Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. DOMINGO 3o DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN i. PAG. 14. grado hijo Pepito, y se preparan otras necesarias dependencias, como casa- cuna, dispensario y asilo de anormales. Ivas escuelas, instaladas en locales á propósito, están montadas con arreglo á los últimos adelantos de la ciencia pedagógica, con buen material y- -colecciones. En ellas, además de los estudios elementales, se adiestra á los niños y niñas en trabajos manuales: dibujo, tipografía, marquetería, etc. así como los bordados, confección de flores, decorado de cajas y estuches, etc. Se fomentan las aficiones agrícolas, y hasta tanto que se establece esta enseñanza, los niños cuidan plantas y se les inculca amor al árbol. Una modesta imprenta sirve para la publicación del Boletín de la Sociedad, y, por último, la mayor parte de los asilados tienen su libreta de ahorros en el Monte de Piedad, áJin de que cuenten con algunos elementos de vida al salir del Refugio, de donde van al seno de familias honradas, muchas de lab cuales los prohijan. Es una de las fundaciones más útiles y benéficas de Madrid. Publicamos varios grabados que muestran las dependencias de la casa. L, os niños más débiles van todos los veranos á Trillo, á un Sanatorio que fundó el difunto don Franciseo Moran, propietario de aquellas preciosas aguas minero- medicinales. Suviuda é hijos continúan protegiendo esta buena obra, y los resultados que se obtienen son verdaderamente admirables. El Refugio se halla en la calle de Bravo Murillo, 4 y puede ser visitado por el público. Está al cuidado de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. BIBLIOGRAFÍA Aurelio Martín Arquellada, médico del hospital del Niño Jesús, etc. Es un trabajo muy completo, ilustrado con 38 grabados para explicar los procedimientos operatorios. Revela las notables condiciones clínicas de su autor, D. I uis Fatás, secretario de sección en la Comisión permanente contra la tuberculosis. Con perfecto conocimiento de causa ha escrito tan digno compañero una comunicación destinada al próximo Congreso naeional contra la tuberculosis, que se celebrará en Zaragoza. En él se pide que el Gobierno promulgue el decreto encaminado á que los Ayuntamientos, cuiden de que los médicos que de ellos dependan den semanalmente en todas las escuelas superiores de niños y niñas y en las de adultos de hombres y mujeres una lección de Higiene con aplicación á la tuberculosis, invitando además á personas de reconocida cultura para dar conferencias, con métodos gráficos, y encargándose las Juntas provinciales de Instrucción pública y los claustros universitarios de proveer cuanto se relacione con estos particulares. Es una loable iniciativa que no dudamos obtendrá éxito. versión castellana de Carlos de Batlle, París 1908, por Carlos Richet, catedrático de la Universidad de París. El ilustre doctor Richet, que es un gran s- odólogo, partidario acérrimo de la paz, ha El pasado de la guerra y el porvenir de la paz, Enseñanza antituberculosa en las escuelas, por Estadio del labio leporino simple, por don escrito una obra interesantísima que debiera leerse en todos los hogares. l, a mujer ea la llamada á propagar las sauas teorías que conducirán á la humanidad á gozar de los beneñeios de la paz. Don Carlos Batlle, distinguido literato español, ha hecho una traducción perfecta. Felicitamos á nuestros queridos amigos por su meritoria labor. MI ESTAFETA Una madre. -El Escorial. -L, o mejor para prevenir esa predisposición á los catarros consiste en tenerla al aire libre y someterla á las afusiones, seguidas de fricción, todas las mañanas. Además conviene que un médico inteligente la reconozca y la disponga un preparado adecuado, como los hipofosñtos, el arrhenal, etc. Agradezco sus frases, Doña B. E. -Zamora. -Dios la pague la caridad que demuestra en su carta. Fortunata. -Madrid. -Eso del tobogán divertirá mucho á sus hijos; pero no le aconsejo en modo alguno, de igual suerte que no puede permitirse que bajen los muchachos á horcajadas sobre el pasamanos las escaleras. El niño ama los peligros, y nuestro deber es apartarle de ellos advirtiéndoselos; después, los chichones se encargan de aplicar rigurosamente los preceptos pro hibitivos con soberana eficacia, siquiera no lleguen á veces á producir enmienda. CLASES DE NIÑOS, a, SANATORIO EN TRILLO. 3- CLASES 0 E NIÑAS, A. REFUGJO DE LA PROTECTORA DE LOS NIÑOS