Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 20 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN 4, PAG. 7. MINISTRO DE CAZA POn TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR BU GOS, I g, 3 T. JV compañado del general Sánchez l órnez, TM director de la Guardia civil, ha llegado el general Primo de Rivera, hospedándose en la Capitanía general. El ministro fue recibido á su llegada por los got ernadores civil y militar, jefe de Estado Mayor, presidente de la Audiencia y otras autoridades. Después de almorzar salió el marqués de Ustella, con el general Sánchez Gómez, para Arlanzón, donde se habrá verificado la primera cacería. Iw a plata de Irün. í Con el gobernador del Banco de España, Sr. Sánchez Guerra, se reunirán esta tarde, á las tres y media, en su residencia, el delegado de Hacienda y el direetor de esta sucursal, para cambiar impresiones y resolver lo que procede sobre el incidente de la Aduana de Irún. La partida de plata que allí fue detenida procedía de Navarra y vino por la línea de Francia para ser canjeada; aparece consignada á la agencia del Crédit Lyonnais. EL REY EN BILBAO POR TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PORTUQALETE, 19, 8 N, I as regatas. La segunda prueba de yates sonda Idasse empezó á las once de la mañana. Soplaba viento nordeste, á rachas. Los balandros tardaron unas dos horas en dar la vuelta al triángulo. POR TELÉFONO Embarcado en el Corzo, desde él presenDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ció el Rey esta parte de las regatas. Luego MIÉRCOLES, i g IO M. se trasladó al morro del muelle, donde estap l próximo viaje regio. En Palacio y en los centros oficiales ba el Jurado. Al Giralda volvió á las dos de la tarde, y aseguran que carecen de noticias de la salida próxima del Rey para la isla de Wight. almorzó á bordo. La ventaja en la primera vuelta la llevaSin embargo, creo poder asegurar que, como anuncié, el Rey regresara de Bilbao ba el Dónga, de San Sebastián; pero pronto el sábado, y no permanecerá aauí más de se le antepuso el balandro Mi suegra, siendo su delantera de unos cuatro minutos. dos días. La lucha que entre ambos se entabló fue Saldrá, probablemente, el lunes para Inglaterra, á fin de recoger á su augusta es- empeñada, pues en la segunda se le puso delante otra vez el Loriga, por haberse deposa. También se asegura oficialmente que ¡se tenido el segundo citado para recoger al desconoce la forma en que el Rey hará el tripulante Sr. Prado, que al hacer el balanviaje, pero creo será en el Giralda, pues ape- dro una maniobra cayó al agua. nas regrese de Bilbao se harán los oportup l fallo. nos preparativos. El fallo del Jurado ha sido el siguiente: iy I ister Arrow. Primero: Loriga, del Sr. Pardiñas, de San El jefe de la Policía especial de Bar- Sebastián, que tardó tres horas, treinta y un celona, Mr. Arrow, llegó aquí el 10 del ac- minutos y áos segundos. tual, hospedándose en el Hotel Continental, Segundo: Mi suegra, de D. Juan Zabala, donde continúa. de Bilbao. Tiempo, tres horas, treinta y dos No se ha ausentado de San Sebastián, á minutos y seis segundos. pesar de crffft to se había dicho, pues ha alTercero: Chistillo, del Sr. Chávarri, de Bilmorzado y comido diariamente en aquel bao. Tiempo, tres horas, treinta y nueve hotel. minutos y ocho segundos. Cuarto: Paposte, de los Sres. Echeguren é rco del Valle. El inspector de los Reales Palacios, Se- Ibarra, de San Sebastián. Tiempo, tres hoñor Zarco del Valle, regresará el 22 de Ma- ras, cincuenta y dos minutos y veinte sedrid y La Granja, adonde fue á inspeccio- gundos Quinto: Chirla, de D. Víctor Chávarri, de nar las obras que se están realizando en Bilbao. aquellos Reales Palacios. Siguieron por orden Isabelita, Zape, Miau, ÚlEliES, JO, 2 T, Mouriscot. El balandro del Rey, Zape, iba p l paseo de la Rema. patroneado por el comandante del Giralda, Esta mañana, á las diez y media, salió Sr. Barriere. doña María Cristina con la marquesa de Mañana se disputarás la prueba, en la Navarras y llegó hasta la caseta real de tercera y definitiva vuelta, el Ese II y Loribaños. ga, clasificados, respectivamente, ayer y hoy En la escampavía Guipuzcoana embarca- en los primeros puestos. ron allí la augusta señora y su dama, interA ccidente. nándose en el mar y volviendo á tierra una El Sr. Tutou, que iba en un balandro, tora después. para evitar rozase la embarcación con otra ü n seguida, se dirigió á Miramar. 3 e se le venía encima, puso el pie en la A udiendas palatinas. liorda y tuvo la desgracia de tropezar con? Al mediodía fueron recibidos en au- un cable metálico que le hirió en los dedos diencia por la Reina madre el gobernador de diche pie. tivi el alcalde y el delegado de Hacienda. Fue asistido en el Sporting. El golpe fue dolorosísímo y el Sr. Tutou p l regreso ae Maura. Se cree que el presidente del Consejo sufrió un desvanecimiento. que se aloja, le Trasladado la fonda ÜO regresará antes de pasado mañana, y se fue practicadaá otra cura. en Por fortuna, detendrá en esta capital para hablar con el médicos opinan que no ofrece gravedad los alMonarca antes que S. M. emprenda su via- guna. je á Inglaterra. Las autoridades, sin embargo, dicen no se Danquete en el Giralda. Sabe dónde se halla el jefe del Gobierno, ni Al banquete dado por el Rey esta mañana á bordo del Giralda dejaron de asistir cuándo vuelve. los señores conde de Zubiria é Ibarra, que habían marchado á Madrid con objeto de pTn el bulevar. En el centro del día ba estado anima- firmar la escritura de fundación de la Sodísimo el bulevar. Hoy, como iueves, ha ciedad con la casa inglesa Wikens para todado allí un concierto la banda del Muni- mar parte en el concurso para la constricción de la escuadra. cipio. LA CORTE EN SAN SEBASTIAN El Rey los invitará á almorzar el próximo sábado, en unión de las autoridades viz caínas. Al banquete de hoy asistieron el infante D. Luis, los senadores D. Pablo Alzóla, don Martín Zavala, D. Tomás Allende y D. Federico Echevarría; los diputados á Cortes señores marqués de Casa Torres, Gándaras, Echevarría, el conde de Grove, el Sr, Díaz de Rivera y el Dr. Alabern, Durante la comida, el Rey hizo numerosas preguntas, interesándose por los asuntos de Vizcaya, y dejó entrever que el próximo domingo marcharía á San Sebastián y desde allí á la isla de Vigth, para regresar á San Sebastián el día 2 de Septiembre. Terminado el almuerzo regresaron á tierra los representantes vizcaínos. Poco después desembarcó el Rey, y ea automóvil, acompañado de su séquito y de las autoridades, marchó al pueblo de Abadiano para visitar el caserío modelo que allí tiene la Diputación. El viaje se hizo bajo un sol abrasador, con un calor horrible. El Rey confesó que jamás le había seuti do tan intenso. En todos los pueblos del tránsito las casas estaban engalanadas y los vecinos esperando el paso del Monarca con cohetes y bandas de música. En Amorebieta y Durango aguardaba fuera de la entrada del puerto el Ayuntamiento en pleno con la banda municipal, que ejecutó la Marcha Real. Los alrededores de Abadiano presentaban un aspecto muy pintoresco. A la entrada del caserío se había colocado un arco de follaje con una inscripción en la que se leía: Vizcaya Desde el arco hasta los jardines del caserío erguíanse mástiles con gallardetes, escudos y banderas. Él balcón de la sala de juntas se había adornado con colgaduras de los colores nacionales con los escudos de Bilbao y de los distritos de la provincia, coronados todos por un gran escudo de Vizcaya, y bajo el alero del tejado se veía esta inscripción: ¡Viva Alfonso XIII, el mejor agricultor de España! En los soportales del caserío se hallaban expuestas las máquinas agrícolas, el reglamento interior de la Granja y diplomas alcanzados en la Exposición de Madrid; dentro, fotografías del ganado presentado á concurso, planos del caserío, una notable colección de plantas, y en la sección de ganadería, unos cien ejemplares de ganado vacuno, de cerda y aves de corral. Aguardaba la llegada del Rey el presidente de la Diputación, Sr. Salazar; los diputados Sres. Urizar, Sampelayo, Olabarrieta, Llano, Vidaechea y León, el director de la sección de Agricultura, Sr. Lanea; el Ayuntamiento de Abadiano en masa, con bandera; el diputado por Madrid Sr. Prast, y el marqués de Valdeiglesias. El alcalde de Abadiano, que vestía traja de americana, acercóse con la boina en la mano á dar á S. M. la bienvenida. Don Alfonso recorrió detenidamente todas las dependencias, hizo numerosas preguntas y pidió explicaciones, asombrando á todos, incluso á los técnicos, por la profundidad de su conocimiento en el asunto, y felicitando con gran entusiasmo á la Diputación. Después, en la sala de juntas, se sirvió un lunch, y luego, volviendo á tomar los automóviles, regresaron todos á Bilbao en medio de calurosas ovaciones. oncurso hípico. S. M. regresó de Abadiano á las siete de la tarde. Directamente se dirigió al concurso hípico para presenciar las pruebas de la copa ofrecida por él. El resultado de la prueba ha sido el siguiente: