonomía Copió la noticia, y á guisa de comentario del sabroso Municipio, agregó: y con buenas intenciones, Esc no es nada comparado con lo que el pot ser el caso ordinario, año pasado sucedió en Málaga. Estuvo una cumplieron las peticiones caja de huevos expuesta tres días al sol en del alegre vecindario... los muelles, y cuando la abrió su dueño se Mas La Cierva no consiente encontró la mercancía convertida eu una las clásicas novedades, tortilla á las finas hierbas. y ha formado un expediente Oe estos tañarás ruedan á cientos todos contra esas autoridades... los días. ¡Que en nuestro pueblo, ayer I000 De taño de ellos surgió hace algunos años y hoy cuerdo, cuando agonía a, una cuestión personal entre dos periodistas. se intenta poquito á poco Dio uno á otro una noticia que, según borrar la nota castiza! dijo, acababa de adquirir en el ministerio Por ella y con la esperanza de la Gobernación. de ser algo enaltecidos Con sistía en el naufragio de un vapor que tal vez han roto una lanza 1 ir á levar anclas en el puerto de Pajares los alcaldes perseguidos; Asturias) había zozobrado, yéndose á piy es justo afirmar ahora que y salvándose la tripulación, pero desmuy claro, por que se entienda, pués de irse á fondo toda la carga de corcho que en los pueblos de Zaino; a que llevaba. se sfuarda nuestra leyenda... El repórter inocente, verdadero inocente, ¿No habrá un poeta de lance, largó ta noticia en su periódico, y el que se ya que no lo hay verdadero, la dio aun tuvo la crueldad de comentarla que ponga el caso en roms en el diario de que era redactor, copiándola y lo añada al romancero. al siguiente día y poniendo al pie: Se coSalga y señale la frente noce que el autor de esta noticia es de los de ese licurgo de abrigo que inventaron la pólvora. que ha formado el expedien e Ofendióse el aludido y envió ásu compav anda buscando el castigo. ñero los padrinos, exigiéndole una rectificaNOTAS SUELTAS í 3. Por él los mocíesf- o1? maires, dignos de la España vieja, dan sus gritos á los aires, piden que se les proteja... Y aquí está el quid del asunto, merecedor de una crítica; La Cierva llegó á ese punto por cosas de ia política Tal dicen esos señores por Don Juan tan poco amados, que, pues son informadores, sin duda están informados. En fin, que D. Juan no en balde se agarra al sistema viejo... ¡4. ti te persigo, alcalde... ¡Fastidíate tú, Requejo! GIL PARRADO r íCOSAS DEL VERANO... INFORMES TAURINOS A TRAVÉS DE LA FRONTERA pj L DENTISTA. Este título parece el de Y EL RAlt. iO nafábula; pero ¡buena fábula les de Dios a los protagonistas del suceso! Un dentista, M. D. -pondremos las iniciales para no hacerle el reclamo, -que vive en la calle del Comercio, de París, es taa buen operador como excelente nutuisinático. Pedro Soralino es un portugués amigo de lo ajeno, de quien no puede decirse que se las trae porque precisamente hace lo contrario, si puede: se las lleva. El otro día intentó llevarse unas cuantas monedas antiquísimas, de gran valor, que el buen dentista tenía dentro de una vitnna en ei salón donde esperan turno los clientes El hacia el último Jei turno. Cuando se vié solo abrió el armario, cogió las monedas, se las guardó en un bolsillo del chateeo y ce quedó tan campante. Después pasó al gabinete de operaciones por cumplir. Sc sentó en el sillón de las operaciones, y dijsr- ¡Quiero que me vea usted las muelasl El facultativo le hizo echar la cabeza hacia atrás, y en esta actitud observó que en uno de los bolsillos asomaban las monedai de su propiedad. riéndose indudablemente á los preciado discos. Pero como tenía que operar, y no en 1.1 boca, agregó: -Están bien. Sólo hay una un ooco cariada... -Entonces volveré otro día. -No hay necesidad; ahora mismo ie coló caré un pequeño empaste, y queda usted co mente. Voy á buscar un aparato. El dentista salió de la consulta y orden á un criado que fuese á buscar inmediatí mente á la Policía. De nuevo volvió á examinar la boca del aprovechado cliente, y para dar tiempo á que viniese la autoridad tocó y retocó las muelas del portugués. Pero los guardias de la paz tardaban. El dentista se impacientaba. 151 portugués deseaba escapar cuanto antes. Un recurso heroico empleó aquél para ganar tiempo. Empuñó una llave, amarró una muela, tiró y salió el hueso. El portugués protestó. El dentista dio mil disculpas. Había operado sin querer. Ya con esto, el timador tuvo que lavarse, que esperar á que la hemorragia se cortase... Llegaron los agentes de la autoridad, le trincaron y le llevaron á la Comisaría, acusado de haberse apoderado de lo ajeno sin la voluntad de su dueño. -Está bien- -confesó el detenido; -pero yo, á mi vez, denuncio á M. D. que acaba de apoderarse violentamente, á mano armada y con abuso de confianza, de una muela sin la voluntad de su dueño ¡Ya se las he visto á usted! -contestó, ref 1- L