Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 24 DE AGOSTO DE 5908 ED 1 C 1O M PAG. 14. de oirás ve tes- -iN- 1 tiene u ietí cído para la p gebu, y no citan bien medidos. No me extraña, puesto que r. o le suenan á autor definido los versos ente cita... y que cita mal, por cierto. ¿A qué meló decís? Lo sé; es mucta ie. CÍ altanera y vana y caprichosa; antes que e! sentimiento de su alma, brotaiá el agua de la estéril roca. Sé que en su corazón, nicio de sierpes, no hay una fibra que al amor responda; que es una estatua inanimada... pero. ¡Es tan hermosa! ¡Mire usted que no sonarte esto a Becquer! Creo que hará bien en dedicarse á lo que le dicen sus padres; crea isted que todo eso que sueña son ilusiones engañosas, livianas como el placer. Celipe de ta Coz. -Acusóle recibo cíe su libranza de i 5 pesetas, cantidad que ha sido entregada á Ja caritativa Francisca Mas Pastor. Al resto de su caria contestaré cuando le llegue el turno, Tina que vive olvidada. -Mi consejo es que deje usted de usar todo cuanto hasta ahora usa y que se Ja ve diariamente por noche y mañana con agua de salvado, poniéndose después unos buenos polvos. 2. a No creo que perjudiquen, pero tampoco que sirvan de nad. i efectivo. 3. a Lo que la digo en la primara, alternando con lavados de agua boricada templada. Tina trigueña. -JLOÍ pojvos JMigeitna no tienen bismuto, y el jabón neutra centrifugado es uno de los pocos que pueden usarse sin miedo para lavarse eí rostro. Se llama Créme d Espagnc. Que Yo quisiera cantar con gran denuedo do á sus gratas órdenes ese desdén que mi pasión combate, Tin bromista. ¡Ay, amjgo! ¡Camhi: y ante el cual, humillado, retrocedo; usted el cilindro, porque ese está muy cu yo cantara el dolor que mi alma abate desuso! y otras cosas también; pero no puedo. No sea usted piuin, señor uromista. porque tengo un flemón como un tomate, ¡A cualquier cosa llama usted conquista! Ya ve usted que había flemones por el Bueno; me quedo con los chicoleos, mundo antes de que se le hubiese ocusi por tan simple detalle ha ele creer usrrido á usted esa ideíca. Por lo demás... ted que no soy un barbudo galán. no tiene nada censurable, Timoteo. ¡Caramba! ¡Qué veo! Dulce y sabroso... ¡Hombre, qué ¡Aquí Timoteo! Mi consejo leal es qjc mono! Sobre todas las acciones de esta Jo diga usted francamente, sin temor. vida tiene imperio la buena ó la mala Aténgase usted á la máxima que dice: suerte, pero más sobre los casamientos. Pedid sin tantos preámbulos aquello que Usted verá; yo en eso no puedo aconsehayáis de pedir. Las preparaciones projarle nada. No sea usted inocente; los longadas, 6 muestran desconfianza ó la disgustos no prueban nada absolutamenproducen Una pulsera. No es necesario te, y en cambio producen mucha bilis. que sea á la rusa. Cuatro, es Jo más ge 7 VtJ ¡Anda, salero! El que nc neral. Blanco siempre. ¿Por qué? Ño e consuela es porque no quiere. íema usted si ella le ama y es discreta. Tengo un consuelo fatal Es usted un completo t atado de gaÍEi. ien medio de mi dolor, tería. y es que, hallándome tan mal, Tina india. -j. a De tul, 2. L- nocblanunca podré estar peor. te, té, café, fiambres, pastas, dulces y Después de todo, tiene usted razón, y vinos. 3 a Adornada con flores. 4. a Un sdmiro su conformidad. ¿Y para qué nereloj ó una botonadura. 5. Cama, mecesita usté I consejo si está tan resignado silla, armario, lavabo y butaquitas, En el con su suerte? Pídala usted las cartas y gabinete, escritorio de señora, un peinaretratos. dor, algún mueble de capricho, silJas y TO 7 LE 7 TE PA 7 A CASWO Tüinon de Léñelos. ¿Conque desea usbutacas. 6. a La más corriente es la de ted romper una y otra vez ante la faz áz Preciosa y juvenil toilette confecetonaaa con gasa rosada sobre fondo de azahar, pero también se admite eí mirto mando su partida de bautismo, como la y la azucena. Las de él ó las de ambos. seda, y adornos de encaje grueso célebre Ninon? Pues voy á ayudar á usNo hay de qué. ted en la tarea- ¡Si seré bondadosa! Haré Echarpe de gasa rosada envuelve poéticamente la figura. tina que quiere mucho á la bellísima una listita de los productos químicos que Lindísimo sombrero de paja, de seda, color rosa pálido ta forma se levanta S. -Es usted amabilísima en extremo. pueden ser auxiliares poderosos. Belleza Con efecto, para eso es. La electrólisis graciosamente por el lado izquierdo. Venus núm. J pues con su uso diario, y es también radicalísima. Ya ve usted que merced á las materias balsámieas y eleEl adorno consiste en hermosasfloresgrandes y un verdadero monte de luí. venía bien dirigida, puesto que ha llegamentos higiénicos de su preparación, do á mis manos. No tengo nada que disdesaparecen arrugas, hoyos, granos, espensarla y sí mucho que agradecerla. pinillas, manchas, asperezas, etc. etc. Mixtura Emilmat Gtoriaje. -No tiene remedio. Un amor extinguido puede El de las estrellas. -Se debe respeto á ía virtud, al ranpara el cabello... ¡Yo creo que con esto basta para que se encenderse de nuevo; un amor gastado, nunca. Continúan go, á la vejez, á las mujeres, á los niños y á la desgracia. quede usted hecha un pimpollo! Tres blancas. Rosas. No es llevándose mucho. Puede escoger entre Crema de España y De uniforme. No me extraña. Puede ser que se Jo figure necesario. Celebraré que lo consiga. espuma de nieve. No. En un buen instituto de belleza. No usted y no sea cierto. ¡Quién es capaz de adivinar lo que va O. P. -Use BulbíKfero y seguramente quedará complapuedo complacerla. Alcalá, 29. Sí, señora. Esté usted sedentro de un alma y de un pensamiento! No se encorajine cida. La Créme d Espagne no tiene los inconvenientes Que gura de la variedad absoluta. Mil gracias. usted por ello y haga un desatino. usted sita. Es usted tan simpática como afectuosa D. Pachin. -Mejor hará usted en emplear la indulgencia Alguna vez la encuentro poreí mundo Un joven inexperto. -Perdone usted que no acceda á sus que la severidad, y acordarse de que la caridad es la más y pasa junto á mí; deseos, haciendo lo que pudiéramos llamar disección morat; hermosa de las virtudes. y pasa sonriéndose, y yo digo: es más breve y sencillo que le diga: He ahí la clave: El hambre es mal consejero ¿cómo puede reir? Los invisibles átomos del aire del hombre desesperado; Luego asoma á mi labío otra sonrisa, ent derredor palpitan y se inflaman, por culpa de don dinero máscara del dojor, el cíelo se deshace en rayos de oro; se hace ladrón el honrad v entonces pienso: acaso elJi: se xtz, la tierra se estremece alborozada; y villano el caballero. ¡como me río yo! oigo flotando en olas de armonía Buíbilífero oara la caspa es lo meior. Gracias por sus gaSobre todo, la venganza no conduce a nada práctico, y rumor de besos y batir de alas; lanterías. deja en el corazón del vengativo una estela de amargura. mis párpados se cierran... ¿Qué sucede? Merinilta. -No me parece mal, puesto que no tiene usSea usted generoso. ¡Es el amor que pasa! ted madre ni hermanas. Todo lo debemos consultar con el Otro pelma. -Cambie usted de seudónimo, pues éste es amigo; mas primero debemos consultar si lo es. Con polvos Injusto para sí y para los demás. Ya lo creo! ¡Como Angelina, que carecen de bismuto. Sí, señora; en la call ¿que el amor propio es el mayor de todos los aduladores! de FuencarraJ, 3o, perfumería Varonat, venden dichos polDe frac. Es usted muy galante. vos y el jabón neutral centrifugado. tina que desea casarse. -Es un deseo larura! y justo; pero permítame que ía diga con la franqueza que de mí reclama y la lealtad que tengo por norma que ninguno de los medios que pone usted para ello resulta eficaz, sino contraproducente, Gracia, bondad, talento y picardía de buena lev- Voila iout. Th químico. Voy á comolacerle con gran brevzdat, diciendo los vonos del tinte Emitmat, Hay rubio dorado, hay un rubio duro, y hay uno que pasa de castaño obscuro. Hay color caoba y hay varios castaños, y hay negros que dicen: ¡Siempre veinte años! Dejan los cabellos sueltos, vaporosos, y pueden rizarse, y quedan preciosos. ¡Y solo diez francos cuesta tal encantol Aunque es usted químico, ¿á quz no hace tanto? Un ateneísta... de Atenas- -No hag usted profesión de chistoso, porque no siempre se consigue. Y sí lo quiere usted ser, al menos hágalo por cuenta propia y sin despojar á las personas de lo que les pertenece. ¡Pues no hace tiempo que hizo Carlos Cano un soneto que parece primo hermano del de usted, sino crue nejor, y usted perdone! Compare: