Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VI RNES 28 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 14. í- 0 I ¿I Í iSfJM f, f; f i f í i 5 Fu lrara us D. ALFONSO Xlll EN PARÍS P S. M. EL REY (1) PRECEDIDO DEL PREFECTO DE POLICÍA, MR. LEP 1 NE (2) AL SALIR DE LA ESTACIÓN DEL QUA 1 D ORSAr te los técnicos militares, no caen en tan grueso error, como lo prueba un artículo del 11 de Agosto de Militarwochenblatt dedicado al asunto, escrito con competencia, y probablemente por encargo de arriba para 11 desalentar las descabelladas ilusiones de los o obtenido por el barco aéreo en i. de patrioteros y las esperanzas de los contriJulio y 5 y 6 de Agosto últimos autori- buyentes, que ven en el dirigible un arma za para dar por resuelto el problema de via- incontrastable, al par que barata. Respecto jar por los aires con probabilidades de lle- al valor militar del Zeppellin (corregido en gar al punto de destino, comparables quizá una nueva edición de defectos muy imporá las que ofrece un automóvil en carreteras tantes, bajo el punto de vista bélico) el peespañolas. También se puede asegurar que riódico alemán comparte, sin duda, la opiel Zeppellin núin. 3 (que va á ser remozado nión de Edisson, que no concede al dirigible, en la barraca flotante de Maurell) y el nú- de cualquier sistema, porvenir comercial; mero 5, que se construirá con los donativos cosa lógica pensando que el globo necesita imperiales y populares (más de cinco millo- aumentar en un metro cúbico para soportar nes de pesetas hasta ahora) todavía ten- un kilogramo más; y esto se aplica al poder drán mejores condiciones que el difunto nú- ofensivo del nuevo medio de transporte, el mero 4, aprovechando el inventor, como cual no será nunca un arma, un instruaprovechará, las experiencias recientes. mento táctico, limitándose su acción á la esPero los alemanes ¿se entusiasman sim- fera logística, ó sea al servicio de exploraplemente porque Zeppellin ha sido el pri- ciones á grandes distancias, sobre todo si el mero á resolver el problema, y él es ale- invento se completa con medios poderosos mán? No. I as novecientas noventa y nueve de telescopia y con un buen aparato de temilésimas partes de los subditos del Kaiser legrafía sin hilos; lo primero, porque la frase entusiasman, aflojan la bolsa oficial y la gilidad y combustibilidad del globo exigiprivada, crean Ligas navales aéreas- tratan derán la observación desde grandes alturas, crear flotas de Zeppelhnes, porque ven en el adonde no lleguen los proyectiles enemigos; globo (la semántica permite llamar globo á lo segundo, para la oportunidad de las coun prisma de 135 metros de largo por 13 de municaciones, que en ciertos casos resultadiámetro) un instrumento de guerra, algo rían inútiles si eran tardías. que en doce ó catorce horas permitirá á un puñado de aeronautas alemanes ir de Metz Dicho queda que el globo no abaratará la á París, sembrar sobre la orgullosa capital guerra, como no la abarataron los submarifrancesa la muerte, el incendio, el pánieo, y nos, que no sólo recargan el presupuesto regresar, satisfechos de su hazaña, á espe- con su propio precio, no insignificante (6.000 rar el efecto moral de ésta y prontos á repe- á 7.000 francos la tonelada) sino que han tirla, si la primera no bastase, para intimi- obligado á reforzar el blindaje de los buques dar á la nación francesa. y á extenderlo por debajo, de la flotación Los dirigibles militares obligarán seguY esto, por ahora; más adelante, y sin ramente á algunas reformas en los ajustes tardar, la expedición seria á Iyondres. Claro es que los técnicos, y especialrnen- de la artillería para disparar con grandes EL DIRIGIBLE ZEPPELL 1 N L ángulos; pero el principal gasto lo causarán las flotas de globos militares, pues no transcurrirá mucho tiempo sin que todos los Ejércitos tengan un número de ellos proporcionado al que poseen sus presuntos ó posibles adversarios. L. os que creen imposible la guerra por aires por la enormidad del peligro que corren los contendientes olvidan lo que f aé en tiempos no muy remotos la guerra subterránea, y lo que puede ser hoy día la submarina. El hombre tiene bastantes agallas para esas y mayores atrocidades, como tiene bastante estultez para dejarse mandar por los que se los imponen en provecho propio. En resumen, prepárese el contribuyente español á aflojar algunos millones dentro de muy poco tiempo. A nosotros no nos resolverá ningún problema el dirigible militar llame; pero ¿qué dirían las naciones extranjeras si no nos echásemos nuestra flotilla aérea? Felizmente, el concurso para esta no sera tan dramático ni tan costoso como el de la acuática; pero el uno no ahorrará el otro. JENARO ALAS Zeppellin, Nulli Secundas, Mendon, ó como se UNA IDEA DIARIA estrucción de las moscas. I. El olor del aceite de laurel parece antipático á las moscas, y como nada tiene de desagradable, puede utilizarse para ahuyentarlas, untando con dicho aceite los marcos y molduras de las habitaciones. II. Para alejarlas de las habitaciones conviene mantenerlas cerradas y á media obscuridad, durante las horas de sol. A los diez minutos, déjese penetrar un rayo de luz por una de las aberturas donde bate el sol, y las moscas huirán por esta salida- D