Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES Í 6 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN 3. a PAG. 6. üades de algunos corresponsales; pues ao 5. a Se suspenderá el visado de las guías ha faltado despacho que afirme que en Ma- siempre que ea la respectiva dependencia drid no se admite un solo duro por el co- no conste que los industriales han cumplido mercio, y esto es llevar la alarma á todas los requisitos señalados en las reglas antepartes, cuando no hay el menor fundamen- riores. to para ella. 6. a I,o s cuadernos de guías que los inOtros despachos hablan de fabulosas can- dustriales necesiten se facilitarán gratis por tidades presentadas al canje procedentes de las dependencias de Hacienda, previa deMarruecos y ibraltar, cuando no es exacto. volución de las matrices de los talones utilizados. C e asegura que el ministro de la GobernaLa Dirección general de Aduanas remiti ción emprenderá una campaña contra rá á sus oficinas directamente los cuaderlas tiendas y comercios en que se nieguen á nos de guías que estime conveniente, y para aceptar duros, enviando inspectores para las poblaciones del interior las Delegacioexaminarlos artículos que expenden y adop- nes de Hacienda las solicitarán de la Directando otras medidas que están dentro de ción general del Tesoro, utilizando, caso sus atribuciones. necesario, el telégrafo en el número que p o m o consecuencia del canje, se a s e a r a crean indispensable, y dicho Centro direc que el Gobierno propónese recompen- tivo se las facilitará de las que con dicho sar á los empleados que en Madrid y capita- objeto le envíe el de Aduanas. les de importancia han intervenido en las Por las Delegaciones de Hacienda se lleoperaciones del cambio, vará un registro r or el que se conozca en todo tiempo á qué industrial se han entre 1 a plata en pasta. gado los cuadernos de guías, con la nume Para el cumplíniietilo de la Real orden ración de las mismas; y publicada recientemente sobre la circula 7. a Por la Delegación de Hacienda, por ción y fabricación de la plata en pasta, el sí, cuando lo estime conveniente, ó cumministerio de Hacienda ha dictado las si- pliendo órdenes de la Dirección general del guientes reglas: Tesoro, se ejercerá la debida vigilancia en i. a Los dueños ó encargados de las fá- las fábricas, talleres ó comercios obligados oricas de desplatación, los encargados de al cumplimiento de la Real orden de 17 del los talleres en que la plata se transforma y actual, dando conocimiento á dicho Centro ios comerciantes ó almacenistas que se de- directivo del resultado que ofrezcan sus vidiquen á la compra y venta del mismo me- sitas. tal, presentarán, dentro de los primeros quince días de Septiembre próximo, en la POR TELÉGRAFO Aduana ó en la Delegación de Hacienda DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR más próxima, relación jurada de la plata LA CORUÑA, 2 6 S T. que tengan en sus establecimieutos. consig- Cfn el vapor correo francés La Navarre, que nando separadamente: acaba de fondear procedente de la Haa) La plata pura ó aleada á ley superior bana, vienen 100.000 duros en plata para el á 910 milésimas. canje, que envían comerciantes españoles b) La plata aleada á leyes de 825 á $10 establecidos en Cuba. milésimas. Los consignatarios señores Sobrinos de c) La plata aleada á leyes inferiores á Pastor enviaron las talegas al Banco, pero 825 a milésimas. el Banco negóse á canjear la plata, alegan 2. Los indicados industriales llevarán do que la operación terminó ayer. Los conuna cuenta corriente de la plata aleada á signatarios, á su vez, alegaron que la plata leyes de 825 á 919 milésimas, con sujeción se había embarcado dentro del plazo y el al modelo adjunto. Para esta cuenta corrien- viaje por mar no puede ajustarse á la exacte constituirá el cargo la plata en barras, titud del tren. planchas ó en otra forma que se declaren en Consultóse el caso al ministro de Hacienla relación á que se refiere la regla anterior; da, q u i e n autorizó al administrador de la que se produzca en el establecimiento y Aduanas para que recoja la plata, pero avilasque se importe ó se reciba de otros, con la sando al fiel contraste para que revise los guía correspondiente. Constituirá la data duros, uno por uno, contrastándolos todos la plata que se transforme, la que se expor- y decomisando los ilegítimos. te, la que se expida para el interior del reiLos consignatarios no y las mermas prudenciales de fabrica- y en vista de ello el protestaron de nuevo, conflicto está en píe ción. hasta ver qué resuelve el ministro. La plata á que se refieren los apartados q) Los pasajeros dicen y c) de la regla i. a se anotará en cuadernos- moneda española unaque en Cuba sufre la gran depreciación registros por expediciones, á los efectos de desde que se conoció la Real orden de Buslas justificaciones de procedencia y destino tillo. Antes, nuestros duros se admitían que 1 en las guías se consignen. facilitando 3. -En los cinco primeros días délos me- francamente, pero ahora las transacciones comerciales; reina tal pánico, ¡es de Enero, Abril, Julio y Octubre, los in- que nadie quiere aceptar nuestras monedas dustriales referidos enviarán áladependeh- de cinco pesetas, sean del cuño que sean. íia de Hacienda encargada de visar las La Cámara de uías un resumen de los asientos realizados aconseja á los de Comercio que La Coruña comerciantes no se nieJurante el trimestre anterior, expresando guen á admitir duros. separadamente las cantidades expedidas y Las talegas vapor transformadas en el país y las destinadas francés, han de plata traídas por el en la quedado depositadas al extranjero, la cual, sin demora, la remi- Aduana. tirán á la Dirección general del Tesoro, 4. a Los libros de cuentas corrientes y registros que están obligados á llevar los A TRAVÉS industriales sujetos á las anteriores reglas DE LA FRONTERA serán requisitados por las Tesorerías de Hacienda de la provincia, estampando en cada E ROMEO A SGANARELLO Ya saben ustedes la hoja el sello de la oficina, y en la primera una nota haciendo constar el número de fo- desgracia que le ocurre á Caruso, al gran lios que tenga el libro y la fecha en que se Caruso, al celebérrimo tenor que gana 12.000 extiende la nota, firmada por el tesorero de y hasta 15.000 francos por noche. Se le ha escapado la señora con el chauffeur. Hacienda. Bien, pero hay atenuantes. Porque la se Los libros y registros requisitados se devolverán á los interesados al día siguiente ñora no es señora. Es decir, es señora, pero, le ser recibidos, sin que bajo ningún pre- ¡vamos! no es la esposa de Caruso. Es su dama de compañía. texto pueda demorársela entrega. Hace algunos años unió sti suerte á la fle esta dama, que, enamorada de Caruso, aban donó á su legítimo esposo. Todo indicaba que esta sociedad tan románticamente formada iba á ser eterna. Caruso había sellado el pacto de amistad con su bella amiga, tie hasta entonces había sido una cantatriz, regalándola uaa magnífica villa en los alrededores de Florencia. Habían decidido ambos naturalizarse en Norte América á fin de facilitar al abandonado esposo los medios para pedir el divorcio. Terminada la temporada teatral en Nue va York, Caruso tenía que hacer una expedición artística á través de los Estados Unidos. Su compañera, alegando las fatigas de un viaje tan largo, prefirió venir á Inglaterra y esperar á su amigo en Londres. Caruso, termiaada esta campaña, que le valía muchos miles de dollars, debía venir á Europa á recoger á la ex cantante. Entre tanto, ella se había enamorado atroz mente de su ckauffetir. Caruso vino; ella disimuló, y todo marchaba como una seda. El gran tenor se disponía ahora á comprar un nuevo palacio en Niza, á cuya población se dirigió, mientras su amiga se quedaba en Florencia, residencia habitual del artista. De la noche á la mañana desapareje la domia, en compañía del mecánico y, lo que debe ser más sensible para Caruso, en la de joyas por valor de 800.000 francos. Caruso, que cantaba en Niza cuando se enteró de la fuga, salió precipitadamente tras de su amiga, de sus dos hijos y de sus francos. Se ha dicho qtte no los encontró. Es inexacto. Dio con ella, se postró á sus pies, suplicó, lloró... Todo inútil. Ella le oyó on la mayor de las indiferencias. ¡Miren usté des que oir á Caruso y no aplaudirle siquiera! La ingrata manifestó su irrevocable propósito de no separarse del mecánico del automóvil. Promesas las más tentadoras, propósitos de la enmienda, juramentos, nada eonmovió á la gentil señora. Caruso debió pensar entonces lo que tantas veces ha cantado: La donna e movile cualpiuma al vento Pero adoptó una resolución heroica. Se. dirigió al marido de la dama, dieiéndole que, puesto que él era el esposo legítimo, pqdia ejercitar sus derechos legales para evitar la nueva deserción de su esposa... y hacer que siguiera con él, con Caruso. El marido acogió la pretensión on una filosófica sonrisa. La dama y el chauffeur emprendieron vtn viaje en el automóvil de Caruso, y tras ellos marchó Caruso con otro automóvil y eon otro chauffeur. Descorazonado y aburrido, s e volvió á. Florencia. Y ahora ha vuelto á tener noticias de la fugitiva Sí. Sabe que su adorada Julieta le tía demandado ante los Tribunales, reclamándole no sabemos qué daños y perjuicios. Y Caruso, naturalmente, pone su maravilloso, su divino grito en el cielo p n la madrugada de ayer fue objeto de un asalto el hotel número 53 de la calle de Goya, propiedad de los Sres. Manso de Zúñiga, ausentes de Madrid, y en el que habita en la actualidad doña Tomasa Duarte y su esposo D. Carlos Iglesias, de la familia de aquéllos. Los ladrones asaltaron el hotel, violentando puertas y ventanas, y con toda tranquilidad, como si conocieran perfectamente el campo en que habían de maniobrar y no HOTEL ASALTADO