Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 22 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN 4. a PAG. 5. íp ae ella serán la ley de Administración local y los presupuestos. t De todo esto se habló en el día de ayer por las contadas personas polítieas que veranean en Madrid, y todo ello, como se ve, tío es más que cálculos y previsiones para jan porvenir más ó menos remoto ó más ó menos cercano, el principio del cual es posible que esté señalado para la próxima seÍKuana. SOBRE UNA DIMISIÓN I os ministros con quienes ayer hablamos Jr confirmaron, aunque diciéndolo á vuel ¡as de no pocos rodeos, la dimisión del general Viniegra. Para el cargo que queda vacante ha sido propuesto el general Cervera, pero no lo ha aceptado. Antes al contrario, parece eme jsstá dispuesto á. pedir el retiro. Todos los informes recogidos coinciden en que la dimisión del general Viniegra no tiene por fundamento nada que se relacione ton la construcción de la escuadra. Bélgica; la historia de sus percances llenaría un tomo. En cierta ocasión, el automóvil de Leopoldo se rompió en el camino de Ledeghem, y como el motorista viese acercarse á un agente de Policía, le dijo: -Haga usted el favor de buscarme un caballo para que lleve hasta el pueblo el automóvil de S. M. ¿El automóvil de quién? -preguntó el policía. -De S. M. del Rey de los belgas. El agente quedó un momento pensativo, y luego, con aire de persona que no se deja engañar fácilmente, dijo: -Todos los chauffeun dicen lo mismo. Vaya usted y busque usted el caballo. El Rey de España no ha sufrido hasta ahora ningún percance serio en sus automóviles, que son numerosos. compañía con runibo á Las Palmee o ide actuará en el Teatro Pérez Saldos Su repertorio lo constituyen, enire otras obras, La patria chica, Las bnbonas, Alma ch Dios, La Fosca, Los niños de Tetuán, El polh Tejada, El iluso Cañizares, El cuíiao de Rosa y La carne flaca. NOTAS TEATRALES OS DE LA ZARZUELA P u e d e conside rarse definitivamente ultimad? la compañía de la Zarzuela. Como primeras tiples figuran la señorita Vergeri, notable cantante de ópera que acaba de obtener grandes triunfos en Barcelona. Es, por lo que se refiere á la estética, joven y muy linda. Carmen Domingo, también una primera tiple de excelente hoja de servicios, y con lo suyo personalmente; Peligros Pujol, una primera tiple cómica muy arrogante y sugestiva; María Santa Cruz, ya ventajosamente conocida del público madrileño; Emérita Esparza, de figura gentil y delicada y de la que se tienen magníficas referencias, y Elvira López Muñoz, que ya se dio á conocer brillantemente en la temporada anterior. Después viene un manojo de rosas frescas y caras bonitas: Natividad Mendoza, la Quijano, la Arrieche, la Arjona, una especialidad para lo flamenco, y la Sanz. La Sra. Butier, que está contratada eomo característica, es, además de buena actriz, una suculenta moza, como tendrán ocasión de ver los señores del margen. Del sexo propiamente feo, Pepe Tal avera, que en Madrid dejó siempre muy buenos recuerdos, y uno de los pocos actores que pueden abordar con fortuna la opereta; Pepe Ontiveros, Simonetti, Rafael López 1 un tenor de muchos alientos y de hermosa voz; el barítono Cánovas, el tenor cómico Rafaelito Díaz, Banquelís, Sirvent, Stern, Agulló, Alaria, Galeron- Corts, el hijo del inolvidable Manolo Rodríguez y otros. El programa de la función inaugural es el siguiente: En la sección vermouth, estreno de La orden del día, zarzuela cóniiea en dos actos, en prosa y verso, original del Sr. Fernández Palomero, música del maestro Vives, y por la noche, La tosca, Enseñanza libre, para presentación del mujerío, y Cavalleriajrusticana. La temporada será francamente ecléctica, cultivándose desde la zarzuela en un acto, á la ópera grande, pasando por la deliciosat opereta cómica. ¡Toda la lira! 1 Colomba, ópera en un aeto, de Vives, y Los saltimbanquis, opereta cómica en tres, serán las primeras novedades que conoceremos. AUTOMOVILISTAS REGIOS p n nuealioj días, desde el Kaiser al Em perador de China, todos los jefes de Estado del mundo usan el automóvil. Como es natural, su calidad de Soberanos ó Príncipes no evita que estén expuestos á los mismos percances que los demás automovilistas; apenas habrá un solo miembro de familia Real que no haya sufrido alguno. El rey de Inglaterra, que durante ocho años ha sido un verdadero entusiasta del auto, es tal vez el que menos peripecias ha pasado, lo cual habla muy alto en favor de sus motoristas. Su único percance de alguna importancia ocurrió en el otoño de 1906, al ir á las carreras de caballos, cuando el automóvil derribó á un transeúnte y le produjo algunas lesiones. El duque de ConMaught, hermano de Eduardo VII, no ha tenido tanta suerte. Un día que salía de Edimburgo, donde había estado presenciando una revista, su automóvil chocó contra un carromato y quedó destrozado, saliendo el Juque con algunas heridas graves. El más atrevido de los automovilistas regios es el duque de los Abruzzos, hijo de D. Amadeo de Saboya y primo del Rey de Italia. Hace seis años se dedicó al deporte automovilista con gran entusiasmo, y habiendo comprado un automóvil muy ligero, el conde Cotteletti le desafió á una carrera. Esta se celebró en Noviembre de 1902 entre Turín y Bolonia. El tiempo estaba húmedo, y el suelo resbaladizo. Cuando iba á cien kilómetros por hora, el automóvil del duque de los Abruzzos patinó en una curva muy brusca y fue á pegar contra una piedra kilométrica. Juzgúese como sería el golpe cuando la piedra salió volando y fue á parer á treinta metros. Por supuesto, el automóvil quedó hecho polvo, y fue un verdadero milagro que el duque saliese sin más avería que una lesión en una pierna. La primera vez que el Príncipe heredero de Grecia quiso guiar un automóvil estuvo á punto de matarse. Bajaba un camino en cuesta bastante rápida, cuando el vehículo se desvió á un lado y cayó en una cuneta de dos metros de profundidad. Cuando recogieron al Príncipe, estaba sin conocimiento y con la cara y el cuello llenos de heridas. Dos amigos que le acompañaban salieron también llenos de heridas y contusiones, y por si todo esto no era bastante, los caballos de un coche donde venía la esposa del Piincipe se espantaron al ver caer el automóvil y estuvieron á punto de despeñarse con el carruaje y su propietaria. De todos los reyes actuales, el primero que montó ea automóvil fue Leopoldo 6 Con un asan to sencillo, pe ro ingenioso y hábilmente tratado, ha compuesto Eduardo Montesinos una zarzuela titulada Las caletas, que obtuvo franco, y entusiasta éxito. El público celebró la gracia de las situaciones cómicas y aplaudió la partitura, original del maestro D. Emilio Borras, haciendo repetir todos los números, sobresaliendo una habanera, que cantó con mucha picardía la señorita Sanz. En la interpretación se distinguieron, además de la citada, la señora Alonso y las señoritas Melchor y Castañedo y los Sres Iñi go, Anas y Viñielga. La obra, en cuanto á su presentación, nada deja que desear. EATRO DE LA LATINA DOR LA CHELITO La Mañana, oía. rio de Caríageua, refiere que la otra noche se promovió un gran escándalo en el muelle de Alfonso XII. El origen de la bronca, mejor dicho, de la epopeya, fue el siguiente. Sospechando una linda joven recién casada que su esposo asistía á las sesiones glaucas de la conocida cupletista, se apostó cerca del cinematógrafo Petit Palais, y al ver salir á su esposo se arrojó sobre él como una fiera, y del bocado que le dio en las fosas nasales resultaron éstas como una etcétera vuelta al revés. El esposo, más silencioso que un fosfore de cartón, aconsejó á su costilla que vo siguiese la interviú. lUVENTUD, DIVINO TESORO Uv aay buen éxito ha estrenado la compañía de Lara, que actúa en San Sebastián, esta comedia, eu dos actos, de Martínez Sierra. Los periódicos de la bella Easo elogian las bellezas del diálogo. La comedia fue muy aplaudida é interpretada con mucho esmero. -F. LOS AUTOMÓVILES 11 n nuevo accidente de automóvil, que ha ocasionado heridas de consideración á tres personas, tenemos que registrar entre los sucesos de hoy. Muy temprano, á eso de las siete, salían esta mañana en un 35 caballos, y con objeto de probar el carruaje, su propietario el ex senador liberal D. Joaquín Santaniarina, eJ administrador de éste y un mecánico. Por la carretera del Norte se dirigieron los expedicionarios subiendo al puerto por el Guadarrama, cuando á escasa distancia del pueblo del mismo nombre, y sin que se sepa por qué causa, el automóvil volcó y las tres personas que lo ocupaban fueron despedidas á tierra con violencia. Los tres estaban heridos, y el Sr. Santa Marina gravemente, al parecer, se quejaba de fuertes dolores en una pierna. El chauffeur, herido también, pero levemente, se dirigió andando al pueblo de Guadarrama en busca de auxilios, y regresó á A CÁDIZ Próximamente saldrá para esta poco acompañado del médico y de una paJ- r- población, donde dará 50 fun- reja de la Guardia civil. El médico reconoció á lo ¡5 otros dos hericiones en el Teatro Cómico, la compañía cómico- lírica dirigida y formada por D. Mi- dos, y halló en tal estado al Sr. Santaniarina guel Soler y el maestro D. Rafael Cabás, en que allí mismo, en el lugar de la catástrofej la que figuran las primeras tiples Pepita le amputó la pierna que s e había fractuAlcacer y Concha Sarcia y los primeros ac- ras tores Ramón Peña y Lorenzo Sola. También atendió luego al chauffeur v al A primeros de Noviembre embarcará la administrador del Sr. SauUiuaima