Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 2 3 DE AGOSTO DE i 9 o8. EDICIÓN i. PAG. 7. pf que no es exacto que en su casa haya sido reparada ninguna de las ináquinas recogidas anteayer por la Policía. POR TELEFONO T E NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ZARAGOZA, 2 1 g tí f ás detalles. E l Juzgado de Egea ha continuado (hoy las diligencias sumariales con motivo Bel descubrimiento de uaa fábrica de moaleda falsa en Tauste. La familia Ostalé, según parece, había acordado hacer una última emisión en vista de las actuales circunstancias y seguirla aespués. N Pedro Barrera fue quien indujo á Ostalé j dedicarse al negocio de la fabricación y quien le puso en comunicación con los constructores de la maquinaria y con otras personas residentes en Barcelona. I n careo. r Se ha celebrado un careo entre Ostalé jy Barrera. El primero acusó al segundo de haber ido a Barcelona á comprar la máquina y la plata necesaria para la acuñación, habiéndolo negado Barrera. Este propuso el negocio á Ostalé en 1901, dedicándose en comandita á la fabricación, j í primero como capitalista y el último coíüo socio industrial. JuntQS parece que hicieron los primeros asayos, tardando algún tiempo en obtener uros bien hechos. Después parece que regañaron, retirándose de la sociedad Pedro Barrera y entrando en el negocio jásala. Este, sin embargo, niega la participación (jue se le atribuya procesados. Hoy han salido los procesados conducidos por la Guardia civil á la cárcel deEgea, Al verse Bienvenido y su hijo Vicente se desarrolló entre ambos una escena tristísima. i En un carro que marchaba detrás de los procesados se trasladó á Egea la máquina y demás materiales encontrados en casa de Ostalé. (TStras detenciones. V Ha sido detenido hoy en Barcelona y ha llegado á Zaragoza Alfonso Vidal, supuesto complicad en la falsificación. Mañana será conducido á Egea y puesto á disposición del Juzgado. dos corridas si en estos dos ó tres días puede tener el brazo en condiciones. Lamenta Bombita el no poder trabajar en unas corridas que, como las de Bilbao, son de tanto empeño para los toreros, pues tienen extraordinaria resonancia en toda España; pero, como él dice, en cuanto le tropieza un toro, aunque sea con la cola, le hace peder por poco dos ó tres corridas de las ajustadas. CUENTOS ILUSTRADOS en el expreso de Andalucía el matador de toros Ricardo Torres, (Bombita) En cuanto llegó se dio en el brazo derecho un baño de fsublimado con objeto de limpiarle para que le hicieran masaje. Al quitar las gasas se vio que tenía diversas erosiones y que la inflamación era grande, hasta el extremo de no poder doblar el brazo ni siquiera en la mitad de la postura natural. Avisó á la empresa de Bilbao, y á las doce y media celebró con ella una conferencia telefónica para tratar de lo más perentorio y difícil, que era la substitución para la corrida de mañana, día en que están ocupados Casi todos los toreros de buen cartel por las inuchas corridas que en estos días se celebran. Ofreció, como únicos que po ian ir por estar libres y por hallarse á una distancia de Bilbao que les permite llegar á tiempo, á Lagartijillo y Pepe Hillo. La comisión aceptó al primero, y Antonio Moreno martfió anoche. También salió para la invicta villa Ricardo. pu a c rmiorr í o p -tc Mr rií ó INFORMES TAURINOS lombita. B En la mañana de ayer llegó á Madrid i el tío Cosca, como le llamaban todos, murió á la envidiable edad de ciento veintidós años, no fue debido á las condiciones climatológicas del pueblo donde siempre vivió, y mucho menos debió su larga vida á los cuidados de la ciencia médica, de la cual solía sonreirse. Además de unas tierras de labor que le daban lo bastante para ir pasando, heredó de su padre una copla, en la que estaba el secreto de la longevidad: Vida honesta y arreglada, hacer muy pocos remedios y poner todos los medios de no alterarse por nada. Y tanto empeño puso en no alterarse por nada, que nadie en el pueblo recordaba haber visto incomodado al tío Cosca. Su mujer le salió goco hacendosa, manirrota, lenguaraz, gruñona y bastante ligera de cascos; cuando algún amigo, con la santa intención de sacarle de quicio, le hacía ver los graves defectos de su costilla, contestaba el tío Cosca: -Probecicaj más vale que haiga dao conmigo; si llega á dar con otro, le pega un tantaraníán, y tenis una desgracia en el pueblo. De vuelta de una feria, y ya cerca del pueblo, tropezó la muía en que venía montado, y dio con el buen hombre en el suelo. Algunos amigos y parientes que le acompañaban aprovecharon la ocasión para reírse de él é incomodarle, mas no lo consiguieron, pues, mostrando su constante y plácida sonrisa, les contestó: Aquella brutal idea pareció de perlas á los- -Paice que la muía me ha endeyinao el d- emás. y en un momento empezaron á arpensamiento, porque ya me iba yo á bajar, der todos aquellos montones de riqueza. El tío Cosca, vio el humo desde lejos, y A falta de hijos, Dios le concedió gran número de sobrinos, á todos- los cuales so- aunque se dio cata de lo que ocurría, no por eso apretó el paso. Con su imperturbable sonrisa llegó á las eras. ¿Quién ha prendido fuego á la cosecha. -preguntó. -Nosotros. ¿Con qué objeto? -Para ver lo que decía usted, tío. -Pues yo digo que me parece muy bien. Y desafiando el gran calor que el sol despedía, se abrochó bien la chaqueta, se apretó el sombrero como en día de nevada, extendió los brazos hacia aquella gran hoguera, para calentarse las palmas de las manos, y exclamó riendo: ¡Arda, arda la chamada! En todo tiempo es bueno una calentada MELITÓN GONZÁLEZ s LONGEVIDAD Un año llovió poco; los fríos helaron los brotes y la cosecha fue nula; todos los labradores estaban contrariados y abatidos, excepto el tío Cosca, el cual decía: -Lo que este año no ha dao la tierra, dentro le queda; otro año lo dará. Pero en tres- ó cuatro años consecutivos ocurrió lo mismo, y ya el hambre comenzaba á producir sus efectos. Por fin, llegó el desquite; en el cuarto ó quinto año se presentó una magnífica cosecha; la tierra dio lo que había guardado en su seno durante tanto tiempo; aquellos campos eran una bendición de Dios. Tenía el tío Cosca empleados á varios de sus sobrinos en las faenas de la recolección; las eras estaban atestadas de haces de trigo y montones de parva. Los sobrinos iban á dar comienzo al aventado, cuando divisaron que allá, á lo lejos, venía el bueno de su tío. -Por más que digan- -dijo uno, -yo, creo que si le pegásemos fuego á toda la cosecha, el tío se había de incomodar. UNA BUENA IDEA Cabemos que la Agencia de Madrid de ca rruajes Dion Bouton, cuya reputación es universal, acaba de establecer una sucursal en la linda playa de Biarritz, tan frecuentada durante el verano por la buena sociedad española. Aconsejamos á aquellos de nuestros lectores que veraneen en el Norte de España que visiten la instalación de dicha marca, pues en ella encontrarán chassis de todas fuerzas y catrossenes de gran lujo, que pueden ser inmediatamente entiesados portaba con hermosa resignación, je eso que había entre todos ellos un verdadero pugilato por ver quién sería el primero en conseguir incomodar al tío, ó, por lo menos, hacer desaparecer de su semblante aquella l á d sonrisa, siquiera por unos minutos