Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 24 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN 1. PAG, i o Parte de la mehalla seriílana. qae- presa de pánico se dispersó al verse atacada por loshafidistas, se dirige hacia el referido punto. Al atravesar el territorio de algunas ca- 1 bilas, cuyos aduares se hallaban fuera del Chauía, éstas la saquearon, quitándole mu 1 TÁNGER, 2 3 Í T chos efectos y armas. i A Tinque las últimas noticias afirman que He eneargado al coronel Moinier que ha llegado á Settat, en realidad sigúe- adopte cuantas medidas resulten necesarias l e ignorando el paradero del Sultán. para mantener el orden dentro del Chauía Tampoco se sabe dónde están los dos sub- l y procurar conseguir, por medios pacíficos, oficiales de la misión militar francesa que la devolución de los efectos robados. ícompabañan á Ahd- el- Aziz. Durante JS La derrota se considera aquí como defini- Aziz arrojadoel combate demostró Abd- elvalor; pero pocos resultados uv? para la causa del Sultán. podía dar el ejemplo de su bravura en lai (masa sin cohesión ni organización y casi TÁXGES, 2 3 5 T. C e ha recibido un parte de Casablauca que sin armas que constituía su mehalla dice lo siguiente: Confirmada, oficialmente la derrota de r PROCLAMACIÓN DE HAFJD Abd- el- Aziz. Se refugió en la cabila de Beyaad, acompañado del santón de dicho TÁNGER, 2 3 8 N. (uüGENTl) punto. Acaba de ser proclamado Muley Hafid. E 1 campamento imperial quedó destruí- Apremiados por las cabilas próximas do. Es considerable el número de muertos y tá esta capital, que amenazaban con ínvade heridos. Lo está, entre otros del séquito diría si no se proclamaba inmediatamente á de Abd- el- Aziz, el gobernador de Casa- Muley Hafid, los notables marroquíes de felanca. Tánger se reunieron esta tarde en la mezv s Los oficiales franceses salieron ilesos y quita para estudiar los términos de dicha lian logrado llegar á la Kasbá de Settat. proclamación. K Ignórase el paradero del doctor inglés El Vereou y de un sargento, también inglés, zista, Menebi, ex J jinistro de la Guerra aziá quieu sucedió en el cargo Si El que le acompañaba. Guebbas, y protegido político de Inglate Los rebeldes, divididas en diferentes rra, concurrió á la reunión como represengrupos, siguen atacando. Manda uno de los tante oficioso de Muley Hafid, por quien grupos cabüeños Aíssa Ben CXmar. s Témese que Abd- el- Aziz sea hecho pri- había sido nombrado ya ministro de Nego ios Extranjeros. sionero. Por consejos de la Legación inglesa pi- TÁNGER, 1 3 J T. dio á los notables aplazasen por unos días Se afirma que el doctor Verou, médico de la proclamación- de Hafid, con objeto de dar tiempo á que hiciera Aziz acto de abdica r Abd- el- Aziz, y Mr. Baldiag, oficial instructor de la Caballería, han salido ilesos ción, cosa ya prevista y descontada. del último combate. Los dignatarios tangerinos insistieron, La nota del día es de júbilo ea la pobla- por el contrario, para que se realizara inmeción, pues consideran que la derrota de diatamente la proclamación. Abd- el- Aziz es la derrota de la política franQuedó convenido que El Menebi y El iesa. Guebbas, actual representante este último de Abd- el- Aziz en Tánger, irían á conferenciar con el ministro de Francia para pedirle OTROS INFORMES les autorizara á proclamar inmediatamente PARÍS, l 3 ION. á Muley Hafid. XToticlas de origen inglés, recibidas en Mr. Regnault se apresuró á acceder al Tánger, dicen que rué durante la no- deseo expresado por las autoridades sheriche cuando los hafidistas atacaron á Abd- fianas el- Aziz. TÁNGER, 3 8 N. (UROENTE. Parece que la mayoría de los soldados se A demás de todo esto, Torres recibió una pasón al enemigo desde los comienzos de la carta de Hafid. Momentos después de batalla. v Una nueva versión desmiente que los in- 1 recibirla convocó á las autoridades, incluso al Guebbas, en la Alcazaba, donde después fáígenas Chauías desertaran Por el contrario, éstos íueron los que continuaron fieles de leída la carta firmaron todos el acta, de la proclamación. á Aziz, batiéndose desesperadamente. Un disparo de cañón anuncia la nueva, é inmediatamente las azoteas se cubren de NOT 1 CJAS moros, que comienzan á gritar con demos- I DE ORIGEN FRANCÉS traciones de júbilo. Millares de disparos de fusiles se oyen PARÍS, 2 3 10 N. por todas partes, confundidos con un frenéII n telegrama oficial de Marruecos dice 1 tico vocerío de entusiasmo. que ia misión militar írancesa qae El zoco se inunda de moros, ante los cuaacompañaba á Abd- el- Aziz llegó á t Settat les tin santón eleva preces á Alá y les difcl 21. rige la palabra, que es acogida con grandes Merece ser íiotadp que esta misión de aplausos. instructores, organrzada en 1878 á petición A pesar del inmenso júbilo que aquí reidel sultán Muley Hassan, había recibido el na, el orden es completo. l de Junio un telegrama del Gobierno fran- ees ordenándole no hiciera la campaia con TSNBEK, í 3 9 N. las tropas de cuya instrucción, estaba encar- I asta ahora continúan en funciones las gada. Se encontraba, pues, respecto á sus, mismas autoridades puestas DOT Abdatribuciones hacia el Sultán en la mismai el- Aziz. situación t que las demás misiones extranVarios pregoneros recorren las calles can- 1 jeras. tando alabanzas á Muley Hafid, seguidos PARÍS, 2 3 IJ N. de compactos grupos que cantan versículos jCn el ministerio de la Guerra se ha recibi- del Corán. do el siguiente despacho del general Cuando mayor es el vocerío, se oye el tpd Amade: que de oraciones por las cornetas del pues Casablanca, 22, 7,30 t. -Abd- el- Aziz, el to español, aplaudiendo el pueblo á nuestras Maghen y la misión francesa lian llegado á? fuerzas. Settat. Menehebi estaba hablando con un distinalentados, y las autoridades locales sólo tienden á garantizar la seguridad interior de ¿Tánger. Para ello destinan ala vigilan- ¡cía de la plaza toda la fuerza de los tabores. guido diplomático europeo acerca de los acontecimientos de Marruecos cuando se oyó el Cañonazo anunciador de la proclamación. El moro se abrazó al europeo, diciéndole: -Los sucesos se adelantan á las palabras. Los notables continúan en junta todavía. La población no cesa en sus demostraciones de júbilo. DE ORIGEN INGLES TÁNGER, 2 3 II N. Nficialniente se sabe que Abd- el- Aziz se halla en Settat, puesto militar francés de Chauía. Las autoridades indígenas telegrafiaron á todos los puestos anunciando la proclamación de Muley Hafid en Tánger y ordenando que la proclamación sea hecha en todos ellos para que los funcionarios de Aziz reconozcan á Muley Hafid como Sultán. TÁNGER, 2 3 I 1 u an terminado los festejos populares con 1 que los moros han celebrado la proclamación de Muley Hafid. La población presenta su aspecto normal. Sólo algunos grupos de muchachos recorren las calles con velas encendidas, acaudillados por macathos, y cantando alabanzas á Hafid. No se ha registrado ningún incidente. TÁNGER, í 3 12 N (URGEMTE) A caba de recibirse ua radiograma particirt pando que Abd- el- Aziz llegó á Settat, refugiándose en unión de muy escasos individuos de su escolta en la ciudad. Aquí, en Tánger, disminuyen los grupos que recorrían las calles. Se han abierto las mezquitas, que hau sido invadidas por los moros. Las causas de haber sido proclamado hoy Muley Hafid han sido, entre otras, el haberse anunciado la rendición de Ben Atída y el decidido propósito de la mehalla llegada de Cuesta Colorada de venir á Tánger. En vista de esto, el Menehebi se avistó con el Guebbas y le expuso la situación, haciéndole ver la necesidad de proclamar al nuevo Sultán para evitar combates en las calles de Tánger. El Guebbas, convencido, dio las disposiciones necesarias, ordenó á las fuerzas que se reconcentraran en los cuarteles, y albajá, que en unión de los notables. extendiese el acta de la proclamación. Mohamed Torres no asistió, y dícese que se sintió enfermo después de escribir á Fez. El acta fue llevada al Menehebi, al Guebbas y á Mohamed Torres, quienes la firmaron después. Los diplomáticos Sres. Regnault y Padilla se avistaron con las autoridades, quienes les respondieron de la seguridad para las vidas y haciendas de los europeos. JUICIOS DE LA PRENSA FRANCESA PARÍS, 2 3 I T. i a Prensa de la mañana dedica preferen tes comentarios á la derrota de Abd- elAziz. L EcIto reconoce que el Hafid queda dueño de la situación. No opina lo mismo La Petite Republique. A su juieio, el Hafid habrá de vencer aún grandes dificultades antes de cantar victoria. Le Journal teme que el fracaso de Abd- elAziz repercuta en el Sud oranés. Le Fígaro muéstrase optimista. Incluso cree que la total derrota del Sultán no perturbará la política francesa ni ha de bcr