Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 29 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN 3. a PAG. 11. NOTAS TEATRALES fl- EATRQ BARBIER 1. Hace tiempo recibí EL ALUCINADO impreso este drama, -q u e anoche s e estreló coa entusiasta éxito en BarbAri. Este drama, original de mis buenos amifos Luciano Boada y Manolo Castro, ¿poriué lo imprimían sus autores antes de paar por la aduana del público y conocer su alio? La explicación la hallé en la siguiente tdvertencia, que figura en la primera págiía y á continuación de una expresiva dedicatoria á Ceferino Palen ia. Dice así: Con otro título na pasado esta obra por llanos de varias empresas teatrales, que, mnque elogiándola mucho, no se atrevieron i representarla por su tendencia, que juzgaron peligrosa. Encariñados nosotros con este pobre Aluxinado, por haber nacido con tan mala estrella, lo lanzamos áJa publicidad, rompiendo a costumbre de no imprimir las obras has: a después de sancionadas por el público y a crítica, supremos jueces, cuyo fallo espetin los autores. A los pocos días de haberse impreso y juesto en circulación El alucinado, los periódicos hablaron de otro drama también de oarecidas tendencias, titulado La nube, que Ceferino Palencia había escrito con su maes: ría de veterano autor y con ardores juveailes. Tal vez para alejar en l o porvenir la duda de que El alucinado pudiera ser una sonsecuencia de La nube, ya que se trataba 3 e dos obras de la misma bandera, Boada y Castro quisieron evitar por medio de la publicación de su obra juicios equívocos. Hecha esta pequeña y sincera aclaración para dejar á salvo cuanto á la conciencia de unos escritores puede pedirse, se explica que El alucinado haya pedido derecho de asilo en el teatro Barbieri. Su título ya indica el género eít que hemos de catalogar este drama. Viene en línea directa de la creación galdosiana de Electra, y es ante todo una obra generosa, franca, valiente, de redención social, una obra de bandera, más que por el lenguaje, que es siempre reposado y sereno, por la intención y por la tendencia que la inspira. La condenación del fanatismo, que viene tti mal hora, alzándose en la figura de Joatjuín, á perturbar un hogar dichoso y á germinar es un coiazón amante y femenino fas execrables sombras de duda y de desíealtad. Cuantos medios pueden servir de instrumento á la realizuaún le esla empresa se ponen ¿1- servicio d ¡j la cou iüsta del alucinado. Frente 8 íste- nn coríor y un publicista IldSíre inntit enc- n oí fcvca criterio de la vida; yero todo nitfnzi. be y se derrumba en magra catástrofe aot -la invasión y el eaidecir q is el publico, propenso á jta espansicr. de los ideales democráticos contra les taULÜííHios, se asoció briüaflteincutc la lucha, interrumpiendo con f. ccneurfa la; -ejeeoas más atrevidas de! a wtra CO J dllrios aplausos y dispensando iss Autores dos graneles ovaciones a l a tenalaacióij de loa actos tercero y cuarto. Bfiítieri, pues tiene na obra de positivos í exultados. De tos intérpretes, juato es consignar ios gch ercs puetloz paia i03 hermanos Gómez Vertfr y Pepe Vico, completando el buen Caito 2? señorita Esticl a y los Sres. Narro Y lioSberio. ünaoiabueJia. -I LORIDOli. or j) Carlos Fernández- 5 hr. v c 3 tr; r. asd eu la próxium lera- porada de invierno las siguientes obras: La metió el delito, y todavía con el botón roto, Virgen de los Rosales, drama en CUÍ tro actos al que faltaba el fragmento delator. y en yerso, en el Español; Margarita la 7o rComo este caso se podrían citar varios, nera, ópera en tres actos, dividida en ocho entre ellos el ocurrido con el asesino de cuadros, con música de Chapí, er el Real; Mr. Delarue, el cual fue descubierto, é inLas majas de rumbo, ópera en tres setos, con gresó en la cárcel hace años por un bolón música de Emilio Serrano, en Pirish; El impermeable que se encontró junto al cadáeterno romance, en colaboración con Arni- ver de la víctima. ches, en Apolo; El canto de los mosqueteros, opereta, con Viérgol, en el mismo teatro; ROYECTILES Aunque es muy raro Colomba, ópera, música de Vives, en la Zarque dos escuadras ene- LUMINOSOS migas tengan que comzuela, y La balada de los vientos, zarzuela, en colaboración con D. Luis Brun, música 4 e batir de noche, los cañones de los buques Emilio Serrano. suelen ir provistos de pequeñas lámparas Además de las citadas obras, el maestro eléctricas junto á la línea de mira, que perFalla trabaja en París en otra obra de Fer- mite haeer la puntería en medio de las nieblas. Pero esto no bastaba; era necesario nández Shaw, titulada La vida es breve. Tiene un acto, es de carácter ¿opular y ver de noche lo mismo que de día el punto donde iba á caer el proyectil, para rectificar su acción se desarrolla en Granada. La vida es breve fue premiada conp. 500 pe- el tiro, y ya se ha conseguido, gracias á un setas por la Academia de San Fernando inventor americano, á quien se le ocurrió hacer un hueco en la parte posterior de cierhace algún tiempo. El libro lo ha traducido al franhés Paúl tos proyectiles, en el cual se pone pólvora Milliet, traductor á dicho idioma d Cavalle- de la que se usa para hacer eohetes. La carga va dispuesta de modo que se inria rusticana y Mefislófeles, flame en el momento de salir el proyeetil del cañón, y va dejando una estela muy luÜR 1 CE El próximo martes, día 1 de minosa en su trayectoria que permite darse Septiembre, se verificara la inau- cuenta del ponto donde cae. guración de la temporada con el 6 ebut de Con dicho sistema se tienen durante la la compañía de ópera española é italiana, noche parte de las facilidades de que el arbajo la dirección del notable maestro Petri, tillero dispone de día para afinar el tiro. representándose La Africana. La marina yanqui, que fue la primera en La empresa ha contratado á la tiple líriea el lo viene empleando señorita Pilar Lacambra y al barítono don adoptar unsistema, según declaran losdes de hace año, y, Juan Romeu. que con las señoritas iLeveroni ciales, da resultados muy satisfactorios. ofi- y Marau, y Sres. Costa, Calvo, Taruria, Martínez y Contreras, forman la parte principal iJW del reparto. También presentará do cuerpo de baile. MAPAMUNDJ La escena pasa en un r i r n o t 11 o Tio a b uiqtu e q u e hace Ka ía travesía de Calais á Douvres. El barco navega como puede, dan o tambos, á causa del embate de las olas. De pronto una señora joven y benita se queja de que sufre los primeros síntomas del mareo. Un caballero de aspecto respetable se acerca precipitadamente á 1 la enferma y la pregunta: ¿Sufre usted, señora? Eso no es nada. Tome usted esta pastilla. Y alarga una cajita, de donde la simpática enferma coge una pastillita. ¡Oh, milagro! Empieza á mejorar tanto y tan aprisa, que al cabo de cinco minutos pidió un rosbeef, cerveza, etc. Encantados por aquel prodigio, toaos los pasajeros se precipitaron hacia el portador de aquella panacea. ¡Qué lastima! No quedaba ninguna pastilla. -Si quieren ustedes- -dijo el anciano al desembarcar- -les proporcionaré algunas que llevo en la maleta. En efecto, en menos de quince minutos vendió 40 ó 50 cajitas, á 10 francos cae a una, 45 j ti á h diez pildoque no contiene más que ocho ó di ild q d ras de goma. Inútil es decir que la enferma es una comadrea bien pagada. OTONES DELATORES Eu el Negro de la Dirección de Policía no se tenía más que aquel pedazo de botón, hallado en el antepecho de una ventana, p donde habían por p entrado ladrones á robar en una es sa La d Policía no tenía más que aquel pedazo de d botón como punto de partida de la pista para dar con los malhechores; pero, en mano de un buen agente bastó para conseguir la detención de su propietario, al cual encontró por casualidad el policía en la cal! e, con el mismo chaleeo que llevaba el día que co 1 PARA E L MAREO B F jí VAVDEZ i H VW 3 1 distinguido auC a Gaceta dé ayer publica la siguiente re lación de lo s iiídívidiíoá qué, previo el r coño címietito y examen que determina el articuló 11 de lá leyjíe 27 de Febrero últi nio, han sido admitidos por la Junta á que f se refiere el art, 6. e 4 e la misma como aspirantes sin sueldo del Cuerpo de Seguridad, -éon defecho á tíóupgr Tas vacantes que ea j; el mismo existaa y les correspondan. RELACIÓN DE BARCELONA Don Ramón Tremps Charles; D. Juan Tomás ómez, D. Tpmás Tortosa Gómez, D. Manuel Vara Páez, D. Francisca López Romero, D. Franeís. co Rodríguez Pontones, D. Ángel Coloma Juan, D. Manuel Ulláa Ablandes, D. Manuel Gil Calvo, D. Manuel Martínez León, D. José Saúl Beltrán, D. Miguel Oarcés Ferrer, D. José Fabregat Cap- 1 devich, D. Fernando Brecoli Vilafranea, D. Guillermo Baigoca Brea, D. Salustiano Querol Ester, D. Juan Barehina Figuerolaa D. Ginés Mamitjana Calvo. ¡D. Antonio Pedrique Díaz, D. José Bona full Lerín, D. José Palmada MascareHa, doa Antonio Vidal Estruch, D Víctor Pinol Costa, D. Maximino Calatayud García, don Antonio Gil Vidal, D. Pedro San Agustín Expósito, D, Lorenzo Ferrer Rubert, don Angelino Beltrán Miralles, D. Juan Molla I Pérez, D. Juan Santaló Juré, D. Alvaro Fuertes Alejandro, D. Vicente Ferragut BeV trán, D. Pedro Vea Villaplana, D. José Her- nández Palacios, D. Domingo Escardó Mo- 1 rros, D. Francisco Soriano Tortajada, doa lEusebio Sánchez Capuz, D. José Girones; San, D. Joaquín Ríos Blasco, D. Antonia Llerat Figuerola, D. Ramón Rech Guillé D. Nicanor Tena Valles, D. José Esbrí Ferre- J ras. D. Julián García Bernat, D. Jesús Royo Hernández, D. Manuel Pastor Pastor, don Ricardo Salvó Aguilar, D. Arturo Sánchez Florenciano, D. Pedro Almarcha Mainé, ID. Daniel Escnch Gil, D. Juan Soriano l,1o ret, D. Pedro Espino Garrido, D. Cipriancí Rivelles Hernández, D. Ambrosio Arauda 1 Pina, D. Segundo Cabello García, D. Luis Tomás Gargallo, D. Antonio Jimeno Eni guiz, D. José Simó Serrano, D. Dionisio L DE SEGURIDAD