Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 26 DE AGOSTO Dtt 90 b. EDICTOEr J H A Ü simos. Verdad es que allí mandan, por parte estar á su lado y de hacer gastos dispendio- Ello fue que entre comentar lo que íoa a de Francia, el ilustre Liantey, y por Espa- sos, después de comprar la protección de hacer y á acontecer, á Dios rogando y con ña, ese gran patriota, el sabio y valeroso ge- Inglaterra, conserva 17 millones de duros; y el mazo dando, terminó el día sin incidenneral Marina, de cuyo elogio todo cuanto el Raisuli, cuya historia y proezas hemos tes que consignar. se diga es poco. relatado más de una vez. Pues los dos son Y poco más dio de sí el martes, porque de Pues si los notables de Fez no se asusta- protegidos ingleses, y esos dos son hoy lo polítiea estamos saneados temporalmente. ron con el Acta, ¿cómo puede hacerlo un so- gobernantes y los arbitros de Tánger. Se prese ntó una denuncia contra la exberano marroquí, llámese como se llame, Francia debe mirar esto como un aviso, pendición de cédulas por haber resultado cuando ¿odas laspotencias le responden de su aunque al oído se la diga otra cosa más ha- que á un ciudadano le habían irregularizasoberanía y déla integridad de su territorio? lagüeña do el padrón, que es lo que á Madrid le fal- ¡Por eso Hafid desde el primer momento Por último, quedará un cabo de difícil taba, para mayor amenidad del verano. Las Ka declarado que acepta el Acta. ¡Como que arreglo: las cantidades- -no me refiero á las cédulas no se llevan á domicilio porque las á ellos les conviene más que á los extranje- del Banco del Estado- -adelantadas á Aziz complacientes autoridades lo toleran; se exros! Como que con el Acta pueden hacer por Francia, que, egoísta, quiso ser ella sola penden en una sola oficina para cada dos efectivos tributos, impuestos y contribucio- la acreedora. Por esto no se han de sacrifi- distritos porque las autoridades bondadones que antes no podían cobrar á los de fue- car las demás potencias, y nuestra amiga y sas quieren; en esas oficinas, pequeñas, inra, y, por tanto, muy difícilmente á los pro- aliada habrá de esperar con paciencia, para fectas, se guarda cola, se pierde tiempo y no perderlo todo, como lo perdería si ahora paciencia también porque nuestras pateri nales autoridades están duermes; de modo Recuerden nuestros lectores que á su tiem- fuese exigente. que el complemento de todo es que encima FELIPE OVILO po explicamos cómo nosotros perdíamos por nos corrompan las hojas de empadronael Acta las ventajas que alcanzamos en miento. Para que se diga luego que Madrid Wad- ras. no es sufrido, abnegado y gobernable. iY va Pues pasamos por esas pérdidas porque el régimen vigente entonces era la ruina para NUESTROS GRABADOS camino de Job! moros y extranjeros. En el Acta de Algeceras, Sucesos, pocos. Un suicidio para no vapara el Sultán, sea el que sea, se consigna e l Concurso agrícola de La Coruña. riar, de madrugada; otro al caer la tarde, y la integridad del territorio, ventaja tan in- Oportunamente nos dio cuenta nues- un intento al caer la noche. apreciable para él como para las nacioues que tro corresponsal telegráfico de la inauguraSe tuvo conocimiento de haber sido asalallí tienen intereses; y para los extranjeros, la ción del Concurso agrícola de este año en do y robado un hotel en la calle de Goya. piuría abierta: la libertad y la igualdad co- La Coruña. La Policía, buena, gncias. Presidió el director general de Agricultutnercial. Por la noche, fre co agradable y hipnra, señor vizconde de Eza, que pronunció hechor No por la paz de Marruecos, por la paz un elocuente discurso elogiando á aquella mundial, es inapreciable el Acta de Algeciras, y así se comprenden los grandes sacrifi- provincia gallega y los inteligentes esfuercios que todos han tenido que hacer y, por zos de sus habitantes en favor del progreso lo tanto, las dificultades que ofrecería al agrícola de la región. CRÓNICA prescindir de ella. A ACTUALIDAD Fuera de unos ctiani as fiestas de Málaga. Prescindimos por el Como un tos capitalistas que QUÉ SUCEDERÁ? momento de la pre- fiestas de este eco más de las brillantísimas lo somormujo se han metido en África á á año en Málaga, reproducimos sentación de un nuevo candidato al trono el grupo de cantaoras y bailaoras que toma- descubrir y explotar minas, que puede que del Mogreb, de la de Muley Mohamed. Pri- ron parte en la fiesta andaluza con que los les resulten sevillanas, los acontecimientos sionero en Casablanca, este desdichado periodistas madrileños fueron obsequiados de Marruecos no han producido frío ni caPríncipe nada podría hacer sin el auxilio en la caseta presentada en la feria por el lor en la opinión española. Será ignorancia de alguien, lo que constituiría una traición, barrio del Perchel. sobre el problema, será meri alismo será mejor dicho, un crimen de lesa humanilo que quiera que sea: la indiferencia es gedad. No hay que pensar en ello. neral. onutuento á Cánovas. Abd- el- Aziz abdicará posiblemente; bien Alaba la hora en que al Gobierno se le Deseosa de erigir un monumento que antojó no secundar guerreras aventuras manejado el asunto, aun podría ser útil á los suyos el vencido Monarca. No es dudo- perpetúe la memoria del insigne estadista allende el Estrecho; comenta, pero no deso que Hafid fuese reconocido por las po- D. Antonio Cánovas del Castillo, Málaga, plora, el peligro de los que busean minas en su ciudad natal, abrió un concurso coinci- África, teniendo en España ancho campo tencias, si éste, á su vez, reconociese lo con venido con ellas por sus antecesores, inelu- diendo con los Juegos florales últimamente para colonizar como para desarrollar nueTO lo de Algeciras; pero á su vez exigiría: celebrados. vas iniciativas industriales; admira la pasEn el presente número publicamos una mosa habilidad de Alemania para salirse i. Que se le diese algún tiempo para introducir ciertas novedades, que le podrían reproducción fotográfica del boceto pre- con la suya, haciendo como que no hace nada, y no ree en ese cariño que, según crear dificultades inmensas en Marruecos. miado. nuestro bueno y querido amigo O vilo, les ha dada su situación especial. entrado á última hora á los moros hacia 2. Que se le dejara pacificar los territonosotros, pobrecitos españoles. rios de Casablanca, sometiéndose todos á lo MADRID AL DÍA convenido en Algeciras, retirándose las troA falta de grandes maestros, el escarmienpas extranjeras en cuanto el territorio ofrez- f o n un poquito más de calor del que pue- to y el egoísmo se han erigido en preceptoca seguridad completa para propios y ex- de legítimamente ostentar Agosto en res de la opinión española. De la importantraños. el vigésimo quinto día de su existencia se te guerra con los hijos de Alá no la quedan 3. Cumplimiento exacto del Acta de Al- deslizó la jornada, bien tranquila, como pue- orno memoria y curiosidad ni los ochavos morunos, que un tiempo circularon como geciras, sin monopolios, favoritismos, apli- de verse. cada con mayor igualdad que hasta aquí. La preocupación sobre los duros se tra- hoy los discos ilegítimos. Un tratado inLa intervención francesa ha sido tan irri- dujo en resistencia á aceptar los, de todas las cumplido duerme apacible y eterna siesta tante para los indígenas y extranjeros, que acuñaciones en escasísimas tiendas que no en los archivos del Estado. íDl recuerdo de nadie la puede resistir; sobre todo, los in- están i sn con sus intereses; pero ¡qué Cabrerizas, el Gisxugú, etc. pesa sobre su terventores franceses délas Aduanas se han chantre. c. io hay quien se arroja por el via- ánimo como huella de pesadilla febril. No hay que darle vueltas. No siente el hecho insoportables; Hafid sabe todo esto, ducto abajo? En otros se rechazó resueltay de ello sacará todo el partido que pueda mente los discos del 98, los del tupé, como se africaí: tío. Y si ha visto con simpatía el les llama por tener el busto del Rey un poco movimiento turco contra la opresión, pero para tapiarse las mayores simpatías. Los empleados franceses, hechura de los levantado el rizo de pelo sobre la frente. En principalmente contra el infl ro extraño, Coloniales y finaneitros, han comprometido la inmensa mayoría de los comercios se movimiento que por contagio empieza á su causa y la del elemento militar, víctima transigió con todo duro que no confesase á repercutir en Egipto, como repercutirá más voz en grito su falsedad. tarde en la India y en cuantos países exisie ajenas ambiciones. No faltó el consiguiente pitorreo de los te la odiosa tutela extraña, no dejará de ver Se está observando un fenómeno muy extraño y que debe llamar la atención de to- golfos qwe, al grito de se admiten duros con menos interés que el pueblo marroquí das las potencias, y muy singularmente de ofrecían su mercancía á cinco céntimos se sacuda Ja pesada mosca de la influencia pieza europea. Francia. Los tranvías retiraron el cartel rogando Ignorante, indiferente, todo menos suiciHoy están representando los intereses de Mnley Nafid en Tánger dos personajes ma- no se diesen duros. El arrepentimiento dis- da, es la opinión. Una virtud posee además, rn quíes que no tienen nada que echarse en gustó bastante á los que con un duro se que luce en este asunto como en pocos: la e- u el Menhebi, primer ministro ue fue proponían viajar gratuitamente, porque, modestia. No sueña grandezasTiene hambre, mucha hambre, pero no le Abd- el- Aziz, á quien enseñó lo que le ha ¿quién era el majo que se atrevía á echar al ¡iei rotado moral y físicamente y á quien ex- pasajero que daba para pagar un duro de de conquistar. Hambre de pan, de trabaio, de escuelas, de buen gobierao... t. oló. ba ta el punto que al DOCO tiemoo de ilesritimidad no comprobada?